Las aceleradoras constituyen una ayuda importante al permitir llegar al mercado en menos tiempo. Esto en consecuencia aumenta considerablemente las posibilidades de éxito.
La primera aceleradora en España fue BBooster en Valencia, en 2011. En los últimos años se han sumado varios otros programas de aceleración, ubicados en las principales ciudades y regiones como Madrid, Barcelona y Canarias.

¿Qué son las aceleradoras?

Una aceleradora de startups es una institución cuyo objetivo principal es el de impulsar las primeras fases de una startup. Ayudan a estas nuevas empresas de base tecnológica a encontrar su espacio de trabajo, además de aportar un capital semilla inicial que les permita ver la viabilidad de la idea y su modelo de negocio en un breve período de tiempo.

A diferencia de las Incubadoras, las aceleradoras de startups solo invierten en aquellas startups que están en pleno desarrollo, ayudándolas a través de procesos de mentoring y asesoramiento. Las incubadoras acompañan a las startups durante un período de tiempo limitado hasta que consiguen obtener los primeros beneficios y estas despegan.

¿Cómo funcionan las aceleradoras?

Las aceleradoras abren varias convocatorias al año, con un proceso de selección muy exigente. Aceptan un numero limitado de proyectos, que suele oscilar entre 10 y 15.
En cambio, ofrecen un entorno, en el que la start up cuenta con un grupo de expertos para acompañarla durante un tiempo determinado con el fin de crecer y pasar a la siguiente fase del ciclo empresarial.

Se seleccionan aquellas start up que ya cuenten con un equipo, un producto y que estén facturando.

Las start up pasan por un proceso previo de selección (consulta el proceso de selección aquí) antes de acceder a un programa de aceleración. De duración limitada, de un fin de semana, una semana o unos pocos meses, presentan su idea, compiten con otras start up y trabajan en los pasos necesarios para el crecimiento.

¿En que consiste su trabajo?

El principal reclamo de las aceleradoras para atraer nuevas startups es la inversión de capital inicial. Estas empresas aportan un capital semilla en cantidades bajas a cambio de compartir los beneficios que dicha startup genere.

Otro atractivo de las aceleradoras son los mentores. Estas figuras son el principal apoyo del que disponen las startups para poder desarrollar sus propuestas y dar vida a su modelo de negocio. De la mano de profesionales, pondrán en práctica las actividades de empresa y recibirán formación sobre las posibles mejoras que se puedan implementar.

Además de estos factores, la ventaja de formar parte de una aceleradora es la amplia red de contactosde la que puedes disponer; no solo a nivel de mentoring, sino para presentarte a futuros inversores.

El programa de aceleración cuenta con asesoramiento por emprendedores con experiencia y expertos en materias
• Tecnológicas (enlace a Dev&Tech)
• Marketing
• Finanzas
La start up debe completar como mínimo, la validación de su modelo de negocio, generar ingresos y el diseño de su motor de crecimiento

A diferencia de las incubadoras, este tiempo dedicado a la selección y preparación de la start up es mucho más acelerada.
Hay diferentes tipos de aceleradoras según las características y necesidades de un proyecto emprendedor.

Costos del Programa de Aceleración

Los servicios prestados durante el programa de aceleración suelen costar a los emprendedores un porcentaje del capital de su empresa, que oscila entre el 3 y el 15%. Además, algunas aceleradoras cobran un coste adicional entre 500 y 1.000€.
Hay programas de aceleración gratuitos, como la semana de aceleración #MAW. La Mentor Acelera Week cuenta con expertos del sector que apoyan este programa de forma gratuita.

Saber más sobre la MAW

Aceleradoras Verticales

Las aceleradoras verticales están centradas en empresas de un mismo sector. Esto permite a las personas emprendedoras contar con expertos que conozcan muy bien su sector elegida y las dificultades específicas, pero también las oportunidades que está les puede brindar.
Así las start up pueden
• acortar el tiempo de desarrollo del MVP, producto mínimo viable
• conocer otros proyectos del sector
descubrir nuevos posibles clientes
• validar su proyecto en el mercado
• llevar acabo los ajustes necesarios

Aceleradoras Públicas

Las aceleradoras pueden ser tanto de carácter público como privado. Los organismos públicos pueden impulsar aceleradoras para promover los proyectos de emprendimiento de sectores estratégicos para la región.
Estas no suelen ser tan exigentes que, con la rentabilidad del propio proyecto, ya que están más centradas en la rentabilidad global de su región.

¿Cómo elegir una aceleradora?

Lo que se recomienda a las startups es apostar por Aceleradoras que hayan tenido casos de éxito; no obstante, el hecho de que una aceleradora sea grande, no garantiza el éxito para tu proyecto. La búsqueda de aceleradoras especializadas en tu sector será beneficioso a la hora de conocer asesores e inversores que puedan interesarse por tu proyecto.

A la hora de escoger una aceleradora para tu startup, y que esta te escoja a tí no solo cuenta el proyecto que presentes, también el equipo que lo integra. Rodéate de profesionales que defiendan tu modelo de negocio, de tal modo que atraiga el interés de aceleradoras e inversores en un futuro.

Ejemplos de algunas aceleradoras

  • Seedrocket. La primera aceleradora española centrada en empresas de base tecnológica (TIC). Su metodología y asesoramiento es práctico, rodeandose de profesionales del sector; además ha sido la impulsora de las startups de éxito Offerum, Kantox o Glamourum entre muchas otras.
  • Lanzadera. Esta aceleradora valenciana impulsada por Juan Roig con el objetivo de apoyar a líderes emprendedores en la creación de empresas eficientes.
  • Conector. Con sede en Madrid y Barcelona, la empresa liderada por Carlos Blanco y Risto Mejide entre otros, apuesta por un modelo de inversión rentable y atractivo para las startups, con formación técnica (en especial ligada a sectores como el entretenimiento o internet) y construyendo una red sólida de contactos entre profesionales del sector y empresarios.
  • NuclioEs una aceleradora especializada en sectores y canales en los que todavía es posible innovar, con capacidad de crecimiento rápido y con posibilidades para el mercado internacional. Su metodología se centra principalmente en el trabajo en equipo o  “ideal team”.
  • Wayra. La aceleradora perteneciente a telefónica, está presente en numerosos países del mundo, creando una red de contactos atractiva para todas aquellas startups que quieran dar el gran salto. Mentores y servicios especializados son su principal reclamo, al igual que querer ir mucho más allá en el proceso de aceleración.
  • Cuatrecasas. esta aceleradora cuenta con una firma de abogados con presencia en 12 países en Europa, América, Asia y África. Su gran conocimiento y experiencia en el sector legal ha conseguido consolidación en este campo como aceleradora.
  • Otras aceleradoras a nivel internacional son YCombinator, cuyo reclamo es su modelo de inversión inicial en el que apuestan por una cantidad de 120.000$ para distintas startups. Su objetivo, que todas ellas culmine el día de la presentación ante inversores para hacer despegar las futuras compañías. Por otro lado podemos ver a Techstars, la segunda aceleradora estadounidense más importante o Angelad, que escoge 12 startups con las que trabaja a lo largo de 10 semanas impulsando sus proyectos. En Sudamérica despuntan 21212, que busca promocionar todas aquellas startups de Brasil y alrededores con sus socios en Nueva York o Startuprio, centrada en empresas de base tecnológica e innovación social que entran en una fase de aceleración a lo largo de 4 meses.

Escuelas de Negocios

Además de las aceleradoras públicas, privadas y verticales también están las del sector educativo.
Las escuelas de negocio como Esade y IEBSchool cuentan con su propia aceleradora y red de Business Angels. Su foco esta en la conexión entre el alumnado y los equipos docentes como componentes de la start up.

¿Qué es el excubator?

El excubator es un nuevo modelo que nace con la idea de ayudar a las empresas a acelerar su crecimiento y lanzar hacia al éxito a negocios emergentes (startups) desde su fase inicial hasta su asentamiento en el mercado. Esta idea surge en Chicago para reunir varias claves que ayuden a las startups a comenzar: consultoría de inicio, levantamiento de capital, desarrollo de software, SEO, marketing en medios sociales y relaciones públicas.

Al igual que una incubadora, el excubator presta ayuda de forma holística, es decir, desde ayuda tecnológica, contabilidad o publicidad. La diferencia de estos modelos es que el excubator no tiene límites para acoger empresas, pero realiza estas tareas a cambio de una tasa acordada entre ambas partes, por lo que es necesario tener un grueso económico inicial que permita acogerse a este plan.

Otro inconveniente entre los programas de incubación o aceleración, es que el tiempo es limitado y en ocasiones las empresas no salen lo suficientes reforzadas para continuar por sí solas. El excubator funciona más a largo plazo, sin límites de tiempo y realizando un seguimiento hasta que la empresa lo desee.

Ventajas del excubator:

➡️ Apoyo adicional: estudios demuestran que algunas startups no consiguen desarrollarse en el mercado tras la fase de incubación. El excubator puede continuar el trabajo de la incubadora hasta que la empresa lo considere pudiendo establecerse de forma más segura.

➡️ Ahorro de tiempoeste modelo ofrece a disposición de una empresa nueva una gran variedad de servicios y experiencia dentro del sector que ayudarán a la empresa en sus comienzos.

➡️ Ahorro de dinero: al escoger todos los servicios integrados dentro de una misma empresa podemos negociar un precio más ajustado que si fueran varios proveedores.

➡️ Colaboración, experiencia y contactos: las excubadoras tiene varios clientes dentro del mismo sector con los que establecerán estrategias y prácticas colaborativas para estar en lo mejores puestos del mercado. Además nuestra empresa establecerá una serie de contactos de los que aprender y establecer acuerdos, que empezando de cero hubiera sido imposible conseguir.

➡️ Ubicación: el excubador no exige una ubicación inicial y se adapta donde los emprendedores quieran comenzar su negocio.

En estos momentos el modelo excubator es nuevo y está en pleno desarrollo, y aunque sus servicios no son gratuitos, presenta una gran alternativa para los negocios que se han quedado fuera de los servicios que ofrecen las incubadoras y aceleradoras.