Pages Menu
RssFacebook
¿Cuán Orgulloso estás con tu Vida?

¿Cuán Orgulloso estás con tu Vida?

El ego y la correspondiente autoestima son el núcleo principal alrededor del cual orbita cada aspecto de nuestras vidas, declara el Dr Fabián Sorrentino en el Manual del Mentor.

El nivel de bienestar que somos capaces de experimentar, el éxito que manifestamos, cuan funcionales son nuestras relaciones, la creatividad que nos permitimos expresar, los logros que somos capaces de actualizar, y tantos otros aspectos de nuestra vida, están intrínsecamente ligados a ellos...

Desde que salimos del vientre de nuestra madre nos sentimos desprotegidos. Entonces vamos en busca de amor y atención… ¿cómo lo conseguimos? adaptándonos al entorno, aprendiendo las reglas del juego lo más rápidamente posible.

En ese juego, algunos se dan cuenta que consiguen llamar la atención llorando, otros riendo, otros siendo buenos, otros siendo malos…

El ego, es la parte de nuestra personalidad que hemos construido para obtener amor y atención de los demás. El patrón que adoptamos desde niños y seguimos como pauta toda nuestra vida. Ese patrón esta construído por los siguientes aspectos: el-ego
En lo más profundo de nuestro ser existe esa imagen de nosotros que hemos creado, aunque no estemos plenamente conscientes de ello, ella refleja lo que nos hemos forjado de quienes somos como personas, y cuan valiosos somos con respecto a otros. Esta entidad, formada por las etiquetas que hemos recibido desde niños, pretenderá reemplazar la identidad de nuestro ser interior.

Se corresponda o no con la realidad, esta imagen es nuestro punto de referencia con respecto al mundo que nos rodea, es nuestra base de liderazgo personal a través de la cual tomamos las decisiones que afectan a otros, y nuestra guía para todo lo relacionado con nuestro diario gestionar.

Esa imágen: nos construye o nos tiene.

miles

De imágenes erronea de nosotros mismos provienen todos los sentimientos y actitudes destructivas

Esas actitudes destructivas son: La Soberbia, la Rebeldía, la Altivez y la Altanería, el Mal Genio, los Celos y la Envidia, el Rencor, la Resignación, el Narcisismo, la Arrogancia, la Fanfarronería, la Vanidad, la Lujuria, la Mentira, el Engreimiento, Petulancia o Presuntuosidad, el Capricho, la Crítica, la Manipulación, el Condicionamiento, la Ridiculez, la insatisfacción, la Burla, la Humillación, la Vergüenza y la Obsesión, entre otras.

Aunque varias de ellas se encuentran emparentadas y rara vez se dan solas, le recomiendo “clickear” en cada una, para aprender a distinguirlas.

¿Hay alguna actitud destructiva que sea necesario agregar y distinguir en esta lista? Si la has encontrado te pido que la compartas como respuesta a este Post.

Cada una de estas actitudes, que se traducen en conductas, actúan como virus, minando nuestro sistema de relaciones y haciendo estragos a cada paso… en la medida que podamos distinguirlas tomaremos conciencia de cuán comprometida está nuestra vida con ellas.

Bernardo Stamateas se pregunta: ¿Por qué son tóxicas?: Uno tiende a pasar mucho tiempo tratando de complacerlos. Suelen exigir de los demas tiempo y energía obligándote a sacrificar sus propias necesidades.

todos

Para el diccionario: el orgullo (del francés orgueil y el catalán orgull), es un sentimiento de valoración exsacervado hacia nuestra persona o hacia una relación que queremos.

En este sentido (al orgullo) se lo ve como petulancia o engreimiento, pero en realidad es el centro de todas las manifestaciones expresadas en el siguiente gráfico:

mapa

Lo contrario al orgullo, en el sentido que venimos planteando, sería la modestia y el recato.

El Orgullo se mete en todas partes
Y adopta diferentes disfraces. Si lo buscamos dentro nuestro, lo hallaremos respecto de lo personal, lo familiar, lo profesional, lo laboral y lo social… en todos los casos representa una autoafirmación exagerada sobre nuestras cualidades personales, la educación entregada a nuestros hijos, el funcionamiento de un hogar que calza con nuestras expectativas, lo que he creado con mi trabajo, o alcanzado con mi carrera…

orgulo1

Representa una creencia de que todo lo que poseemos es superior, que se es capaz de superar todo lo que digan o hagan los demás, o de superar los prejuicios. Es una actitud que incita a las personas a valorarse demasiado, creyéndose capaces de hacer cualquier cosa por encima de los demás e incluso de sus propias capacidades, de las circunstancias o mejor dicho los contratiempos que se presenten. Esta idea deriva directamente en que el orgulloso pone en detrimento a las demás personas, debido a que piensa que sus capacidades o que su valor no se equiparan al suyo, por lo que se lo considera sobervio y arrogante.

soberbia1

La Verguenza será tratada en un artículo aparte. Lo importante para comprender en esta etapa es que es una forma disfuncional de acallar la Soberbia. Una expresión pasiva del Orgullo.

El principal matiz que distingue al Orgullo y la Vergüenza, del resto de las manifestaciones citadas, es que muchas veces resultan disimulables, e incluso apreciadas, cuando surgen de causas nobles o virtudes, mientras que el resto se las observa basadas en la satisfacción de la propia vanidad, del yo o ego.

El orgullo nos empobrece, llevándonos por un camino de conductas disfuncionales, alejandonos de las relaciones y despertando competencia en quienes nos rodean. Su contrapartida, en todos los casos es una actitud genuina de humildad.

gayEl Orgullo Social
Puede entenderse como la autoafirmación y reivindicación de lo que somos, respecto del grupo o colectivo al que pertenecemos…
En este sentido, hablamos de un orgullo nacional (por pertenecer a un país o equipo), un orgullo racial (black pride), un orgullo LGBT (de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), etc.

En la filosofía objetivista de Ayn Rand, el orgullo se muestra como una de las tres virtudes principales y se define como estima apropiada de sí mismo que proviene de la ambición moral de vivir en plena consistencia con valores personales racionales.

Nuestra mirada es diametralmente opuesta a la anterior. Lo consideramos una carencia de autoestima que aparece manifiesta cuando necesito poner condimentos en una identidad personal que ha sido devaluada.

Con esto no busco negar la oportunidad de celebrar y manifestarn abiertamente lo que elegimos ser. Este ese es un derecho universal ganado. Solo distinguir que todo acto de expresión del orgullo, (sea cual fuere) esconde detrás una invalidación a la que necesitamos prestar atención.

novia
Algunos ejemplos del orgullo en nuestra vida cotidiana:

⃞ Un marido que interrumpe a su esposa —o viceversa— y no escucha lo que le dice, como si sus propias opiniones fueran las únicas que merecen ser tenidas en cuenta.

⃞ Una madre que no quiere corregir a su hijo por temor a perder el afecto del niño.

⃞ Un marido que llega tarde a cenar y no avisa porque es él el protagonista del hogar.

⃞ Un hijo consentido que casi nunca ayuda en nada y se queja constantemente de todo.

⃞ Estás dando vueltas en busca de aparcamiento en el centro de la ciudad, cuando alguien te corta el paso y ocupa el espacio libre que tenías delante. Te pones furioso, le increpas, te embarga una ira desproporcionada.

⃞ Llegas a la oficina y entregas a tu secretaria el trabajo bruscamente y le das órdenes de forma desconsiderada y altiva, sin dar las gracias ni mostrarte amable.

⃞ Eres médico o abogado, y un cliente acude a ti con un problema, y resulta ser un poco premioso, y te impacientas con él y le apabullas con la jerga médica o jurídica.

⃞ Estás en la cola, a la espera de hacer una compra, y a una anciana que tienes delante le resulta difícil contar el dinero; te mueves con impaciencia y suspiras sonoramente con exasperación.

⃞ En la medida en que tú erradiques el orgullo de tu vida, desaparecerá de la familia y tendrá menos arraigo en tu hijo adolescente. Piensa que en una gran parte de esos ejemplos los hijos son espectadores, y es entonces cuando van formando sus criterios de conducta.

⃞ No te estoy hablando simplemente de cuidar los modales. Piensa en cuál es tu forma de pensar acerca de ti y de los demás:

⃞ Cada vez que actúas con superioridad o humillante condescendencia para con los demás, has caído en el orgullo.

⃞ Cuando increpas a un conductor un poco torpe, criticas a tu cónyuge o tratas a un camarero como si fuera un esclavo, agredes la dignidad de alguien que la merece toda.

⃞ Cuando parece que disfrutas diciendo que no, porque así te das aires de mucho mando, o cuando produces actitudes serviles ante ti, degradas a esas personas y te degradas a ti mismo.

⃞ Cuando —quizá incluso siendo pacifista— te olvidas de la paz en tu vida cotidiana, y resulta que eres peleón y encizañador en tu trabajo, intolerante con tu marido o tu mujer, excesivamente duro con tus hijos, despectivo con tu suegra, o áspero con tu portero y tus vecinos, entonces demuestras que ninguna de tus teorías para la paz del mundo tiene sitio en tu propia casa.

pena-camaEn la medida de que nuestro nivel de conciencia aumenta las manifestaciones del orgullo tienden a ser menos destructivas o negativas. Sin embargo recordemos que todas las manifestaciones citadas provienen de la misma raíz.

Del Poder aprendí a no pisar a la gente cuando voy subiendo en la escalera de la conciencia, ya que será la misma escalera en que nos encontraremos cuando vayamos bajando…

¿Cómo y cuando se dan estas manifestaciones?

orgullo-met¿Qué actitudes podemos transformar con la asistencia de un mentor?
En el Modelo MƐT® (metodología utilizada en nuestra organización), nos transformamos al transitar cada uno de los niveles.

0 En el Nivel 0: Declaramos Basta a la Vergüenza y las Mentiras, Ocultar los Malos Hábitos y disfunciones de la Personalidad.

1 En el Nivel 1: Cambiamos la Crítica y la Rebeldía por Actos de Compromiso.

2 En el Nivel 2: Transformamos nuestro Autoritarismo y Altivez en Diálogos Sinceros.

3 En el Nivel 3: Dejamos atrás la Petulancia y la Presuntuosidad, enfocándonos en los Valores.

4 En el Nivel 4: Cambiamos nuestra Envidia por la Apreciatividad Proactiva.

5 en el Nivel 5: Abandonamos nuestro Engreimiento y Arrogancia por Adhiriendo a un Equipo.

6 En el Nivel 6: Subyugamos nuestra Vanidad y Soberbia, Entregándonos al Servicio.

7 En el Nivel 7: Trascendemos la Lujuria y la Fastuosidad enfocando en la Innovación Sustentable.

Esta nota forma parte de una serie de artículos ofrecidos en la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red. Y que forman parte del Manual del Mentor del Dr Fabián Sorrentino.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.