La bursitis es la inflamación de la bursa, estructura en forma de bolsa, que se sitúa entre huesos, tendones y músculos, con una función facilitadora del movimiento de dichas estructuras entre sí.

En Busca de una Interpretación Psicológica.
Dice Lise Bourbeau en su libro “Obedece a Tu Cuerpo, Amate”:
Esta enfermedad es una inflamación de las bolsas membranosas de las articulaciones. A menudo se localiza en los codos o en la espalda. Se manifiesta por una tumefacción bien delimitada de consistencia elástica bastante dolorosa, cubierta por una piel roja y caliente. Véase dolor de espalda o dolor de codo, según el caso.

Esta enfermedad la padece generalmente la persona que desea golpear a alguien, pero reprime su ira. Con mucha frecuencia afecta al perfeccionista que no se concede el derecho a enojarse. La ira se acumula entonces en la articulación afectada. Si esta persona quiere golpear a alguien hacia quien se siente demasiado responsable, la bursitis se localizará principalmente en la espalda. Si en cambio tiene que ver más con algo como un deporte, se localizará en el codo. Es la persona que experimenta ira cuando golpea una pelota, ya sea de golf, tenis, etc. Además, se siente resentido por algo y le cuesta trabajo aceptarse como es.

Cuando tu cuerpo sufre bursitis, ha llegado el momento de darse cuenta de que no es necesario que soportes una situación hasta el extremo de hacerte sufrir así. Esto no quiere decir que golpeas a alguien, sino que te afirmes y expreses lo que deseas.

Recuerda el ejemplo que cito en el prefacio de este libro: la mujer que se dio cuenta que no quería competir en el tenis. Sólo quería jugar por el placer de hacerlo. Se sentía enojada cada vez que jugaba en equipo, porque su compañera la acusaba de no hacerlo bien y, por lo tanto, de no ganarles tan a menudo a sus adversarias. Además, se acusaba de dejarse, de no afirmarse y, principalmente, de no atreverse a jugar solamente por el placer de hacerlo. Su bursitis apareció cuando decidió dejar de jugar. En ese caso, todo lo que la mujer tenía que hacer era expresar sus demandas. ¿Quién sabe? Quizás ello hubiera complacido a sus compañeras de juego.

La bursitis es la inflamación o la hinchazón de la bolsa en el nivel de la articulación del hombro, del codo, de la rótula o de los tendones de Aquiles (cerca del pie). Esta bolsa que se parece a un pequeño saco contiene un líquido que reduce la fricción en el nivel de las articulaciones. La bolsa aporta pues un movimiento fluido, fácil y con gracia. La bursitis indica una frustración o una irritación intensa, ira contenida frente a una situación o a alguien a quien verdaderamente tengo ganas de “pegar” en el caso de que se trate de los brazos (hombros o codo), o de dar “una patada” en el caso de que se trate de las piernas (rótula o tendón de Aquiles), ¡tan furioso estoy! ¡Mis pensamientos son rígidos y algo no me conviene en absoluto! Estoy harto y, en vez de expresar lo que vivo, inhibo mis emociones. Es posible hallar la causa del deseo de pegar mirando lo que puedo hacer o no hacer con este brazo doloroso. Si me duele el lado izquierdo, hay una conexión con el lado afectivo. El lado derecho, son las responsabilidades y lo “racional” (por ejemplo: el trabajo). Tengo dolor aun cuando me reprima de pegar a alguien. Debo hallar el modo más adecuado de expresar lo que siento. Encuentro la causa de mi dolor, quedo abierto y cambio de actitud aceptando mejor mis sentimientos y mis emociones. Podré transformarles en amor y en armonía para mi beneficio y el bienestar de los demás. La bursitis generalmente está vinculada a lo que vivo con relación a mi trabajo. Mi cuerpo sólo me dice de adoptar una actitud más positiva para adaptarme a las nuevas situaciones que se presentan.

Clasificación
Por su etiología:
Bursitis gotosa
Bursitis traumáticas
Bursitis reaumatoide

Por su localización
Miembro superior
Hombro (bursitis subacromial, bursitis escapulohumeral)
Antebrazo
Codo (bursitis olecraniana)

Muñeca
Miembro inferior:
Cadera (bursitis trocantérea o trocanteritis)
Rodilla (bursitis rotuliana)
Tobillo (bursitis del tendón de Aquiles)

Tratamiento
Bursa olecraneana
Descanso o inmovilización temporal de la articulación afectada.
Antiinflamatorio no esteroideo (AINES), como el ibuprofeno, para calmar el dolor y la inflamación.

Técnicas de Fisioterapia.
Artrocentesis: Consiste en el drenaje del líquido articular excedente por medio de una punción con una aguja y en condiciones adecuadas de asepsia. Este procedimiento debe seguir con los estudios de las causas de la patología causante.
Infiltración: Si la inflamación no responde al tratamiento inicial, podría estar indicado aplicar una
infiltración.

Antibióticos: La bursitis ocasionada por infección se trata con antibióticos. Algunas veces, se debe hacer un drenaje quirúrgico de la bolsa infectada.
Rara vez se requiere cirugía para tratar esta afección. A medida que el dolor se calma, se debe comenzar a ejercitar el área afectada. Si se ha presentado atrofia muscular (debilidad o disminución en tamaño), el médico puede recomendar ejercicios para restablecer la fortaleza e incrementar la movilidad.

Compilado por: Ana Gonzalez  31/07/2016  17.33pm
Fuentes: Obedece a Tu Cuerpo, Amate – Escrito por Lise Bourbeau. Wikipedia