Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Disfrutar

Disfrutar

La palabra “disfrutar” viene del latín, compuesta del prefijo dis (separación o repartición por múltiples vías, también intensificación como aquí) y fructus (fruto). Es decir, significa “sacar la fruta” o “gozar del producto de algo”. Acuérdense que “fruto” metaforiza el resultado de algún trabajo o alguna inversión. La palabra latina fructus se asocia con la raíz indoeuropea *bhrug- (fruta) y la palabra frugal.

El verbo disfrutar hace referencia a complacerse, recrearse o deleitarse con las bondades de algo y está íntimamente ligada al concepto de Gozo. Quien disfruta experimenta bienestar, alegría o felicidad. Por ejemplo: “Mañana voy a disfrutar una rica cena en la casa de mi tía Edith”“¿Están preparados para disfrutar las mejores vacaciones de sus vidas?”“Tengo tantas preocupaciones que no consigo disfrutar de mi tiempo libre”.

Disfrutar suele ser uno de los objetivos del ser humano, en todos los contextos. Por lo general el disfrute se asocia al ocio, aunque es posible disfrutar en el trabajo, en la escuela, etc. Se trata de un efecto o de una consecuencia de una cierta actividad o actitud.

En definitiva, disfrutar implica obtener placer. Un joven puede disfrutar escuchando música electrónica, por citar un caso. Muchas personas disfrutan viendo eventos deportivos por TV, asistiendo al teatro, saliendo con amigos, compartiendo momentos en familia u observando un bello paisaje natural.

La idea de disfrutar también puede vincularse a tener una buena condición o aptitud“No se preocupe, su hijo disfruta de muy buena salud”“Nunca pensé que iba a disfrutar tanto la popularidad”“Estoy disfrutando mucho el reconocimiento de mis pares”.

Existe una tendencia o creencia que lleva a los individuos a centrarse en el disfrute del presente. Muchas veces, las obligaciones cotidianas e incluso una cierta actitud hacen que la gente posponga la instancia de disfrutar, desplazándola hacia el futuro, mientras que en el día a día se limita a realizar actividades obligatorias y a sobrevivir. Filosofías y conceptos como el mindfulness y el hygge invitan a involucrarse de lleno con el presente y a comprometerse con las cosas simples para disfrutar plenamente la existencia.

Fuentes: Etimologías de Chile y Definiciones DE.

Psicología: aprende a disfrutar de la vida

De la Revista 10 Minutos

Si crees que ser feliz y disfrutar de la vida no depende de ti sino de las circunstancias, estás equivocada. Todos debemos aprender a gozar de la vida. El secreto es muy sencillo: vivir el momento presente como si fuese un regalo. Esto exige saber desprenderse del pasado y relativizar la importancia del futuro.

¿Te persigue tu pasado?

No puedes permitírtelo. Lo bueno y lo malo, lo que hiciste y lo que no o el daño que te causaron o el que tú causaste no pueden perseguirte toda la vida. El pasado es útil para aprender de los errores, pero hay que saber olvidarlo. Deshazte de los malos recuerdos y deja en un rincón de tu intimidad los buenos, ni unos ni otros deben robarle el protagonismo al ahora.

¿Te obsesiona tu futuro?

Tampoco debes permitírselo, ni por el miedo a lo que pueda suceder ni por mucho empeño que pongas en pensar que serás feliz cuando alcances una meta. El futuro es tan incierto que ni siquiera sabemos si lo vamos a vivir, por lo que no se trata de ir a salto de mata, pero sí de darle la importancia justa.

Los pequeños placeres son la felicidad

La compañía de la familia y los amigos, cada etapa del crecimiento de tus hijos o cada momento vital de tu propia existencia son pequeños tesoros que cuando quieras darte cuenta habrán desaparecido.
Por eso tienes la obligación de disfrutarlos ahora: son el presente, la vida y la felicidad.

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.