La palabra “complemento” viene del latín complementum y significa “lo que se agrega para completar (hacer íntegro) algo”. Sus componentes léxicos son: el prefijo con- (unión), plere (llenar), más el sufijo – mento (medio, modo). Ver: prefijos, sufijos, otras raíces latinas, completar y también cumplir.

Complemento Sintáctico

En gramática refiere a una serie de constituyentes sintácticos requeridos obligatoriamente por un núcleo sintáctico cuyo cometido principal es completar, precisar, aclarar, extender o incrementar el significado de un sintagma concreto encabezado por el núcleo que exige la presencia de dicho complemento.

Se denomina adjuntos a constituyentes internos de un sintagma que son opcionales y, por tanto, no requeridos obligatoriamente por el núcleo de dichos sintagmas.

Complementos y adjuntos

Los sintagmas menores que forman parte de un sintagma más grande pueden ser calificados de obligatorios u opcionales. Los sintagmas obligatorios se denominan complementos mientras que los opcionales se denominan adjuntos, de acuerdo con la teoría de la X’. Ejemplos:

⃞ En general los verbos transitivos tienen un complemento obligatorio denominado objeto u objeto directo y un sujeto obligatorio en la posición de especificador. Los verbos intransitivos por su parte son los que no admiten complemento en el sintagma verbal.

⃞ Los sintagmas adverbiales o circunstanciales, frecuentemente introducidos mediante preposición, son adjuntos sintácticos del verbo, no genuinos complementos en el sentido especificado en esta sección.

⃞ Dentro de un sintagma determinante encabezado por un artículo el nombre es el complemento obligatorio.

Tipos de complementos

Existen fundamentalmente dos tipos de complementos especialmente abundantes, los del sustantivo o núcleo del sintagma nominal, y los del verbo o núcleo del sintagma verbal.

⃞ Los complementos del sustantivo son los siguientes: predeterminante, determinante, adyacente, aposición y complemento preposicional del nombre, también llamado complemento del nombre.

⃞ Los complementos del verbo son los siguientes: atributo, complemento directo, complemento indirecto, complemento circunstancial, complemento de régimen, complemento predicativo, complemento argumental, complemento agente.

El adjetivo puede tener también algunos complementos específicos, como el grado o cuantificador, y su respectivo complemento preposicional. Tanto el adverbio como la interjección pueden tener su propio complemento preposicional.

En la terminología del lingüista funcionalista español Emilio Alarcos Llorach, la etiqueta Complemento se utiliza para designar al tradicionalmente llamado Complemento indirecto.

Complemento del nombre

El complemento del nombre o sustantivo, o, mucho más correctamente, complemento preposicional del nombre o sustantivo, es un sintagma preposicional que completa el significado del núcleo de un sintagma nominal: “Pato a la naranja“, “libro de física” , etc. Con frecuencia puede contraerse y lexicalizarse en un neologismo: boca de la calle = bocacalle.

Desde un punto de vista formal puede ser un complemento sintáctico genuino o un adjunto sintáctico omitible, cuando no es estrictamente requerido por el sintagma nominal al que complementa. Su función semántica es similar a la que satisface el sintagma adjetivo.

Complemento del verbo

Un complemento del verbo es la palabra o grupo de palabras que acompaña al verbo en la oración. Dicho complemento puede incluso ser otra oración (una proposición) en una oración compuesta. Los complementos del verbo complementan a un verbo, hay también los complementos preposicionales o los complementos del nombre.

Lista de complementos del verbo
Estos son los posibles complementos de un verbo:

1 – Directo, con verbos transitivos.

2 – Indirecto, con verbos transitivos o intransitivos

3 – Atributo, sólo aparece cuando hay un verbo copulativo (ser, estar y parecer), y puede ser o bien un adjetivo, o bien un grupo nominal que funcione como adjetivo.

4 – De régimen, que introduce un argumento obligatoriamente requerido por el verbo.

5 – Circunstancial del verbo. Puede ser de lugar, tiempo, modo, cantidad, finalidad e instrumento.

6 – Agente, en las oraciones pasivas.

7 – Predicativo, en donde aparece un adjetivo como grupo independiente y el verbo es predicativo (nunca copulativo).

8 – Preposicional.

Desde el punto de vista sintáctico existen importantes diferencias entre estos “complementos”, así los cuatro primeros serían auténticos complementos sintácticos y, por tanto, elementos obligatorios; mientras que los cuatro últimos son adjuntos sintácticos.

Análisis generativista

Dentro del análisis que hace la gramática generativa de los conceptos de la gramática tradicional los complementos verbales se clasifican en:

⃞ Complementos, propiamente dicho, que son regidos o requeridos por el verboCreer en algo.

⃞ Adjuntos elementos presentes pero que no son requeridos obligatoriamente por el verboAyer no fue a comprar el pan por la mañana.

De acuerdo con este análisis el complemento directo, el indirecto, el atributo, el complemento de régimen serían complementos obligatorios. Mientras que el complemento circunstancial y el complemento agente serían adjuntos (ya que eliminándolos el resultado sigue siendo una oración gramaticalmente correcta en la que sólo se ha perdido algo de información semántica).

Elemento de una fraseoración  u otra estructura compleja que completa el significado de la cabeza. En efecto, el complemento da la respuesta a una pregunta crucial que la cabeza sola no contesta. El sujeto y especialmente el objeto de un verbo son sus complementos. (Tradicionalmente, solamente el objeto se llama “complemento”, pero hay sentido en que el sujeto también completa el significado del verbo. También se considera complemento el objeto de una adposición.) Por ejemplo, en la oraciónJuan vio a Carlos ayer en la tienda“, “Juan” y “Carlos” son complementos de “vio“, porque contestan las preguntas importantes puestas por “vio” (¿quién vio a quién?). En contraste, “ayer” y “en la tienda” son modificadores de “vio“, y contestan preguntas secundarias (exactamente ¿cuándo?, ¿dónde?).

Los verbos también pueden tener complementos adverbiales o adposicionales. Por ejemplo: en la oraciónJuan puso el libro sobre la mesa“, la frase preposicional locativa “sobre la mesa” funciona como complemento, porque el significado del verboponer” es tal que la pregunta “¿dónde?” se vuelve central, en contraste con la misma pregunta en el caso ya mencionado de “vio“. Es por eso que el elemento locativo se puede omitir en el primer caso y lo que queda es una oración perfectamente bien formada: “Juan vio a Carlos (ayer)“. En contraste, en el segundo ejemplo, al omitir la frase locativa el resultado no suena normal: “?Juan puso el libro“.

Contrástese con modificador; compárese con argumento.

Fuentes:

Etimologías de Chile. Ver sitio Original
Wikipedia. Ver en Sitio Original.
Tuggy T., David y J. Albert Bickford, 2002. Glosario eElectrónico. Instituto Lingüístico de Verano (México). [abril 2002]