Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Daniel Ek

Daniel Ek

Daniel Ek, el hombre más importante de la industria de la música.

Nacimiento
Daniel Ek nació el 21 de febrero de 1983 en Estocolmo, Suecia. Creció en junto con su familia en Ragsved, un distrito conurbado de Estocolmo.

Pese a su corta edad, asegura que su vida cambió a los 5 años, cuando con meses de diferencia recibió de regalo una guitarra, la cual desde entonces toca, y un Commodore 20, por parte de sus abuelos maternos, naciendo así dos de sus grandes pasiones y que a la postre desencadenarían en la realización del negocio que lo ha llevado al éxito: la música y la tecnología.

Su padre, un ingeniero informático, le regaló un año más tarde su primer computadora, cuestión que describe como el parte aguas, descubriendo un mundo fascinante.

Fundó su primera empresa en 1997 a la edad de 14 años, cuando juntó a un grupo de personas para atender pedidos de asesoría vía Internet, así como una empresa web de hosting de páginas afuera de su cuarto.

Dos años más tarde, conoció Google e intentó entrar a trabajar en la empresa enviando su CV, sin embargo no fue aceptado debido a que no contaba con una licenciatura.
Este hecho marcaría su vida a un punto tal que actualmente influye en su política que reclutamiento, alejándose de la idea de Google de contratar únicamente egresados de universidades prestigiosas, optando por la diversidad de culturas, genero, etnias, pensamientos, ingresos y educación.

De hecho, tras la negativa de Google, intentó crear un buscador que compitiera, sin embargo no lo consiguió.

Años más tarde ingresó a la KTH Royal Institute of Technology para realizar sus estudios universitarios, sin embargo los abandonó.

Entonces fundó Advertigo, una empresa de publicidad y anuncios web, diseño de postales y aplicaciones móviles, la cual fue adquirida por la compañía TradeDoubler de Martin Lorentzon, quien años más tarde se convertiría en su socio en la creación de Spotify.

Tras la venta de Advertigo a sus 23 años, Daniel Ek se convirtió en millonario, haciendo lo que prácticamente todo joven de esa edad haría, comprándose un Ferrari, un lujoso departamento en el centro de la ciudad y visitando los lugares de moda. Sin embargo, se dio cuenta que esto no lo satisfacía llevándolo a una profunda depresión que lo marginó a una cabaña de sus padres a las afueras de Estocolmo, lugar en el que encontró la inspiración para pensar en la creación de Spotify.

Además de sus empresas, fue CEO de uTorrent, uno de los servicios de BitTorrent más populares del mundo. Así mismo formó parte de Tradera, compañía de subastas adquirida por eBay y Evertigo, fue CTO de Jajja Communications y CTO de Stardoll.

Actualmente y a los 32 años, Daniel Ek es reconocido como uno de los jóvenes CEO que están cambiando al mundo son sus innovadoras empresas, siendo un ejemplo para las nuevas generaciones y para múltiples líderes que ven en él el ejemplo de perseverancia y éxito pese a su corta edad.

Su fortuna personal está calculada en más de 400 millones de dólares, llevándolo a ser reconocido uno de los 35 líderes menores de 35 años más importantes del mundo.

Daniel Ek
Se dice que el hombre no puede vivir sin música debido a que el ritmo es una condición natural y biológica que todos tenemos por dentro, más allá de la capacidad auditiva de cada persona, variando en gustos personales y en estilos de vida.

Es por ello que la Industria Musical es una de las más importantes a nivel económico, tanto por cuestiones de ocio, como por la farándula y el entretenimiento que rodea a esta.

Sin embargo, el crecimiento de la tecnología y el Internet han propiciado que la piratería y la distribución ilegal e ésta la ponga en jaque, propiciando una caída del 50% en ventas de música en formato físico entre 2008 y 2013. Actualmente esta industria se encuentra valuada en 15 mil millones de dólares, su nivel más bajo en las últimas generaciones.

Así mismo, se creé que las grandes empresas discográficas están enclaustrada en la idea de venta minorista al público, la cual ha sido la principal fuente de ingresos desde su nacimiento, y es por esto mismo que nuestro Industry Leader de esta ocasión busca recuperar de entre las cenizas gran parte de terreno perdido por culpa de la piratería con la creación en un nuevo medio para llevar la música a los escuchas y generando un nuevo mercado que no ha sido muy bien aceptado.

Su nombre es Daniel Ek, un músico frustrado que tras haberse convertido en millonario a temprana edad luego de crear varias empresas de web y de haber dirigido a otras tantas, se sobrepuso a una depresión personal y optó por materializar una idea que combinaría sus dos grandes pasiones: la música y la tecnología.

Así y junto a su socio, decidieron invertir durante dos años gran parte de su fortuna personal, un capital cercano a los 8 millones de euros, en la creación de un nuevo servicio, más por una cuestión de fe que por una estrategia racional, como él mismo lo ha relatado en múltiples ocasiones.

Según él mismo cuento, el problema no fue la realización del software para compartir y escuchar música de forma legal, sino convencer a las grandes empresas discográficas que pusieran sus catálogos de música en línea y que todo el mundo tuviera acceso a ellas y que las ganancias llegarían por medio de la venta de publicidad o por el pago de una membresía fjia, una idea que a la fecha suena disparatada para muchos.

Las negociaciones por conseguir los permisos a nivel mundial duraron más de dos años hasta que finalmente optaron por permisos regionales y finalmente en octubre de 2008 la compañía lanzó su servicio de streaming de música de forma legal únicamente en Escandinavia, Reino Unido y España, para tres años más tarde y después de su éxito en Europa lanzar el servicio en Estados Unidos.
Spotify nació en 2006 cuando Daniel Ek convenció a Martin Lorentzon de que fundaran una compañía que buscaría revolucionar a la decadente industria musical con un novedoso servicio. Actualmente y tras casi 10 años de intenso trabajo, la compañía cuenta con más de 1,500 empleados y da servicio a más de 75 millones de usuarios en más de 50 idiomas, convirtiéndose en uno de los servicios tecnológicos más usados al rededor del mundo.

Sin embargo, tanto para Spotify como para Daniel Ek, no ha sido fácil convertirse en líderes en sus ramas, sobrepasando adversidades laborales y de ideales, yendo contracorriente en lo que se considera como a una industria cuadrada y que parecía no tener lugar para cambios, pero que, sin duda alguna, se ha visto beneficiada por la visión y la incansable lucha de este joven, llevándolo a ser considerado como el hombre más importante de la industria musical en la actualidad, según la revista Forbes.

Actualmente y tras siete años de su lanzamiento, Spotify se encuentra prácticamente en todo el mundo como un servicio comerciál de streaming de música, podcast y video digital con derechos reservados, incluyendo repertorio de grandes empresas discográficas como BBC, Sony, EMI, Warner y Universal Music, mismas que originalmente se habían negado a formar parte del servicio.

Yo no soy un inventor… Sólo quiero hacer las cosas mejor.”

Tal y como Ek lo planteó desde el inicio, Spotify se está convirtiendo en una solución a largo plazo y en un mejor producto que el CD, que ha redituado en más de 3 mil millones de dólares en derechos de autor en todo el mundo. Tan solo en México, este servicio contribuyó con el 38% de las ganancias de la industria nacional por concepto de ventas digitales, esto según la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas.

Daniel Ek cree que el futuro de la industria musical no se encuentra en la posesión de la música, sino en el acceso a ésta, argumentando que a la gente no le importa tener o descargar las canciones, lo que quiere es acceder a ellas y a escucharlas en todo momento.

Esto ha generado críticas por parte de múltiples estrellas del medio como la estrella pop Taylor Swift o Thom Yorke, vocalista de la banda Radiohead, argumentando que las ganancias de los artistas por medio de este servicio son mucho menores a comparación con lo que conseguirían por la venta de su material.

Sin embargo y según cifras que él mismo plantea en sus conferencias, actualmente su compañía ha conseguido regresar a la industria más de 1,500 millones de dólares en ganancias que se encontraban en poder de la piratería, todo gracias al avance de la tecnología y a la facilidad que tienen los usuarios de acceder a su música tanto por computadoras de escritorio o de forma móvil desde un smartphone o una tablet.

Daniel Ek argumenta que si todo sigue en su cause, Spotify ayudará a crecer 10 veces el tamaño actual de la industria, mientras que por el lado de la empresa, se espera que en próximas fechas Spotify entre a Bolsa de Valores con una capitalización superior a los 8 mil millones de dólares.

FÓRMULA DE ÉXITO
Como CEO y fundador de Spotify, el trabajo de Daniel Ek ha sido, no sólo la de imaginar y dar vida a la compañía, sino la de guiar la visión y estrategia de la empresa a medida que ha crecido, logrando el éxito empresarial y el reconocimiento del medio tecnológico gracias a las siguientes fórmulas que sabemos podrán servirte para desarrollar tu empresa o negocio.

– El éxito de un proyecto depende 5% de la idea y 95% de la ejecución de la misma. Ek ha comentado en múltiples ocasiones que muchos líderes tecnológicos le han dicho que Spotify no es una idea nueva y que ellos también había tenido la misma idea, incluso con múltiples mejoras; sin embargo, Daniel argumenta que la gran diferencia entre ellos es que él tuvo la determinación para trabajar en materializar su idea, siempre tomando en cuenta las necesidades del mercado.

– No cerrarse a la competencia. Se sabe que Spotify es uno de los líderes de streaming de música a nivel mundial y teniendo como principales adversarios a servicios como Pandora, iTunes Music y YouTube, no obstante, Daniel Ek argumenta que esta misma competencia sólo beneficia a la industria, sino hace que los mismos servicios busquen constantemente en generar mejorías para brindarle al cliente, quien finalmente decide con qué servicio quedarse, generando así una inercia de perfeccionamiento en sus sistemas y una competencia que los hace crecer.

Además, Ek menciona que la visión como líder que ha llevado a Spotify al éxito reside en la aplicación de sus cuatro principios:
– Trabajar en algo que repercuta o provoque un cambio en el mundo.
– Trabajar siempre en algo que te apasione.
– Buscar que tu trabajo impacte e inspire a futuras generaciones.
– Rodearte siempre de gente inteligente de la que puedas aprender, no importando de dónde vengan.

Compilado por: Ana Gonzalez 26/05/2016
Fuente: quiminet.com