Seguramente, tengo la sensación de estar constantemente “pinchado” o criticado por mi entorno inmediato. Y esto actúa sobre mí como si “me picasen constantemente”.

Cuando realmente algo me pica físicamente, esto activa el odio que he ido acumulando en mí en todas estas situaciones en que me sentía atacado.

Aprendo a ocupar el lugar que me corresponde y examino las medidas que hay que tomar para que la crítica disminuya en mi entorno y para que pueda desprenderme más de lo que los demás puedan pensar de mí.

La hipersensibilidad a veneno o saliva de insectos mediada por un mecanismo inmunitario se denomina alergia a veneno o saliva, como en el caso de la alergia al veneno de abeja. Se puede denominar alergia a veneno mediada por IgE si se quiere resaltar el papel de la IgE.

La gran cantidad de alérgeno de veneno existente en una sola picadura se puede comparar con años de inhalación de alérgenos del polen. Otras reacciones se agrupan bajo el término hipersensibilidad a veneno de insecto no alérgica.

¿Qué ocurre en la alergia a las picaduras de insecto?
Cuando una persona es alérgica a las picaduras de insecto, el sistema inmunitario de su organismo, que normalmente lucha contra las infecciones, reacciona de una forma desproporcionada a las proteínas que contiene el veneno de insecto. Y, cuando sufre una picadura de insecto, su cuerpo interpreta que esas proteínas son invasores nocivos.

Sígnos y síntomas:
El sistema inmunitario reacciona intentando por todos los medios hacer frente al invasor. Esto provoca una reacción alérgica, en la cual el organismo libera una serie de sustancias químicas, como la histamina. La liberación de estas sustancias puede hacer que los afectados presenten algunos de los siguientes síntomas: resuello o respiración sibilante (“pitos” al respirar), dificultad para respirar, tos, ronquera, opresión de garganta, dolor de estómago, vómitos, diarrea, ojos lloros, picor y/o hinchazón ocular, urticaria, granos o ronchas rojas, inflamación, disminución de la tensión arterial, que puede provocar mareos y/o pérdida de la conciencia.