Psiquiatría. Rama de la Medicina que estudia las enfermedades de la psique.

La psiquiatría o siquiatría1 (del griego psiqué, alma, e iatréia, curación) es la rama de la medicina dedicada al estudio de los trastornos mentales con el objetivo de prevenir, evaluar, diagnosticar, tratar y rehabilitar a las personas con trastornos mentales y asegurar la autonomía y la adaptación del individuo a las condiciones de su existencia.


El estudio objetivo y riguroso de los problemas mentales es relativamente nuevo. En el siglo XIX surgió por primera vez el concepto de “enfermedad mental” y la psiquiatría haría su ingreso definitivo a la medicina. Hasta el siglo XX los enfermos mentales eran recluidos en asilos donde recibían “tratamientos morales” con el fin de disminuir su “confusión mental” y “restituir la razón”.

En los años treinta se introdujeron varias prácticas médicas controvertidas, incluyendo la inducción artificial de convulsiones (por medio de electroshock, insulina y otras drogas) o mediante cercenar porciones del cerebro (lobotomía o leucotomía). Ambos procedimientos se usaron ampliamente en psiquiatría, pero hubo mucha oposición basadas en cuestionamientos morales, efectos nocivos o mal uso. En los años cincuenta nuevas drogas, especialmente el antipsicótico clorpromazina, fueron diseñadas en laboratorios y gradualmente suplantaron a los tratamientos más controvertidos.

Especialidad médica
Como herramienta al servicio del ser humano, la medicina se vale del conocimiento adquirido en su ámbito científico aplicándolo al alivio del sufrimiento mental asociado con los trastornos de la salud mental. La psiquiatría suele adoptar un modelo médico para afrontar los trastornos mentales, pero considera tanto los factores biológicos como psicológicos, socio/culturales y antropológicos.

Su objetivo es el estudio de la enfermedad mental, los efectos bioquímicos y ambientales sobre la dinámica del comportamiento y cómo interaccionan con el organismo para enfrentarse al mundo. Según diferentes modelos, su acción puede desarrollarse en un hospital (psiquiatría hospitalaria), en consultas externas (psiquiatría ambulatoria) o en la comunidad (psiquiatría comunitaria).

Subespecialidades
clínica de adicciones (generalmente farmacodependencia, aunque existen clínicas especializadas en manejo de otras conductas adictivas como la ludopatía, la adicción al sexo y otras)
neuropsiquiatría
psiquiatría de adultos (en los Estados Unidos como especialidad combinada, llamada family-psychiatry)
psiquiatría de enlace o medicina psicosomática
psiquiatría infanto-juvenil (en los Estados Unidos como especialidad combinada pediatrics-psychiatry)3
psiquiatría geriátrica
psiquiatría de urgencias (en España, “Experto en emergencias en Salud Mental”, no reconocida como especialidad en otros países de la Unión Europea)4
psiquiatría comunitaria
psicofarmacología
psicoterapia
psiquiatría legal o psiquiatría forense
psiquiatría biológica
psiquiatría de los trastornos del aprendizaje
psiquiatría transcultural
psiquiatría psicodinámica
psicopatología
sexología (otras disciplinas también pueden tener como objeto de estudio la sexología)
trastornos psicóticos
trastornos de la conducta alimentaria
trastornos del estado de ánimo y clínica de ansiedad
trastornos del sueño (medicina del sueño)

En los Estados Unidos, la psiquiatría es una de las especialidades que califican para la formación superior y certificación en neurofisiología, medicina del dolor, medicina paliativa y medicina del sueño.

Campo clínico de actuación
Las categorizaciones que se usan en psiquiatría tienen directa relación con la noción de enfermedad mental. Esta denominación ha caído en desuso en el ambiente académico y profesional, debido a la carga de estigmatización que implica la etiquetación de “enfermo mental” y a que los problemas mentales comparten s etiológicos, nosológicos y fenomenológicos del resto de las enfermedades, prefiriéndose así la denominación trastorno mental.

La Organización Mundial de la Salud publica el Manual de Clasificación de las Enfermedades (CIE-10), uno de cuyos apartados (apartado F) está dedicado especialmente a los trastornos mentales, más utilizado en Europa. Sin embargo, dentro del escenario clínico mundial, también se utiliza el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV), publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, especialmente en el continente americano.

Tratamientos
Los tratamientos psiquiátricos suelen dividirse en dos tipos: biológicos y psicoterapéuticos.

Los biológicos son aquellos que actúan a nivel bioquímico en el cerebro del paciente, como es el caso de los medicamentos. Los fármacos psicotrópicos son el tratamiento biológico más común utilizado en la actualidad.
Los psicoterapéuticos son aquellos que se valen de técnicas como la psicoterapia para mejorar la condición del paciente.

Sin embargo, la psicoterapia es una aplicación de la psicología (en particular del área de la psicología clínica), útil en el tratamiento de trastornos de salud mental. Algunos psiquiatras, luego de su postgrado, deciden especializarse en una o más corrientes terapéuticas: las terapias cognitivo-conductuales, la terapia sistémica, la terapia psicodinámica o psicoanalítica, la psicología humanista, la terapia Gestalt.

Sin embargo, las universidades y centros de preparación de postgrado han ido reconociendo paulatinamente la necesidad de un estudio disciplinado de la psicoterapia durante los años de formación regular como parte del entrenamiento regular del psiquiatra.

Psiquiatras famosos
Algunos psiquiatras famosos son: Julián de Ajuriaguerra, Eugen Bleuler, Joseph Breuer, Honorio Delgado, Henri Ey, Christopher Shijango, Viktor Frankl, Karl Jaspers. Carl Gustav Jung, Erik R Kandel, Emil Kraepelin, Fritz Perls, Emilio Mira y López, Egas Moniz, Braulio Moyano, Philippe Pinel, Kurt Schneider y Sigmund Freud

La psiquiatría y la psicología: ciencias hermanas
En su dimensión práctica, la psiquiatría es ejercida por médicos y la psicología es una formación universitaria independiente ejercida por psicólogos. La psiquiatría tiene como elemento fundamental la realización de un diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos mentales. La psicología se ocupa del estudio de la conducta en en diversos ámbitos: de la salud, deportivo, de las organizaciones, jurídico, neurocientífico, social y educativo. En lo propiamente científico, la medicina y la psicología son dos ciencias diferentes con objetos de estudio distintos pero que se superponen entre sí. Es frecuente la colaboración entre psicólogos y psiquiatras, ya que en el tratamiento de varias patologías se deben aplicar terapias conductuales y medicación para obtener la mejor eficacia.