El “Modelo de Mundo”, es la forma que el individuo mira al mundo y opera sobre el mismo.

Está constituido por el conjunto de Creencias de esa persona y articulados por una lógica que le es propia. Esto quiere decir que nuestro pensamiento es un todo organizado.

Los Niveles Lógicos funcionan de acuerdo a reglas universales, y cualquier tentativa de modificación que se introduzca en ellas corre el riego de no tener buenos resultados.

La función de un Nivel Lógico es organizar la información y percepciones. Por lo tanto, cualquier cambio realizado en un nivel determinado se relaciona directamente repercusiones sobre los diferentes Niveles.

Gregory Bateson, pionero en esta materia, entregó la popular estructura de los Niveles Lógicos. Posteriormente, en PNL, se profundizaría y ampliaría el concepto. Los Niveles Lógicos podemos utilizarlos para descubrir y comprender el modelo del mundo de un sujeto (persona, empresa u organización) y, asimismo, para escoger una forma de intervención (o asesoría) eficaz cuando hemos localizado los obstáculos que le impiden conseguir lo que desea o se ha propuesto (objetivos o meta).

Entorno, es el ambiente; el contexto en el que nos desenvolvemos. Un comportamiento tiene sentido en el contexto en que se produce.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta todo lo que concierne a nuestro entorno familiar, profesional, de amistades, etc., y en especial, recoger las informaciones específicas del caso en cuestión: ¿dónde, cuándo, con quién deseamos alcanzar un objetivo determinado?

Comportamiento, se trata de las acciones que realizamos en el Entorno. Esta expresión puede ser ampliada a los comportamientos “internos” o mentales (Diálogo interior, imágenes que formamos en nuestra mente, etc.), que son los previos a todos los comportamientos externos. Sólo un Comportamiento adecuado a la situación tiene posibilidades de modificar nuestro Entorno en el sentido deseado. Como ejemplo, si vivimos en un departamento que creemos demasiado pequeño (entorno que no nos satisface), tendremos que ocuparnos de buscar otro más grande.

El Comportamiento o Conducta remite a la pregunta ¿Qué? Y más concretamente, ¿Qué hacer?

Capacidades, son las “Competencias” y aptitudes que empleamos para adquirir y poner en práctica nuestros Comportamientos.
Conforman un Nivel muy importante.

Una de las presuposiciones principales afirma que “poseemos todos los recursos necesarios”; así, se puede decir también que “poseemos capacidades” y, entre ellas, la más esencial es la capacidad de aprender, puesto que ésta condiciona a las demás.

Nuestras Capacidades aumentan aprendiendo. Y no nos estamos refiriendo exclusivamente a las enseñanzas aprendidas en la escuela o universidad: aprendemos durante toda la vida.

Sistemas de Creencias: una Creencia es una afirmación personal que consideramos verdadera. Consciente o Inconscientemente afecta a la percepción que tenemos de nosotros mismos, de los demás y del mundo en general.

Puede establecerse una distinción entre los hechos que proceden del terreno de la percepción, es decir, visibles, audibles o palpables por todos, y las Creencias que representan nuestras interpretaciones, los “comentarios internos” que realizamos acerca de los hechos.

De esto se desprende que no todos tenemos las mismas Creencias sobre los mismos hechos. Ahora bien, y aunque resulte muy extraño puesto que es muy sencillo constatar lo contrario, todos tendemos a considerar nuestras Creencias como universalmente ciertas, y a esperar que los demás las compartan. Evidentemente, esto no facilita siempre nuestras relaciones sociales.

El conjunto de nuestras Creencias está organizado en un todo coherente que constituye nuestro modelo del mundo. Por lo general, todos estamos profundamente vinculados a él.

Por ello, cuestionar una Creencia desestabiliza todas aquellas que se derivan de ella o que están relacionadas de una u otra manera con ella. Ésta es la razón por la que somos tan reacios a modificarlas. También es cierto que todas nuestras Creencias no tienen la misma fuerza y que cambiaremos con más facilidad aquellas que no convulsionen radicalmente nuestro modelo del mundo.

Nuestras Creencias tienen una influencia determinante sobre nuestras Capacidades. Si de partida nos “creemos” incapaces de aprender o pensamos que el proceso de aprendizaje es largo y difícil o sólo reservado a un cierto período de la vida, estamos cerrando cualquier oportunidad de desarrollar nuevas Competencias (habilidades): nos contentaremos con aquellas cuya adquisición nos ha sido impuesta “por la fuerza”, casi sin darnos cuenta, porque estamos obligados a adaptarnos para sobrevivir.

También suele suceder que nos cueste mucho esfuerzo asimilar estas nuevas Competencias, porque adquirir nuevos conocimientos con facilidad nos quitaría la razón a nosotros mismos. (El problema con las Creencias es que nos las arreglamos siempre para darles la razón.)

Se denomina a este Nivel como “Sistemas de Creencias” porque está compuesto por cuatro subsistemas: “las Creencias”, “los Valores”, “los Criterios” y las “Rutinas de Clasificación” o “Filtros mentales”. Quizá por esta razón sea uno de los niveles más importante en la estructura de los Niveles Lógicos. A su vez, la importancia de cada subsistema es relevante en la Conducta o Comportamiento de un sujeto (persona, empresa u organización). Creemos que habría que dedicar un espacio especial para cada uno de los componentes del grupo, no obstante, aquí podemos señalar, de momento, que los Valores son aquellas Creencias más importantes que albergamos, cuya convicción y certeza marcan la senda por donde nos conduciremos durante toda nuestra existencia. Los Criterios son, por así decirlo, las reglas o normas que nos permiten saber cuándo un Valor ha sido satisfecho. “Dinero”, “Familia” o “Trabajo”, son valores y para saber cuándo hemos satisfecho el Valor del “Dinero”, por ejemplo, tendríamos que preguntarnos: ¿es suficiente lo que he ganado?, ¿Cuánto dinero tendría que ganar para considerarme satisfecho? Las respuestas a este tipo de preguntas conforman los Criterios de “satisfacción” de un sujeto. Y finalmente están las Rutinas de Clasificación, que son verdaderos “Filtros” y nos permiten conocer a qué presta más atención, preferentemente, un individuo.

Filtros mentales son muchos (alrededor de 60), los que se han identificado a la fecha, y se siguen descubriendo más periódicamente. El aspecto relevante del Sistema de Creencias, para una empresa o gerente de Recursos Humanos, por ejemplo, es que todo el conjunto de subsistemas permite, a quien domina estos instrumentos, formar grupos de trabajo de manera eficaz o realizar una selección de personal (elegir el candidato idóneo) para una empresa que requiera cubrir puestos de trabajo específicos. Por otro lado, quién es capaz de identificar los Valores más importantes de una persona y sus Filtros mentales, podrá persuadirlo o convencerlo de ‘algo’ con mucha facilidad.

Identidad, es el sentimiento que tenemos de ser “uno”, idéntico a nosotros mismos, ya tengamos seis meses, diez años o setenta. Es, en cierta manera, la imagen (en el amplio sentido de la palabra) que cada uno tiene de sí mismo. Ésta evoluciona, pero siempre mantenemos el sentido de nuestra “unidad” y nuestra coherencia. Se trata, evidentemente, de un Nivel fundamental.

La representación que cada uno tiene de sí mismo influye en los demás Niveles Lógicos. Juzgamos nuestros comportamientos, la adquisición de nuevas capacidades, la adopción de nuestros Valores y Creencias “midiéndolos” con la pregunta: “¿Es coherente con lo que soy?”. En este Nivel contactamos con nuestra “Misión” que es la representación de lo que queremos conseguir en el mundo. Por lo tanto la pregunta es “¿quién?” y las palabras clave, “coherencia interna” y “misión”.

Visión, de esta manera se designan los Niveles que sobrepasan al individuo.

Más allá de la identidad, mis valores, mis creencias, está mí pertenencia a esferas que me sobrepasan, puesto que no me implican sólo a mí. El porque de la existencia, la Misión que venimos a cumplir en esta vida, el sueño que nos despierta todos los días los que nos da ganas de ir más allá, en unión con todos.

,