Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
engaño

engaño

Acción intencional de hacer pasar por verdadero algo que se sabe que no lo es. Es sinónimo de mentir, pero este último término refiere más a la acción mental o verbal, en tanto el primero más a una conducta.

El concepto de engaño nos remite a varios parónimos: bulo | disimulación | estafa o timo | estratagema | falsificación o falso | fingimiento | fraude | impostura | infidelidad | mentira.

Engaño y Moralidad

Está en contra de los cánones morales de muchas personas y está específicamente prohibido como pecado en muchas religiones. La tradición ética y los filósofos están divididos sobre si se puede permitir a veces una mentira (pero generalmente se posicionan en contra): Platón decía que sí, mientras que Aristótelessan Agustín y Kant decían que nunca se puede permitir.

En función de las circunstancias, se entiende que mentir para proteger a personas de un opresor inmoral suele ser permisible. Es el caso, por ejemplo, de las víctimas de una guerra.

Engañar de una forma que intensifica un conflicto, en vez de atenuarlo, generalmente se considera el peor pecado.

Un engañador es una persona que tiene cierta tendencia a decir mentiras. La tolerancia de la gente con esta conducta habitualmente es muy pequeña, y a menudo sólo se necesita que se sorprenda a alguien en una mentira para que se le asigne la etiqueta de mentiroso y se le pierda para siempre la confianza. Esto, por supuesto, es moderado por la importancia del hecho al que se refiera la mentira.

Un engaño gracioso, conocido como bromear, es un tipo de engaño con propósito humorístico, cuando la falsedad se entiende, no se considera inmoral y es una práctica utilizada ampliamente por comediantes y humoristas.

El filósofo Leo Strauss acentuó la necesidad de mentir para ocultar una posición estratégica, o para ayudar a la diplomacia. Así lo hicieron también los representantes de la filosofía política, desde Maquiavelo hasta la “mentira noble” de Platón.

Que las mentiras desaparezcan completamente del ámbito de la política, de la justicia, de la diplomacia, del periodismo y de otros muchos ámbitos de la vida social es algo virtualmente imposible, tal y como no pueden ser excluidas de las guerras que éstas mismas actividades, supuestamente, deberían prevenir.

Es el término con más cantidad de acepciones publicado

Interpretado como bulo o noticia falsa es un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real. El término en inglés «hoax», con el que también es conocido, se popularizó principalmente en castellano al referirse a engaños masivos por medios electrónicos, especialmente Internet.

A diferencia del fraude, el cual tiene normalmente una o varias víctimas específicas y es cometido con propósitos delictivos y de lucro ilícito, el bulo tiene como objetivo el ser divulgado de manera masiva, para ello haciendo uso de la prensa oral o escrita así como de otros medios de comunicación, siendo Internet el más popular de ellos en la actualidad y encontrando su máxima expresión e impacto en los foros, en redes sociales y en las cadenas de mensajes de los correos electrónicos. Los bulos no suelen tener fines lucrativos o al menos ese no es su fin primario, sin embargo pueden llegar a resultar muy destructivos.

Interpretándolo como disimulo,  no es más que la omisión voluntaria de aquellas señales que darían a conocer nuestra intención, pensamientos o impresiones, que por aquel medio exteriormente negativo queremos ocultar. Por este último elemento negativo se distingue de la mentira, de la ficción, de la frase equívoca y de toda restricción mental, ni puede por ende contraer nota de cuanto va contra la ley de la veracidad.

Es más frecuente quizá su empleo como expresión o rasgo del carácter de una persona o como manera habitual de obrar: así no está siempre inmune de defecto moral. Es recomendable en una persona que disimule las injurias, los exabruptos del genio, los estados de ánimo displicente y malhumorado; sin embargo el proceder habitual con disimulación es tenido por vicio que se opone a la sinceridad y lealtad en el trato, del número de aquellos que tienden a disgregar los vínculos sociales. En efecto: como en el trato ordinario que los sentimientos ingenuos y la buena sociedad provocan, no son sino raros los casos en que se haya de echar mano de la disimulación, su uso frecuente en una persona la delata de excesivamente reservada, de suspicaz, doblada y aun hipócrita y por aquella ley moral de que no es fácil mantenerse en los justos límites a quien frecuenta actos afines a los claramente defectuosos, da pie a sospechar que la disimulación no pase en muchos casos a ficción o embuste manifiesto, que es precisamente el concepto que se tiene de los hombres excesivamente disimulados.

El disimulo se representa por una mujer con un vestido tornasolado, con la égida de Minerva en el pecho, indicando que un corazón disimulado es impenetrable. Cubre el rostro una careta, símbolo de falsedad y a su lado se ve un cuervo marino, ave cuyas caricias son picotazos.

Al interpretarlo como estafa refiere a un delito contra la propiedad o el patrimonio. En ocasiones se asimila al fraude, el timo y el engaño, pero aunque estén relacionados no se trata de lo mismo ya que estos últimos suelen formar parte del entramado de la estafa. De acuerdo a lo establecido en términos generales por los diferentes tipos de legislaciones, el delito de estafa es descrito como un acto de daño o perjuicio sobre la propiedad o el patrimonio de otra persona. Por lo general, los delitos de estafa son considerados de menor gravedad que otros (tales como el homicidio o el abuso sexual), pero la variedad de tipos de estafa hace que sea posible realizar tal nivel de daño a otros que las penas sean extremadamente altas para el criminal.

Al interpretarlo como Estratagema (de griego antiguo stratégema, derivado de stratós, ‘ejército’). Ardid de guerra, engaño hecho con astucia y destreza, para conseguir ventaja sobre el enemigo. Fuera del ámbito militar, significa también astucia, fingimiento y engaño artificioso.

El término militar connota que este ardid conduce al enemigo a una situación desventajosa, o se mejora la propia.

No existe una reglamentación sobre las estratagemas. Su aplicación depende del momento, de los conocimientos y del ingenio del que las pone en práctica. Sus limitaciones, dependiendo de la época las imponen las leyes de las guerras que proscriben las acciones contrarias al derecho de guerra.

Al interpretarlo como falsificación es un acto consistente en la creación o modificación de ciertos documentos, efectos, productos (bienes o servicios), con el fin de hacerlos parecer como verdaderos o para alterar o simular la verdad.

La falsificación es considerada un crimen de “guantes blancos”, ya que carece de violencia y en general implica transacciones comerciales.​ Las falsificaciones pueden realizarse, entre otros, respecto a documentos públicos o privados, monedas, billetes u otros valores, arte y productos de marcas comerciales.

En los primeros casos, es un delito que afecta la fe pública, pudiendo llegar a ser una modalidad de fraude, mientras el último se entiende que es una vulnerabilidad de la propiedad industrial (al ser copias sin licencias, para ser vendidas como si fueran originales).

Los documentos, monedas y billetes falsos, pueden identificarse por su burda manufactura o por carecer de los dispositivos de seguridad. Por otra parte, en el caso de productos comerciales, pueden identificarse por emplear material de baja calidad, tener diferencias en el diseño u ostentar una marca semejante a otra de reputación, por ejemplo: ASEIKON (en vez de SEIKO), ACASIO (en vez de CASIO), ORIENTEX (en vez de ORIENT), KDK (en vez de TDK), y SONI (en vez de SONY)

Al verlo como falso, falsedad, mentira o declaración falsa pretendemos pasar por verdadero algo que no lo es.

Al verlo como fingimiento podemos referirnos a: Ficción | FábulaEngaño | Simulación | Apariencia.

Al verlo como fraude referimos a la acción contraria a la verdad y a la rectitud o ley -fraude de ley-, que perjudica a la persona contra quien se comete. El significado de fraude es más general frente al de estafa, que se considera un delito contra la propiedad o el patrimonio.

Al verlo como un impostor es una persona que finge ser alguien diferente. A menudo los impostores intentan conseguir ventajas financieras o sociales a través de la ingeniería social, raramente tienen intenciones relacionadas con el espionaje o la aplicación de ley. A veces pueden acusar a otras personas de ser impostores.

Son comunes los impostores que se hacen pasar por pretendientes al trono. Numerosos hombres afirmaron ser Luis de Francia, el heredero al trono francés que desapareció durante la Revolución francesa, y ha habido tres “Dimitris falsos” que fueron pretendientes formales al trono de Rusia. Otros pretendientes reales notables han sido Perkin Warbeck, Anna Anderson(que aseguraba ser la Gran Duquesa Anastasia de Rusia) y, más recientemente, Roberto Brown, que afirmaba ser el hijo de Margarita de Windsor y Pete Townshend.

Los impostores más atrevidos han llegado a fingir ser alguna persona que ya existía, aunque la mayor rapidez de los medios de comunicación modernos ha hecho que esto sea cada vez más difícil. Sin embargo, los impostores normalmente adquieren simplemente una nueva identidad falseando su estatus financiero, formación, estatus social, estado civil y, en algunos casos, el sexo. Los impostores son generalmente conscientes de no ser quién dicen que son. No obstante, ha habido casos extremos en los que el impostor ha acabado creyéndose su propio papel y otros (a menudo niños, especialmente los que sufren de una enfermedad mental como demencia o esquizofrenia) cuya falsa identidad había sido creada por terceros, este es el caso de Anna Anderson. La gente puede hacer falsos alegatos sobre su pasado sin ser completos impostores, los más frecuentes en Estados Unidos son la participación en una guerra y la implicación en desastres públicos tales como el Hundimiento del Titanic o en los atentados del 11 de septiembre de 2001. Se dice que si cada persona que afirma haber estado a bordo del Titanic hubiese estado realmente, el barco se habría hundido por exceso de peso antes de zarpar del puerto de Southampton el 10 de abril de 1912.

Muchos impostores son criminales que mantienen una fachada temporalmente para engañar a sus víctimas, tal como hizo Wilhelm Voigt. Otros, como el bromista estadunidense Joey Skaggs, se mantienen como impostores como burla o crítica hacia algo. Aunque los impostores falsifiquen su entorno, sus intenciones no siempre son ilícitas. Pueden que deseen adquirir una nueva personalidad o simplemente adoptar la identidad de otras personas. John List es un ejemplo de un criminal que adquirió una nueva personalidad para evadir la justicia, en este caso era perseguido por el homicidio de toda su familia; incluido sus tres hijos pequeños.

Las mujeres se han disfrazado como hombres para trabajar en oficios exclusivos de los hombres. Algunas han luchado haciéndose pasar por hombres, se conocen ejemplos de mujeres que participaron en las Guerras Napoleónicas y en la Guerra Civil Americana.

Al verlo como infidelidad refiere, popularmente, a las relaciones afectuosas del tipo romántico, a corto o largo plazo, establecidas con personas distintas del vínculo oficial1 que a menudo se mantienen en secreto por considerarse como una amenaza a la institución familiar.​ Aunque de acuerdo con el DRAE el vocablo (proveniente del latín infidelĭtas, -ātis) denota el incumplimiento del compromiso de fidelidad o la falta de ésta. Por consiguiente, puede significar la carencia de lealtad o quebrantamiento de la misma hacia cualquier compromiso moral como la religión, la amistad, el matrimonio (situación que se conoce como adulterio) o cualquier otra relación amorosa o erótica.

Diagrama de la infidelidad. El individuo en el centro mantiene por lo menos dos relaciones amorosas paralelas:
– Las líneas en verde en la parte superior representan dos relaciones “formales” u “oficiales”,cada una de las parejas en los extremos desconoce la existencia de la otra.
– Las línea punteada y en rojo en la parte inferior muestra una relación “no oficial”, en la cual se puede conocer la existencia de la otra persona involucrada.

La infidelidad amorosa, acepción con la que frecuentemente se asocia el término, es descrita, grosso modo, como la falta al pacto normativo que limita el número de personas involucradas en una relación amorosa o erótica y, por tanto, la prohibición de mantener otras de forma paralela, sean ocasionales o continuas. De forma que, en las relaciones con tradición monogámica la inclusión de un tercero supone una violación del acuerdo, mientras que en relaciones poliamorosas se produce al involucrar a personas ajenas al círculo aceptado. Bajo esta definición, ser infiel es romper de forma consciente un acuerdo afectivo o sexual preestablecido para el tipo de relación escogida.

Al verlo como una mentira referimos a una declaración realizada por alguien que sabe, cree o sospecha que es falsa en todo o en parte, esperando que los oyentes le crean, de forma que se oculte la realidad en forma parcial o total. Una cierta oración puede ser una mentira si el interlocutor piensa que es falsa o que oculta parcialmente la verdad. En función de la definición, una mentira puede ser una falsedad genuina o una verdad selectiva, exagerar una verdad, si la intención es engañar o causar una acción en contra de los intereses del oyente. Las ficciones, aunque falsas, no se consideran mentiras. Mentir es decir una mentira. A las personas que dicen una mentira, especialmente a aquellas que las dicen frecuentemente, se las califica de mentirosas. Mentir implica un engaño intencionado y consciente. Tiene como sinónimos parciales: embustebolacalumniacoba o falacia.

Las mentiras son conceptos equivocados de la verdad. También es mentira el acto de la simulación o el fingir. Por ejemplo: si alguien atropella a una persona y huye del lugar sin ser identificado y, después de un tiempo, regresa y se mezcla con los curiosos y finge indignación por lo ocurrido, está mintiendo a todos aquellos ante quienes simula o finge inocencia. En otras palabras, para mentir no se necesita decir palabra alguna.

Otra forma de mentira no verbal la constituye el hecho de hacerse pasar por discapacitado físico con el fin de obtener algún “favor” en provecho propio (limosnas, por ejemplo).

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.