Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Cuando sonreír es la mejor idea

Cuando sonreír es la mejor idea

Sonreír hace que un empleado aumente su productividad en un 31%, según los experimentos de Shawn Achor, director de Good Think, realizados entre los empleados de una de las multinacionales más importantes del mundo, KPMG.

Y es que cada vez es más frecuente el tema de estudio sobre la felicidad y los empleados y los beneficios que reporta tanto para los trabajadores como para las empresas, porque una persona motivada trabaja mejor y en sintonía con los valores de su compañía.

Si echamos un vistazo a los resultados obtenidos en la IV Encuesta de Adecco La Felicidad en el Trabajo, los encuestados consideran que “poder disfrutar del trabajo que desempeñan” es la motivación principal que les guía por el camino de la felicidad, y lo es para el 39,30% de la población activa. En segundo lugar le sigue el buen ambiente y el compañerismo para el 17,61% y en tercer lugar el salario y las mejoras laborales para un 13,30%.

Disfrutar del trabajo, el ambiente entre compañeros y el salario son las principales motivaciones para los empleados.

Además para el 83,1% de las personas encuestadas, poder desarrollar su potencial en un trabajo vocacional aumentaría su satisfacción laboral.

Los resultados obtenidos gracias al esfuerzo y dedicación de un empleado motivado, sin lugar a dudas se verán reflejados en la cuenta de resultados de una compañía. En consecuencia, ya son numerosas las empresas que comienzan a desarrollar e invertir en programas que potencien una “cultura de sonrisas” entre sus plantillas. ¿Qué es exactamente una cultura de sonrisas? Se trata de la implementación de diversas iniciativas que mejoren el ambiente del trabajoRos Megíasconsultora en Marketing Sanitario en Brand&Health nos explica que:

  • Una empresa positiva atrae a mejores candidatos y retiene a su plantilla actual con mucha más facilidad. De hecho, se calcula que la tasa de rotación voluntaria de empleados en las 100 empresas reconocidas como las mejores del mundo, es un 65% menor que la que se da en empresas del sector que no invierten en mantener una “Cultura de Sonrisas” en el trabajo. Esto les supone menores costes de búsqueda y contratación de nuevos empleados, costes de transición, y la pérdida de empleados con talento y muy capacitados en su profesión.
  • Por otro lado, una “Cultura de Sonrisas” refuerza la buena reputación de la marca. Si el empleado no se siente satisfecho en su puesto de trabajo, ese descontento va a difundirse por las redes sociales rápidamente. Por el contrario, el empleado que disfruta yendo al trabajo cada día se convierte en el mejor embajador para la empresa.

Pero, ¿cómo se consiguen empleados felices? La capacidad de los líderes por conseguir equipos unidos trabajando en un fin común, en base a una cultura de colaboración entre empleados será fundamental para extraer lo mejor de cada uno y en consecuencia, ser empresas rentables y productivas.

10 ideas para crear una cultura de sonrisas en el trabajo

Los empleados de hoy en día buscamos mayor autonomía en nuestros puestos de trabajo, que nuestros líderes confíen en nuestro potencial y que a la vez sepan identificarlo y extraerlo. Por ello, los líderes de hoy no son necesariamente los que más conocimientos deben acaparar, sino que deben desarrollar otro tipo de habilidades para potenciar el talento de cada uno de los miembros de su equipo.

Megías nos sugiere algunas recomendaciones a poner en marcha:

#Idea 1 Dales voz.

Escúchales, implementa sus ideas, dales el reconocimiento que ellos y su trabajo se merecen.

#Idea 2 Recompénsales justamente.

Para construir una cultura basada en la felicidad, los fundamentos de la confianza tienen que estar en su sitio, y eso significa una remuneración razonable.

#Idea 3 Reconoce y recompensa.

Y no solo en términos monetarios. Tus empleados quieren sentirse valorados. Si no sabes cómo les gustaría ser recompensados, pregúntaselo.

#Idea 4 Ofrece oportunidades de mejora y progresión.

La mayoría de tus empleados quieren saber que tienen posibilidades de avanzar. En tu caso, ¿saben cuál es el camino a seguir? ¿Se lo has indicado claramente? Si no es así, muéstraselo.

#Idea 5 Evita los títulos pomposos, y cámbialos por algo más divertido.

Esos títulos ostentosos de hoy en día, lo único que consiguen es marcar diferencias entre tus empleados y fomentar la competencia interna. ¿Qué tal algo como “Directora de Primeras Impresiones” para tu recepcionista?

Evita los títulos pomposos, y cámbialos por algo mucho más divertido.

#Idea 6 Introduce ocasionalmente la diversión en tu lugar de trabajo.

Cuelga fotos del equipo, organiza eventos divertidos (¡no tienes por qué arruinarte!), e invita a sus familias a los eventos.

#Idea 7 Predica con el ejemplo.

No esperas que los otros se sientan felices si tú no sales de tu oficina y no dibujas una sonrisa en tu rostro en todo el día. Demuestra tu felicidad.

#Idea 8 Envía notas escritas a mano.

Demuestra tu agradecimiento por escrito y envíales esa nota a casa. Verás lo felices que se sienten.

#Idea 9 Crea tradiciones.

No se trata de invitar a unas cuantas rondas un viernes por la tarde. Para crear una “Cultura de Sonrisas” necesitas comprometerte a largo plazo.

#Idea 10 Ábreles tu corazón.

Puedes mostrarte vulnerable. Comparte tus éxitos y fracasos Que sepan que viajáis juntos.

Fuente Original: Jorge Reynoso de Womenalia.

 

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.