El hipo es una contracción brusca e involuntaria del diafragma que provoca, cada 15 ó 30 segundos, una inspiración breve, brusca y ruidosa.

 Generalmente se manifiesta en la persona que tiene dificultad para detener algo. Por ejemplo, dejar de reír, de comer, la agitación mental, etc. Se trata principalmente de dejar de “hacer” algo. Esta persona es emotiva y no se calma con facilidad.

 Para detener tu hipo puedes respirar profundamente varias veces, reteniendo el aire en los pulmones el mayor tiempo posible, así como tomar un vaso grande de agua, lentamente. Después averigua qué es lo que te resulta difícil detener en ese momento. Tu cuerpo te transmite el mensaje de que, por el momento, es suficiente, aunque luego podrás seguir. Creer que eres incapaz de detenerte no te beneficia. Sí eres capaz, y puedes hacerlo.

El hipo está provocado por contracciones espasmódicas repentinas e involuntarias del diafragma. Puedo vivir una rebelión interior, una culpabilidad, un auto –enjuiciamiento. Esto perturba mi organismo.

¿Siempre el hipo? Puede ser frecuente y duradero. Es una experiencia muy incómoda y desagradable para la persona que lo tiene. ¿Hay algo que me incomoda y me desagrada en lo que estoy viviendo o en lo que quisiera vivir pero que no se manifiesta, y que me causa frustración? ¿Hay ruidos, pensamientos que no puedo parar? ¿Está el hipo programado “Ejemplo: cada vez que bebo una bebida gaseosa, tengo hipo”?

Tomo la vida con más calma. Aprendo a saborear y a apreciar plenamente mi vida. Acepto que todo está en su lugar, en el plano divino, que todo está “O.K.” y desaparecerá el hipo.