Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Escrúpulos

Escrúpulos

Del latín, scrupulus, diminutivo de scrupus, piedrecilla que se mete en el zapato. Es la inquietud de ánimo provocada por la duda acerca de si algo es bueno o malo, correcto o incorrecto, verdadero o falso.

El uso común lo relaciona más bien con el asco y las náuseas, en especial con respecto a los alimentos. Suele emplearse en sentido religioso para referirse al desasosiego excesivo de la conciencia. La conciencia escrupulosa se define, siguiendo a san Alfonso, como aquella “que por motivos leves, sin causa o fundamento razonable, a menudo teme el pecado donde de hecho no existe” (E. GENICOT, I, 46); esto se manifiesta tanto en el discernimiento que precede a la acción como luego, en el miedo de haber cometido pecado mortal. Se había advertido que el escrúpulo se refiere siempre a las faltas “humanas”, como la falta de valores y que no se manifiesta necesariamente en todos los campos de la moral, ya que habitualmente afecta a sectores particulares

El escrúpulo se halla en una persona que vive preocupación frente a su consciencia y está asociado a tener dolor del alma o quemarse la sangre.
La declaración que puede sustentarlo es: Elijo vivir en armonía, acepto digerir las nuevas ideas, recupero mi entusiasmo.