La palabra higiene llegó al español a través del francés hygiène [i.ʒjɛn] que el cirujano Ambroise Paré (1509-1590) ya utilizaba en sus escritos, bajo la forma hygiaine, un cultismo procedente del griego ὑγιεινός, (bueno para la salud). La palabra griega deriva de ύγιεια (salud, curación), nombre de la diosa de la salud que era Υγιεια.

El español la adoptó en la primera parte del s. XIX cuando se puso en boga en los países occidentales el movimiento higienista: una doctrina basada en la convergencia de nuevos conceptos políticos y sociales, nuevas ideas urbanísticas y prácticas médicas adaptadas al mundo de la revolución industrial en marcha.

Es el conjunto de conocimientos y técnicas que aplican los individuos para el control de los factores que ejercen o pueden ejercer efectos nocivos sobre su salud. La higiene personal es el concepto básico del aseo, de la limpieza y del cuidado del cuerpo humano. Son una serie de hábitos relacionados con el cuidado personal que inciden positivamente en la salud y que previene posibles enfermedades; asimismo, es la parte de la medicina o ciencia que trata de los medios de prolongar la vida, y conservar la salud de las personas.

Su falta  puede provocar enfermedades y reacciones desfavorables no solo para los humanos, sino también para los animales y plantas, el cuidado del medio ambiente va de la mano de la higiene.

Historia

El término se deriva de Higía, la diosa de la curación en la mitología griega.

La higiene y los cuidados comenzaron a ser una preocupación para el Estado a partir de la Revolución industrial, en la que se precisó sanear las fábricas, a partir del siglo XVII. En las ciudades portuarias como Buenos Aires surgió esta necesidad colectiva a partir de las malas condiciones del puerto, en el que abundaban ratas y todo tipo de enfermedades.

Gracias a los experimentos de Luis Pasteur que probaron la teoría germinal de las enfermedades infecciosas, las prácticas higiénicas cobraron suma importancia en las intervenciones médicas y la vida cotidiana de la población como sinónimo de salud.

A partir de mediados de la década de 1850 comenzó a adquirir importancia el movimiento “higienista”, por lo cual muchas personalidades influyentes de la medicina en el mundo pasan al ámbito político; por ejemplo en Argentina, Guillermo Rawson, político que llegaría a altos puestos; y, antes de finalizar el siglo, el doctor Eduardo Wilde. Ambos participaron activamente en las decisiones, transformaciones a nivel de estrategias de salud y con una alta participación en cuestiones nacionales argentinas. En países europeos, como Inglaterra, se dieron movimientos semejantes que comenzaron con la epidemiología, inaugurada por el estudio de John Snow sobre el cólera y el río Támesis, también a mediados del siglo XIX. En Estados Unidos, ya en la primera década del siglo XX, se inauguró el movimiento de Higiene Mental, que dio inicio a lo que luego se llamó salud mental mediante la acción de Clifford Beers, quien denunció las condiciones higiénicas de los hospitales psiquiátricos.

Objetivos

Sus objetivos son mejorar la salud, conservarla y prevenir las enfermedades o infecciones.

Se entienden como higiene los métodos que los individuos utilizan para estar limpios, como el uso sobre de jabón, champú y agua. Lamentablemente, hay otros factores de higiene que se deberían comunicar y que no lo son. A saber: El ayuno, la limpieza de colon, la limpieza de pesticidas de los alimentos.

Pero también, para referirse a las relaciones interpersonales:

Limpieza y aseo de lugares o personas.

Hábitos que favorecen la salud.

Parte de la medicina orientada para favorecer tu salud.

Reconocimiento, evaluación y control de aquellos factores o tensiones ambientales que surgen en el lugar de trabajo en prevención de enfermedades contagiosas que traigan efectos a quebrantos de salud, quebrantos del bienestar, incomodidad e ineficacia de los trabajadores y los ciudadanos.

La mala higiene incide de manera directa en la salud de los demás, con la aparición de enfermedades. Por ejemplo: las infecciones de la piel y uñas, la diarrea, la conjuntivitis, el cólera, la influencia o gripe común, entre otros.

La colocación de la basura en lugares determinados, la prohibición de tirar basura en lugares públicos, mantener parques y áreas verdes en un estado optimo para el disfrute y la recreación de la familia y más.

Autor: Martín Ilharramonho

Fuentes y Referencias:

Wikipedia: Ver en medio original

Etimologias de Chile: Ver medio original

Biblioteca digital mundial: Ver medio original

Wiki-How: Ver medio original