Persona que alardea de lo que es y de lo que no es, en especial de valiente. Ejemplo: “no era fanfarrón y como buen militar no hablaba jamás de sus heridas”

Adjetivo, que es propio o característico de las personas fanfarronas.

“su estilo verbal era afectuoso y fanfarrón, mezcla de altivez chusca y chulería afable, simpática, con la mitad de las palabras en la justicia, la paz y el orden y la otra mitad en el insulto y el chiste”

 

La RAE la presume de una forma mozárabe *farfar, de la que no hay constancia, aunque esto resulta incongruente con el origen expresivo que indica para las relacionadas fanfarria y fanfarrear. Corominas las da por expresivas a todas ellas.

Decodificando la Fanfarronería
– Gestos Exagerados desde lo corporal.
– Exceso de resolución, negación de la apertura, falta de Flexibilidad y centramiento en uno mismo.
Necesidad de Refregarle algo en la cara al otro.
– Convencerse de algo en favor de uno mismo, exagerando una cualidad personal propia.
– Sentirme el mejor y para mostrarlo, desvalorizo todo lo que el otro hace
– Ampliar y volver más graves las circunstancias como que el fanfarrón sorteó un obstáculo más difícil o grande y se jacta de ello.
– Contenerse de decirle algo al otro. Muestra que se la puede aguantar pero luego explota de ego.

Compilado por Fabián Sorrentino