Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Biografía de Susanita

Biografía de Susanita

¿Quién es Susanita? junto con Manolito representa la parte de la naturaleza humana que menos queremos admitir. Su lado más oscuro es su cara ultraconservadora, racista y opuesta al progreso. Susanita es una “cotilla metomentodo” con concienciación de clase. Cree que todo lo que es diferente es malo. Su mayor aspiración en la vida es convertirse en una dama para reunirse a jugar al bridge con sus amigas y presumir de su marido. A pesar de todos sus defectos Susanita ha demostrado en más de una ocasión tener su corazoncito y ser una buena amiga.

Nombre y Edad: Susana Clotilde Chirusi. 6 años al 6 de junio de 1965 – Contó Quino: “Al principio el planteo de la historieta de Mafalda era simple. La nena elucubraba una pregunta y los padres le contestaban. Al final ella hacía su comentario. Al poco tiempo este recurso empezó a agotarse, entonces introduje a Susanita, que era una especie de mamá de Mafalda, en chiquito. A medida que se iban agotando estos recursos incluía nuevos personajes”.

Rasgos Físicos:  de estatura similar a la de Mafalda. Rubia y enrulada. Cuando sonríe posee una cara angelical y cuando enfurece sus ojos empequeñecen, al gritar, su boca se transforma en algo de dimensiones inmensas. Habla utilizando muchos gestos, y casi siempre, moviendo sus manos.

Album Familiar: varias veces aparece la madre de Susanita, quien es igual a su hija, tanto en la forma de pensar como físicamente (un tanto obesa). El padre trabaja como vendedor de una fábrica de embutidos. Aparentemente, tiene abuelos y una bisabuela de 83 años.

Características: Futura ama de casa. Amiga inseparable de Mafalda, la más controversial. Sus ideas hacen que repruebe los pensamientos y reflexiones de Mafalda. Por ej, para Susanita, el problema de la pobreza se solucionaría con tan sólo esconder a los pobres. Ella no se caracteriza por su sensibilidad social, la cual causa siempre problemas y peleas con Mafalda y el resto del grupo. Sin embargo sí admite actos solidarios con la intención de acallar su conciencia. Se preocupa por la imagen y la moda más que el resto del grupo. Su rivalidad con Manolito es destacable; Susanita siempre es la que empieza, la que busca problemas, su ego es muy alto. Muestra interés romántico en Felipe (el cual no le corresponde). Discriminativa, y en ocasiones altanera, su presencia llega en ocasiones a ser agobiante para el resto del grupo al grado de enfermar a los demás, aunque ella no lo percibe. El humor en torno a Susanita se basa en sus caprichos y malos predicamentos hacia sus amigos. Se puede decir que, para ella, todo ronda en torno al casamiento y a los hijos que vendrán.

Objetivo en la vida:  la meta más codiciada de Susanita, para cuando sea grande, es tener un marido, estar posicionada muy bien en la sociedad, ser madre y tener muchos hijitos (quiere que uno de ellos sea un renombrado médico), asumiendo el rol clásicamente asociado a la mujer doméstica. Esto contrasta fuertemente con la actitud de Mafalda, más intelectual y concientizada de la liberación de la mujer y de la igualdad entre los sexos. Susanita quiere ser una dama de la alta sociedad, tener una maravillosa y gran boda y que el esposo cuente con una inmejorable situación económica que le permita vivir para su hogar y las relaciones sociales. Sueña con jugar al brigde con las señoras de la clase alta.

Personalidad y Carácter es pedante, caprichosa, clasista, egoísta, perspicaz y pícara, lo cual la hacen cómicamente insoportable. Algo snob, no es más que el reflejo de su madre. Es algo ignorante, aunque no se de cuenta, porque rechaza todo aquello que no sea como ella lo piensa. Es muy egoísta (detesta compartir sus cosas), y excesivamente prejuiciosa. La realidad mundial, nacional y los movimientos de liberación de la mujer, que tanto preocupan a Mafalda, no le importan. Es chismosa a la máxima potencia y busca pleitos de vocación, pero hay que destacar su especial concepto de la amistad. Es, también, una enamorada incurable.

Es amiga de Mafalda y valora su amistad. Su mayor deseo en la vida es casarse con un hombre guapo y rico (nació para conquistar a su príncipe azul), tener muchos hijitos, ser de clase acomodada, y asumir el rol asociado a la clásica mujer doméstica. El destino del mundo “le importa un comino”. Es envidiosa, y no puede ver que Mafalda tenga algo (o sepa algo), que ella ya lo está deseando también.

Odios:  detesta las reflexiones de Mafalda. Los pobres le dan asco y piensa que son indigentes porque ellos lo desean. El simple hecho de pensar en Manolito la enferma, por lo bruto que es, y suele pelear con él todo el tiempo.

Gustos:  es chismosa (ella lo define como un hobby), por lo que le encanta enterarse de las cosas del resto de la gente. Le gusta, además, que le envidien sus pertenencias. Sus pasatiempos favoritos son jugar a la Mamá con Mafalda y representar situaciones propias de los mayores.

Las Declaraciones de Susanita

“No es cuestión de herir susceptibilidades, sino de matarlas.”

“Amo a la Humanidad, lo que me revienta es la gente.”

“Decime… ¿Qué puedo hacer con una personalidad tan interesante como la mía?”

“Y digo yo…¿Al hombre de tu prójima se lo puede desear?

“Mi esposo será alto, morocho y sin madre, y nunca nada se interpondrá entre nosotros.”

“¿Y los hijitos para cuando?”

“No creo que Associated Press, Reuter o Ansa sepan todavía lo de mis zapatos nuevos”.
“Cuando se acabe la guerrilla ¿Tendremos pacecilla?”

“¡Dios mío, cómo pasa el tiempo!”

“¿Sabías, Mafalda? ¡Mi hijito será médico! Y cuando yo pase la gente dirá ¡Ahí va Doña Susanita, la madre del doctor hijo de Doña Susanita! ¿Y todo el mundo se enfermará de envidia…Y mi hijito se hará muy rico curando la envidia!“

“No hay mejor cosa que terminar de acostumbrarse a que todo anda mal, para empezar a ser feliz.”

“Los pobres son pobres porque quieren. ¿No te das cuenta de que si encima de ser pobres, invierten en artículos de mala calidad, siempre van a ser pobres?”

“Sé que mis derechos terminan donde comienzan los de los demás ¿Pero es mi culpa que los de los demás empiecen TAN lejos?

“¿Yo tener hijos para perpetuar la especie? ¿Qué me importa a mí la especie? Yo quiero ser madre y no una fábrica de repuestos.”

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.