Estado emocional de la familia de la depresión, lo que representa en general pérdida de energía, siendo lo particular que sinónimos de abatir son derribar, pisotear, hundir, desesperanzar, e incluso aniquilar, o sea, sentirse casi muerto. Por otro lado, abatir es a-batir, donde el “a” actúa como prefijo de negación, lo que significa que no está batido -o sea, no está agitado, activo, energético o vivo- sino quieto, pasivo, en el extremo, muerto.

La palabra “abatir” viene del latín abbatuere y significa “derribar, echar por tierra”. Sus componentes léxicos son: el prefijo ad- (hacia) y battuere (golpear). Ver: prefijos, otras raíces latinas, batir, batería y también batuta.

En el ámbito militar, se llama abatida a un atrincheramiento hecho con árboles enteros que se cortan por el pie y se amontonan unos sobre otros con las ramos hacia afuera.(o puede ser que perdiste el ánimo o de podría decir en otras palabras que no se enfade el acudiente)

Si hubiese bastante número y tiempo para derribar los necesarios se pueden poner algunos, atravesados para mejor entrelazar las ramas de los unos con los otros, haciendo la separación más difícil y un abrigo más seguro y más elevado con los troncos transversales; cuyo peso sirve también para asegurar los que están debajo.

El el ámbito militar

Si el caso no permite dar este atrincheramiento la solidez de que es susceptible, no se hace más que amontonar los árboles; pero cuando hay lugar se ponen primero grandes troncos o vigas tendidos a lo largo, se hacen en ellos mortajas a muescas muy inmediatas y se colocan allí los árboles atándolos uno a otro con ramas flexibles o cuerdas sujetas a estacas, bien metidas y firmes en la tierra; o si la abatida no es de mucha extensión, con ramas retorcidas o cadenas de hierro.

Se ordenan y entrelazan sus ramas, se las corta en pinta sin deshojarlas, quitando solamente las más chicas que impidan de ver al enemigo; se hace detrás, una trinchera o pequeño foso, cuya tierra; puede echarse entre los troncos y encima, para mejor asegurarlos; pues arrojada al otro lado sería inútil. Este foso destinado solamente a poner el soldado un poco más a cubierto, no debe ser ni muy hondo ni muy ancho: pues en general pie y media de profundidad , y dos de longitud son suficientes; bien que la primera debe arreglarse por elevación de las ramas.

Es conveniente que el soldado esté un poco bajo, porque de ordinario los tiros van altos y como el asaltante: no ve a cierta distancia a los que defienden por lo común horizontalnente. Se pueden entrelazar los árboles con espinos como Cesar dice que lo practicaban los Nervienses y como lo ejecutó él mismo para cubrir sus flancos contra los Morins, cuando los persiguió en sus bosques.

Fuentes: Wikipedia. Etimologías de Chile y Diccionario de Emociones, Actitudes y Conductas de la Universidad Bolivariana.