Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
¿Quién te crees que sos? Artículo

¿Quién te crees que sos? Artículo

¿Sabes que cada vez que seas capaz de estar despierto, aprendes a crear tus  propias respuestas, para salirte del círculo de los hábitos, por una  exigencia de autenticidad? Dr Fabián Sorrentino.

Observa en la respuesta de tu ejercicio anterior: ¿cuáles son tus condicionamientos Internos (propios de tu ego-orgullo) y cuales los externos (propios de la oferta del mundo)?

Tu eres realmente tu mismo, en la medida que vives más tus cualidades que tus limitaciones. No hablamos de ser más bueno o más perfecto. Hablamos de superarnos. Ya que la única posibilidad que tenemos en el plano físico, es la superación continua.

condicio

Revisemos algunos conceptos que serán base y fundamento previo para abordar luego el Modelo de Educación Transformativa (MET).

condicio2

La Generación de Hábitos
Lo que provoca la superación no son los estímulos sino nuestra respuesta a ellos. La transformación no viene de afuera, sino acorde al nivel de conciencia con que respondemos a esas circunstancias.

Naturalmente hemos aprendido a tener respuestas condicionadas a los estímulos, por ejemplo: me tratan bien. respondo bien, me tratan mal, respondo mal. El resultado de vivir así me convierte en una especie de radio, un reflejo mecánico externo a mi.

Mis conductas surgen en base a las señales que recibo. En ningún momento estoy ejercitando mi libre albedrío, no elijo, soy elegido por los mensajes que observo/escucho del afuera, creyendo que ese proceso de observación y escucha es pasivo y que no soy responsable ni he participado de dicha construcción. Como No he aprendido a crear mi propia respuesta, la que surge está de acuerdo con el estímulo. Así es como me convierto en un simple eco del mundo exterior y vivo la vida como una radio, que solo reproduce la señal que recibe. Sin hacerme cargo que soy yo quién comanda la selección de canales, quién decide la frecuencia.
Si hoy sientes que estás viviendo tu vida es como una radio y no te gusta lo que escuchas, recuerda que sos vos mismo, quién está emitiendo.

Cuando vivimos así, nuestra vida se convierte en una lucha constante para buscar estímulos positivos y huir de los negativos. Porque éste es el único modo que entendemos, el único que comprendemos para vivir satisfactoriamente. Y a través del cual terminamos manipulando el exterior para alcanzar los fines que nos proponemos. En el futuro, recapitularemos este tema bajo el título: Los Dramas de Control.

Así pues, uno de los impedimentos para que seguir creciendo es que hemos ido aprendiendo a funcionar por hábitos adquiridos, por condicionamientos a los estímulos externos, en lugar de reflexionar responsablemente sobre el grado de construcción que aporta nuestro lenguaje, nuestras conductas y acciones.

Los Modelos Mentales
Hay otro factor básico que más allá de los hábitos se interpone en nuestro crecimiento, y es que el exterior me está imponiendo, desde niño, un modelo de comportamiento. El exterior “nos dice cómo hemos de ser y cómo no hemos de ser”. Este “como ser” va más allá de lo que en principio parece, porque nos dice lo que es correcto pensar y sentir. Este es un modelo interno que no solamente nos impone algo sino que nos juzga y condena de acuerdo con nuestro cumplimiento del modelo.

En la medida en que asumimos el modelo, lo exterior pasa a ser la norma; pasa a ser nuestra “fuente de significación posterior”, a través de la cual basaremos nuestras opiniones y juicios futuros.

Poniendo la sinceridad, la integridad (creer, sentir, pensar, decir y hacer en equilibrio), la libertad interior, y lo profundo, detrás de lo externo. Y en la medida que para ti sea más importante ser de acuerdo con un modelo externo, que ser profundamente más y más de ti mismo, en esta medida irás cercenado tu crecimiento personal.

No quiero decir que el exterior no pueda aportar modelos, sino que si valoramos y juzgamos en virtud del modelo acotado que adquirimos del mundo, hacemos del modelo un culto. Después de todo, te invito a que recuerdes que lo exterior es solo resultado de tu observador… ni tu ni yo poseemos la verdad revelada de los hechos. Así es que cuando, le damos valor de verdad a nuestros sentidos, terminamos viviendo una vida pobre y llena de reglas auto-impuestas.

¿Y para que solemos hacer esto?
Desde una mirada psicológica podríamos decir que muchas veces lo hacemos para responder a ese compromiso que alguna vez asumimos de niño, de ser buenos o para justificar nuestra conducta rebelde, permitiéndonos hacer cosas que nos dañan.

Esa forma de vida/respuesta en automático considera la creatividad como una impertinencia, como una desobediencia, en lugar de comprenderla como una de las claves para alcanzar la completitud y ser plataforma para el crecimiento de otros. Las respuestas automáticas (acorde a un modelo externo establecido) cercenan nuestra integridad. Dejamos de pensar, decir y hacer basados en el ejercicio de nuestro libre albedrío para comportarnos acorde a un modo adecuado. Valorando más el modo de ser, que el Ser mismo.

maitena1

El aceptar modelos puede ser hasta cierto punto necesario o útil de cara al comportamiento exterior, pero el problema es que yo no vivo esos modelos de cara al comportamiento exterior solamente, sino que me los creo y entonces los vivo en relación al vivirme a mí mismo. En una palabra, estoy identificado con los modelos, me confundo con el modelo. Entonces mi manera de relación con el otro se convierte en una guerra, en la que yo quiero tomar el control, cuando el otro es diferente de mi. Y cuando el otro me propone algo que está fuera de mi modelo, me resulta una amenaza.

Estos dos factores: el modelo impuesto desde afuera y los hábitos o conductas limitantes, son los dos factores principales que están impidiendo que sigamos creciendo. Por eso, teniendo en nosotros la posibilidad de ser en plenitud, como seres únicos e irrepetibles que despliegan su capacidad de acción, generalmente estamos viviendo una frustración encarnada.

condicio3

Extracto del Paper de la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red: del Dr Fabián Sorrentino. Copyright 1995-2016

Nota Relacionada:

¿Cómo se Forma el Modelo Mental?

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Quién te crees que sos? Ejercicio | Fundación Sonría - […] ¿Quién te crees que sos? Artículo […]

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.