Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Enfermedades Psicosomáticas

Enfermedades Psicosomáticas

Las afecciones o enfermedades psicosomáticas pueden catalogarse de varias formas, pero se caracterizan por actuar comúnmente en el tejido tisular: piel, y órganos compuestos por tales tejidos como son los riñones y las capas internas o externas de la vía aérea (Ej.:laringe, faringe).

Un grupo de esta afecciones son los trastornos psicotóxicos (Donald Winnicott, Luis Chiozza, René Spitz, Marta Beckey) que son patologías psicosomáticas que se desarrollan durante el primer año de vida y que son producto de la relación diádica.

Trastornos Psicotóxicos
Son síndromes producidos por la deformación de la relación objetal durante el primer año de vida y la madre actúa como toxina psíquica. Hay síndromas anobjetales y objetales.

Clasificación de los Trastornos Psicotóxicos
1 – Producidos por el Rechazo Primario Manifiesto (RPM): Shock Primario (único anobjetal) y Reflejo Invertido de Succión.

2 – Solicitud Ansiosa Primaria (SAP): Cólico del Tercer Mes, Mericismo o Rumiación.

3 – Hostilidad Materna Disfrazada de Angustia: dermatitis atópica, balanceo, juegos fecales, agresividad hipertímica.

La palabra psicosomática indica la relación que puede haber entre la mente (psico) y el cuerpo (soma); Originalmente, se pensaba que la mente tenía una influencia en el cuerpo e, inversamente, que el cuerpo tenía una influencia sobre la mente. Sin embargo, esta influencia que se atribuye al cuerpo sobre el espíritu poco a poco fue archivada, de modo que el término psicosomático, en el lenguaje médico, significa sobre todo la relación de la mente con el cuerpo.

Además, cuando me dicen que mi enfermedad es psicosomática, es un poco como si tuviera una enfermedad imaginaria y que esto sólo ocurriera en mi cabeza. Desde el punto de vista metafísico, todas las enfermedades tienen su origen más allá de lo físico y por lo tanto, podría decir que todas son psicosomáticas.

Debo tratar mi cuerpo con todo mi saber, utilizando el conocimiento de los profesionales de la salud, y a la vez buscando la causa real que hizo que se manifestara la dolencia o la enfermedad.

El subconsciente tiene un poder enorme de regeneración de los tejidos o la capacidad de producir efectos físicos según la interpretación que hace. He aquí algunos ejemplos. Se encuentra a una persona muerta en el departamento frigorífico de un tren, y ella se había encerrado allí accidentalmente. La autopsia reveló que la persona había muerto helada, cuando el sistema de refrigeración estaba parado, lo que ignoraba probablemente la víctima.

Las personas andan descalzas sobre brasas y no desarrollan ni quemaduras ni ampollas de agua en los pies, el subconsciente no habiendo registrado ningún peligro por sugestión, etc.

Todas las enfermedades aparecen después de un conflicto, de un impacto emocional, de un traumatismo consciente o inconsciente.

El cerebro activa entonces un mecanismo de supervivencia biológica según el conflicto o el traumatismo vivido. Luego, se trata de descifrar el mensaje para modificar el programa que el cerebro manda para restablecer la salud. Al saber esto, debo sin embargo seguir cuidando mi cuerpo físico para traer éste a un estado representando mejor la salud.