Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Autoflagelación

Autoflagelación

Actitud hacia uno mismo que conlleva decirse cosas autodestructivas, tales como: soy un inútil, no sirvo para nada, no hago nada bien, nada me resulta, todo me sale mal, nunca cumplo, nunca me porto bien, nunca la satisfago. Cosas así se dice la persona que se autoflagela. Es lo contrario de la autoestima. Es aserruchase el piso, autobajonearse, autodestruirse.

Un picao de San Vicente de la Sonsierra autoflagelándose tras haber sido picado.

La autoflagelación es una práctica de autocastigo que consiste en golpearse uno mismo repetidas veces en su cuerpo con un instrumento llamado disciplina, para experimentar dolor, presente en algunos rituales ascéticos.

El término proviene de la palabra griega autos (de por sí) y la latina flagelación (huelga con violencia).

Era común en la Edad Media, entre la gente del clero o entre los fieles, infligirse dolor con el fin de fortalecer el espíritu y la vida interior.

Durante el siglo XIII, la autoflagelación colectiva hecha por las cofradías de los Disciplinantes se llamaba Devoción.

Tradicionalmente en el mundo católico se practica en ámbitos limitados, principalmente relacionados con fraternidades cuyos miembros, durante festivales religiosos especiales, marchan a una procesión.

En España, la cofradía de Disciplinantes mas famosa son Los Picaos de San Vicente de la Sonsierra.

A nivel personal y privado fue practicado en su tiempo por Ignacio de Loyola, luego por Josemaría Escrivá y aún por los afiliados del Opus Dei.

Existen algunas personas que al atravesar una crisis nerviosa o depresiva y no saben cómo salir adelante, se vuelven dependientes de la autoflagelación, ya sea con golpes o cortaduras en diferentes partes del cuerpo.

La flagelación fue utilizada en diferentes países y épocas, siendo Grecia y Roma los países donde la flagelación era la más atroz, golpeando a esclavos y criminales hasta matarlos. En cambio en la Iglesia Católica la flagelación era utilizada como penitencia.

Ahora, las personas, sobre todo los jóvenes no se golpean sino que se cortan la piel de las muñecas, brazos, piernas o abdomen, hasta hacerla sangrar, como un intento de aliviar el dolor personal, o interno que llevan.

Aunque para algunos resulte ser un tema antiguo e inmaduro, este hecho es de gran relevancia, puesto que no es una conducta común en las personas.

¿Por qué se cortan si saben que se están haciendo daño? Entender a este tipo de personas que practica la autoflagelación no es sencillo y es que entender los problemas de los demás resulta difícil si no sabes la forma y calidad de vida que esta persona ha tenido.

Muchos de ellos no han tenido una infancia saludable, teniendo que sobrevivir en un ambiente de destrucción, donde el egoísmo, alcoholismo,  drogas en la familia, y otras adicciones que van dañando la mentalidad del niño, el mismo que va creciendo con ese modelo de persona.

En cambio otros, tienen problemas de trastorno bipolar, son personas psicópatas, tienen conductas impulsivas, sufren de algún trauma, o en diversas ocasiones sufren de depresión.

Son diversos los factores que debemos saber para poder entender el porqué  estas personas se cortan la piel.

Sin embargo, si uno conoce a alguien que presenta alguna cortadura, es necesario demostrar nuestro apoyo, hablado con ellos acerca del tema. Muchas veces resulta un alivio el contar nuestros problemas o dolores con alguien de confianza.

También debes informarle que es de gran importancia la búsqueda de un profesional, para poder salir de esa situación que tarde o temprano puede recaer en un problema mucho mayor, el de la muerte.

Así como uno se puede volver dependiente de otra persona, tambien se puede llegar a depender de los cortes, al inicio se vuelve como un ipulso al no saber como afrontar sus problemas personales, pero poco a poco va convirtiendose en un habito, o dependencia, tanto así que un dia puede lastimarse demasiado llegando a cortar las venas sobre todo de las muñecas.

Fuentes: Wikipedia. Etimologías de Chile y Diccionario de Emociones, Actitudes y Conductas de la Universidad Bolivariana.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.