Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Viva la Puntualidad

Viva la Puntualidad

La Puntualidad es una actitud humana considerada en muchas sociedades como la virtud de coordinarse cronológicamente para cumplir una tarea requerida o satisfacer una obligación antes o en un plazo anteriormente comprometido o hecho a otra persona.

Quiere decir, cuando una persona va a ir a algún lado con otras, ya sean familiares, amigos, compañeros, entre otros, y quedaron de encontrase a la 1 pm, se debe estar a esa hora o unos minutos antes por cortesía, pero después no, puesto que eso te define como una persona impuntual.

La puntualidad es la actitud que genera la conducta de llegar en el tiempo justo al lugar adecuado. Es un hábito que indica responsabilidad y compromiso con el cumplimiento de las obligaciones.

La ausencia de control en la organización del tiempo refleja otro tipo de desórdenes, faltas y perezas. Primeramente, no ser puntuales expresa la falta de respeto por la organización y el tiempo del otro. Pero además, significa un deterioro de la imagen y confiabilidad de la persona impuntual, ya que no se pude depositar la confianza en alguien que regularmente se retrasa y nunca se sabe si llegará a tiempo.

Algunas culturas tienen sobreentendido que los plazos reales son diferentes de plazos indicados. Por ejemplo, en una cultura particular puede ser entendido que la gente llegará una hora más tarde de lo anunciado. En este caso, puesto que cada uno entiende que una reunión a las 9 am comenzará realmente alrededor de las 10 am, nadie se incomodará cuando todo el mundo aparezca a las 10 am.

Ser puntual es ser consciente.

El valor de la puntualidad es necesario para dotar a nuestra personalidad de carácter, orden y eficacia, pues al vivir este valor en plenitud estamos en condiciones de realizar más actividades, desempeñar mejor nuestro trabajo, ser merecedores de confianza. La falta de puntualidad habla por sí misma pues, de ella, puede inferirse con facilidad la escasa o nula organización de nuestro tiempo y la falta de planificación en nuestras actividades.

Ser puntual implica tener conciencia de la importancia del otro, y ofrecer nuestra palabra de puntualidad debe ser una garantía de cumplimiento. Algunos creen que llegar tarde les permite distinguirse como si esto fuera un valor, llamando la atención con pretextos y justificaciones agotadoras.

Puntualidad en el Trabajo

La puntualidad en el puesto de trabajo es una obligación del trabajador respecto a su empleador. Así lo recoge la legislación laboral en la mayoría de los países, estados o ciudades, estableciendo como causa de incumplimiento contractual la reincidencia en comportamientos de impuntualidad. Así en el Estatuto de los trabajadores español, se cita como incumplimiento de contrato las faltas injustificadas y repetidas de asistencia o puntualidad en el trabajo (Art. 54). En muchos convenios laborales, se recogen frases que especifican esta normativa, del tipo se considerarán faltas de carácter leve tres faltas de puntualidad durante un mes sin que exista causa justificada. La cantidad exacta de minutos de retraso que ameritan la consideración de falta por impuntualidad es, no obstante, un tema controvertido y sujeto a interpretación subjetiva y criterio del evaluador.

Compilado por Fabián Sorrentino de las siguientes fuentes: Wikipedia y Qué Significado.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.