La clavícula es un hueso largo, con forma de “S” itálica, situado en la parte anterosuperior del tórax. Junto con la escápula forman la cintura escapular. Se puede palpar por toda su longitud y se extiende del esternón al acromion de la escápula, siguiendo una dirección oblicua lateral y posterior.1 Se considera el único medio de unión entre el miembro superior y el tórax.

En Busca de una Interpretación Psicológica.
Dice Lise Bourbeau en su libro “Obedece a Tu Cuerpo, Amate”:
La clavícula es un hueso largo que se extiende de manera oblicua desde el esternón al omóplato. Las fracturas, al igual que los esguinces, son frecuentes en este hueso. Algunas personas sienten un dolor repentino en ella sin causa aparente.

 Como todos los problemas relacionados con huesos tienen que ver con la autoridad, la persona que siente dolores repentinos en la clavícula vive un problema de autoridad con quien le da órdenes y ante quien le resulta difícil afirmarse. El problema está relacionado con lo que esta persona quiere hacer, en contraste con lo que se le impone.

 Es importante que te des cuenta de que tienes derecho a opinar y que mientras dejes que tus temores dirijan tu vida, seguirás dejando que otros te ordenen. Además, como todo dolor indica que la persona quiere castigarse por algo, es muy probable que te sientas culpable por tener pensamientos de rebeldía y que te acuses de no tener el valor de hacer lo que quieres.

Aun cuando en tu niñez hayas permitido que te ordenaran porque tenías miedo a tus padres, esto no quiere decir que debas seguir así toda la vida. Si expresas lo que sientes y haces tus demandas, verás que tus temores dejarán de tener fundamento y afirmarte será más fácil de lo que pensabas. Ver problemas de huesos, y si esta fractura de la clavícula fue causada por un accidente, ver accidente.

La clavícula es un hueso largo en forma de “S” alargado que encuentro al nivel del hombro y vinculado al esternón, arriba y en el centro de la caja torácica. Al estar directamente unida al hombro la clavícula, un dolor en la clavícula significa mi ira contra las responsabilidades que me dan y frente a las cuales puedo vivir un sentimiento de sumisión y obligación. Frecuentemente, una fractura en la clavícula sucede después de una caída en el hombro e indica que vivo una fuerte presión por mis responsabilidades.

La emoción engendrada puede llevarme a pensar que voy a “romperme” bajo el peso de mis responsabilidades. Miro las situaciones con objetividad y empiezo a comprender que la vida no puede darme más responsabilidades de las que puedo tomar. Hago confianza y me esfuerzo en hallar las soluciones u otro punto de vista que me ayudará a mejor tomar la vida.

Desarrollo
La clavícula es el primer hueso largo en osificarse (por medio de la osificación intermembranosa), empezando durante la quinta y sexta semanas de gestación a partir de los centros de osificación primarios medial y lateral que están cercanos en el cuerpo de la clavícula. Los extremos de la clavícula pasan más adelante por una fase cartilaginosa (osificación endocondral). Los cartílagos forman zonas de crecimiento similares a las que se encuentran en otros huesos largos. En el extremo externo aparece un centro de osificación secundario y forma una epífisis con aspecto de platillo que comienza a fusionarse con el cuerpo (diáfisis) entre los 18 y los 25 años de edad y que se fusiona por completo entre los 25 y 31 años. Ésta es la última de las epífisis de los huesos largos en fusionarse. Una epífisis todavía más pequeña y con forma de platillo puede estar presente en el extremo acromial de la clavícula; no se la debe confundir con una fractura. En ocasiones, la fusión de los dos centros de osificación de la clavícula falla; como resultado, se forma un defecto óseo entre los tercios medial y lateral de la clavícula. Conocer esta malformación congénita evita el diagnóstico erróneo de fractura en una clavícula normal. Cuando existen dudas, se toman radiografías de ambas clavículas, ya que este defecto suele ser bilateral (Ger y cols., 1996).

Anatomía
Clavícula izquierda, desde arriba y abajo
Se halla justo por debajo de la piel y del músculo platisma (que significa lámina plana en griego). Es lisa en casi toda su extensión salvo algunas rugosidades inconstantes que marcan las zonas de inserción. Se insertan varios músculos como:

Deltoides: en el borde anterior del tercio lateral; forma parte del grupo de músculos superficiales del hombro.
Trapecio: en el borde posterior del tercio lateral.

Cara inferior
La cara inferior se encuentra excavada en su parte media por una depresión alargada para el músculo subclavio, limitado por crestas o labios para la inserción de la aponeurosis clavipectoral. Hacia la parte media se observa un agujero nutricio. En la extremidad esternal existe una pequeña superficie rugosa, la impresión del ligamento costoclavicular o tuberosidad costal donde se inserta dicho ligamento.2 Cerca de la extremidad acromial existe un conjunto de pequeñas rugosidades conocido como “tuberosidad del ligamento coracoclavicular” (coracoidea), donde se insertan los ligamentes conoideo y trapezoideo, normalmente la línea de inserción del ligamento conoideo está enteramente ocupada por una saliente marcada llamada tubérculo conoideo, también se encuentra un reparo llamado línea trapezoidea, que dispuesto anterolateralmente, se relaciona con la extensión del ligamento trapezoide3 . Se insertan:

Músculo subclavio: en el surco subclavio, situado en el tercio medial.
Ligamento conoideo: en el tubérculo conoideo, situado en el tercio lateral.
Ligamento trapezoide: en la línea trapezoidea, en el tercio lateral, entre el tubérculo conoideo y el extremo acromial.

Bordes
Borde anterior: En sus dos tercios mediales es grueso, convexo, ligeramente áspero y sirve de inserción para el músculo pectoral mayor, su tercio lateral es cóncavo y delgado, también presenta asperezas donde se insertan los fascículos anteriores del deltoides.

Borde posterior: Es grueso, cóncavo y liso en sus dos tercios mediales; lateralmente es convexo y rugoso y sirve para la inserción de los fascículos claviculares del trapecio, y el músculo esternocleidohioideo, en la parte medial.

Extremos
Extremidad acromial: También llamada extremidad lateral o externa. Aplanada de superior a inferior; presenta una superficie articular elíptica para el borde interno del acromión, por lo general esta cara mira un poco hacia abajo y afuera, por lo que la clavícula tiende a desplazarse por encima del acromion.

Extremidad esternal: Es la parte más voluminosa del hueso. Se le conoce también como interna. Presenta en una superficie articular triangular que se prolonga con la porción vecina de la cara inferior del hueso formando un ángulo diedro saliente, el cual se articula con el esternón y el primer cartílago costal. Superoposteriormente a la superficie articular se encuentra cubierta de rugosidades producidas por inserciones del disco articular y de los ligamentos.

Variaciones
La forma de la clavícula varía en mayor medida que la de prácticamente todos los otros huesos largos. A veces es perforada por un ramo del nervio supraclavicular. La clavícula de los trabajadores manuales es más gruesa y curva, y los lugares de inserción muscular se encuentran más acentuados. La clavícula derecha es más fuerte que la izquierda y generalmente más corta.

Osificación
Es un hueso de Osificación intramembranosa y dermal. Al final de la cuarta semana, en el embrión humano, aparece el primer nivel de osificación. El segundo nivel se origina hacia los veinte años en su extremo externo, aproximadamente al año de su aparición se acopla al resto del hueso.

La clavícula en otras especies
La clavícula aparece por primera vez como parte del esqueleto de peces primitivos, donde se asociaba con el pecho y con un hueso vertical llamado cleithrum, aunque en los peces cartilaginosos y la gran mayoría de peces modernos se encuentra ausente. Los primeros tetrápodos mantuvieron este hueso, con la adición de la interclavícula. El cleithrum desapareció tempranamente en reptiles, y también la interclavícula en los placentarios aunque se preservó en los reptiles y monotremas.

En muchos mamíferos, también las clavículas han sido reducidas o eliminadas, como en el caso de los ungulados y los mamíferos acuáticos, para permitir a la escápula una mayor libertad de movimiento, útil en animales veloces. En los dinosaurios y pájaros, las clavículas y la interclavícula se han fusionado en un hueso en forma de horquilla, la fúrcula (aves), o huesito de los deseos.

Lesiones
Dislocación acromioclavicular
Dislocación esternoclavicular
Fractura de clavícula
Osteólisis

Compilado por: Ana Gonzalez  09/08/2016  17:34pm
Fuentes: Obedece a Tu Cuerpo, Amate – Escrito por Lise Bourbeau. Wikipedia