Declaración a partir de una definición de equilibrio en una ecuación de transacción. Yo te di tanta plata, tú me diste tal objeto; yo gané plata en el trabajo, tú cuidaste a los niños; yo te acompañé donde tu madre, así que tú me dejas leer el diario tranquilo. Si estoy conforme con la transacción quedo conforme. Si no, quedo disconforme. A la conformidad en la transacción la acompaña un estado interior emocional de conformidad, que es de un momentáneo estado de paz, tranquilidad, reposo y satisfacción. Lo habitual sin embargo es que en las transacciones emocionales y conductuales, no hemos definido la “moneda de equivalencia” y lo usual es que ambas partes queden disconformes, lo que es un hecho bastante sorprendente en una transacción. Y es más sorprendente que frente a este resultado, normalmente las personas prosigan con la misma transacción, lo que produce un incremento de la disconformidad, generando con ello un clima permanente en esa determinada relación humana.

La palabra “conformidad” viene del latín conformitas y significa “semejanza, cualidad de tener la misma forma”. Sus componentes léxicos son: el prefijo con- (junto, todo), forma (figura, imagen), más el sufijo -dad (cualidad). Ver: prefijos, sufijos, otras raíces latinas, confort, forma y también unanimidad.

Representa el grado hasta el cual los miembros de un grupo social cambian su comportamiento, opiniones y actitudes para encajar con las opiniones del grupo. En Psicología de los Grupos el concepto conformidad se define como un proceso de influencias sociales por el que una persona modifica sus sentimientos, opiniones y conductas en dirección a la posición mantenida por el grupo mayoritario, como resultado de la presión física o simbólica ejercida por un líder del grupo o por el propio grupo. El término Conformidad es un fenómeno correspondiente a la influencia de los grupos.

Una conducta de conformidad suele estar basada en códigos éticos y morales.

Un grupo puede influenciar a sus miembros por medio de procesos subconscientes o a través de una manifiesta presión de pares sobre los individuos.

El tamaño del grupo, la unanimidad, cohesión social, estatus social, compromiso previo y opinión pública, ayudan a determinar el nivel de conformidad que un individuo reflejará hacia su grupo.

Experimentos famosos sobre conformidad

El experimento del punto luminoso de Muzafer Sherif, que estuvo diseñado para medir hasta que punto un participante, al pedírsele que resolviera un problema difícil, compararía (y adaptaría) su respuesta a la de los demás participantes (un tipo de conformidad llamado influencia social informacional).

Los Experimentos de conformidad de Asch de Solomon Asch, cuyo desarrollo de la teoría de presión de pares ayudó grandemente en las disciplinas modernas de la Psicología.

El Experimento de Milgram de Stanley Milgram, quien se propuso medir la disposición de un participante a obedecer órdenes de una autoridad, incluso cuando las mismas (en este caso, torturar a otros por medio de descargas eléctricas) estuviesen en conflicto con la conciencia personal del participante.

Tres subtipos de conformidad: Identificados por Herbert Kelman

cumplimiento – estar de acuerdo solamente públicamente, pero manteniendo las opiniones propias en privado

identificación – estar de acuerdo mientras se es miembro del grupo, pública y privadamente, pero no luego de abandonar el grupo

internalización – estar de acuerdo pública y privadamente, durante y luego de ser miembro del grupo

Los sociólogos creen que

El cumplimiento es conformidad como resultado de una orden directa,

mientras que la internalización es la conformidad que procede de la convicción total y absoluta en los propios actos.

Otra distinción puede hacerse entre:

conformidad informacional (o influencia social informacional), que ocurre cuando uno recurre a miembros del grupo para obtener información sobre una situación ambigua (p. ej. al resolver un problema matemático difícil o decidir a donde ir al escaparse de un incendio)

conformidad normativa (o influencia social normativa), que ocurre cuando uno está de acuerdo para ser apreciado o aceptado por los miembros del grupo.

Cuando una conducta de conformidad no requiere por parte de quien la acepta o valida determinado estándard puede ser que esté dando con una persona conformista.

Fuentes: Wikipedia. Etimologías de Chile y Diccionario de Emociones, Actitudes y Conductas de la Universidad Bolivariana.