La moxibustión (chino simplificado y tradicional: 灸, pinyin: jiǔ) es un tratamiento que forma parte de la Medicina Tradicional China. Utiliza las hojas pulverizadas, secadas y trituradas de la planta Artemisia vulgaris a la que se le da forma de cigarro denominado moxa. La evidencia científica disponible no avala su uso en la prevención o el tratamiento del cáncer, así como su uso para cualquier otra enfermedad, pero juega un importante rol en los sistemas de medicina de China, Japón, Corea, Vietnam, Tíbet, Mongolia.

En el tratado clásico de la Medicina Tradicional China se dice que la Moxibustión nació en el norte de China donde, a causa de las bajas termperaturas, predominan las patologías relacionadas con esta climatología. Esta terapia se extendió a Japón donde el clima también es frío y humedo. A pesar de que la Moxibustión cuenta con diferentes aplicaciones, está indicada especialmente para tratar dolencias y enfermedades relacionadas con estos factores ambientales.

Igual que la acupuntura, la moxibustión tiene el mismo fundamento de las teorías de la Medicina Tradicional China y red de circulación enérgetica (los meridianos y puntos de acupuntura o digitopuntura).

Aguja caliente con Moxa en una sesión de MoxibustiónLa Moxibustión es una terapia que proviene de China y consiste en quemar una “moxa” compuesta de hojas secas de una planta llamada Artemisa y aplicar su calor cerca de la piel, sobre puntos del cuerpo que coinciden con los de acupuntura, con el fin de remediar determinadas dolencias. Desde tiempos remotos el hombre observó que el calor aliviaba ciertas molestias; diferentes culturas en todo el planeta han utilizado métodos de curación por el calor, o incluso antes del dominio del fuego, con la exposición sobre piedras calentadas al sol.

En el tratado clásico de la Medicina Tradicional China se dice que la moxibustión nació en el norte de China donde, a causa de las bajas temperaturas, predominan las patologías relacionadas con esta climatología. Esta terapia se extendió a Japón donde el clima también es frío y húmedo. A pesar de que la moxibustión cuenta con diferentes aplicaciones, está indicada especialmente para tratar dolencias y enfermedades relacionadas con estos factores ambientales.

La Medicina Tradicional China se basa en la observación de fenómenos naturales y del ser humano como parte de la naturaleza y en la influencia de las estaciones y energías ambientales en la salud.

Igual que la acupuntura, la moxibustión tiene el mismo fundamento de las teorías de la Medicina Tradicional China y red de circulación energética (los meridianos y puntos de acupuntura o digitopuntura).

Sin embargo la moxibustión no es una alternativa a la acupuntura sino una técnica complementaria a esta, especialmente útil en los casos en que el Qi (energía) o el Xue (sangre) se hayan acumulado o estancado y no circulen adecuadamente, o cuando la enfermedad está causada por la invasión del frío, es en especial útil en las afecciones crónicas.

https://www.youtube.com/watch?v=86AZG03FhWc

Propiedades
La Artemisa Vulgaris tiene propiedades hemostáticas, anticonvulsivantes, antihelmínticas y es reguladora del ciclo menstrual. Se trata del único cuerpo combustible sin llama que puede hacer una emisión de infrarrojos de cualidad estimulante.

Está indicada para:
Bronquitis
Pulmonía
Asma
Problemas gástricos
Diarrea
Trastornos urogenitales
Estreñimiento
Hemorroides
Retención de líquidos
Contracturas musculares
Lumbago
Artritis
Incontinencia
Deformidades espinales
Métodos de Aplicación de la Moxibustión
Rollos o puros de moxa: quemando una barrita cerca del punto de acupuntura.
Cono de moxa: Colocándolo un pequeño cono directamente sobre la piel.
Cono de moxa con jengibre: interponiendo entre la piel y el cono una rodaja de jengibre, por las propiedades de este produce un efecto tónico y revitalizante y favorece la circulación de la sangre y la energía.

Cono de moxa con ajo: Al igual que con jengibre se interpone una rodaja de ajo entre la piel y el cono. Se suele utilizar en procesos infecciosos o en los causados por agentes externos por su efecto antiséptico.

Moxa con sal: Se aplica habitualmente en el ombligo. Puesto que este punto es un potente centro de energía que actúa regulando la energía del abdomen inferior e influenciando los órganos de esta zona.
En acupuntura: Se coloca un cono de moxa sobre el mango de la aguja de acupuntura y se prende con incienso. Refuerza el efecto de la acupuntura.

Caja de moxibustión: Consiste en un aparato, generalmente metálico pero puede ser de madera también donde se coloca y se enciende la moxa para después pasarlo por determinadas zonas. Como la zona lumbar o el abdomen.

La selección del método es realizada por el terapeuta o acupuntor, de acuerdo con el efecto buscado en cada tratamiento. Existen incluso modernos aparatos electrónicos generadores de calor infrarrojo que emulan la moxa.

Fuentes: SaludTerapia. Wikipedia
Compilado por: Ana Gonzalez 28/10/2016 12:54pm