Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Dislexia

Dislexia

La dislexia (del griego δυσ- “dificultad, anomalía”; y λέξις, “habla o dicción”) es la dificultad de aprendizaje que afecta a la lectoescritura, es de carácter específico y persistente. Se da en personas que no presentan ningún handicap físico, motriz, visual o de cualquier otro tipo. Asimismo, las personas con dislexia tienen un desarrollo cognitivo normal o alto. Erróneamente el término se aplica a la dificultad para una correcta escritura, en este caso el término médico apropiado es el de disortografía. En términos más técnicos, en psicología y psiquiatría se define la dislexia como una discrepancia entre el potencial de aprendizaje y el nivel de rendimiento de una persona, sin que exista cualquier tipo de problema, ya sea sensorial, físico, motor o deficiencia educativa (según el DSM-IV).

En Busca de una Interpretación Psicológica.
Dice Lise Bourbeau en su libro “Obedece a Tu Cuerpo, Amate”:
La dislexia es un trastorno que afecta al aprendizaje de la lectura. No se debe confundir con los problemas de aprendizaje ocasionados por situaciones de estrés o asuntos emocionales que el niño vive de manera temporal. El niño o el adulto disléxicos tienen problemas con la organización del espacio, los errores que cometen al leer persisten o se agravan.

Este trastorno se produce generalmente en niños que se sienten presionados o forzados a sobresalir intelectualmente. Les cuesta trabajo utilizar de manera simultánea los dos hemisferios del cerebro. En el plano metafísico, esto significa que este niño tiene problemas para armonizar sus principios femenino y masculino. Su alma está indecisa, confundida ante el género que eligió en esta vida.
Este problema es profundo e inconsciente. Su cerebro tiene dificultades para armonizar las interacciones que se dan entre sus dos hemisferios cerebrales.

Si sufres dislexia, lo primero que te aconsejo es que consultes a un kinesiólogo educativo, el cual te hará practicar algunos ejercicios que pueden ayudarte a restablecer el equilibrio entre la parte izquierda y derecha de tu cerebro. Después, es importante que decidas de una vez por todas, el género que elegiste y con el cual aceptas avanzar en esta vida. Es una decisión que debes tomar con firmeza, en lo más profundo de ti. Por otro lado, no tienes que crearte este problema físico para tener una excusa por no ser perfecto intelectualmente. Esto no te impide ser una persona inteligente y con muchos talentos.

Compilado por: Ana Gonzalez  06/09/2016  17:52pm
Fuentes: Obedece a Tu Cuerpo, Amate – Escrito por Lise Bourbeau. Wikipedia