Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Saliva

Saliva

Las glándulas salivales secretan saliva, cuyas funciones son múltiples e importantes: humecta las paredes de la boca, embebe los alimentos, lo cual ayuda a tragarlos y a formar el bolo alimenticio, e inicia la digestión de los almidones. Los problemas más comunes en las glándulas salivales son la HIPERSALIVACIÓN (demasiada saliva), la HIPOSALIVACIÓN (no se produce la saliva suficiente) y las PAPERAS.

La expresión salivar significa hacerse la boca agua, es decir, tener un deseo ardiente de algo. Por lo tanto, la persona que saliva demasiado tiene demasiados deseos. Siente la impaciencia porque quiere ir demasiado aprisa para tragar ideas nuevas; no se da el tiempo suficiente para verificar si realmente las necesita. Quiere demasiado, a menudo para complacer a los demás o para tenerlos contentos.

También puede ser una persona que produce bastante saliva para escupir a alguien. Desearía hacerlo, pero se contiene y esta saliva se acumula en su boca. El fenómeno de no salivar lo suficiente se produce en la persona que es muy suspicaz y no traga a los demás.

Tiene miedo de que se aprovechen de ella, de que la engañen, y por ello se priva de muchas experiencias nuevas. Esta persona suele tener una actitud seca que la hace parecer más indiferente de lo que es en realidad. Es posible que también suprima sus propios deseos.

Si tu problema es que salivas demasiado, tu cuerpo te dice que dejes de creer que debes tragarte todo. Nadie en el mundo puede hacer feliz a otro. Puedes dar todo el amor que deseas a los demás, pero solo ellos decidirán si eso los hace felices o no.

Por lo tanto, si guardas tu energía para ocuparte de tus propias necesidades y de tu felicidad, ya no sentirás el enojo o agresividad hacia los demás ni desearás escupir a una situación o a otra persona.

También es importante que establezcas contacto con tus necesidades y que seas realista en tus deseos para satisfacer esas necesidades. Puedes encontrar el justo medio. Si tu problema es la falta de saliva, tu cuerpo quiere ayudarte a que tomes conciencia de que debes tener una actitud más abierta hacia los demás y hacia las ideas nuevas.

Permítete mostrar tu sensibilidad y confiar en los demás. Date cuenta de que cada uno recoge lo que sembró; por ello, trata de recolectar cosas buenas. Déjalas entrar en tu vida.

En caso de paperas, véase la descripción correspondiente. Hacérsele a uno la boca agua, tener babas de envidia por algo o por alguien. La inflamación de las glándulas salivares es lo que se llama las paperas. Si estoy afectado por esta enfermedad, vivo frecuentemente frustración y tengo el sentimiento de que escupen sobre mí, sobre mis ideas.

Me siento criticado y a veces tengo ganas de escupir a mi vez al rostro de la gente. Si padezco depresión, frecuentemente estoy llevado a comer rápidamente, a tragar mis alimentos enteros, lo cual provoca una carencia de saliva y la sensación de ahogo.

La saliva tiene el poder de eliminar el desarrollo de los microbios. Permite también, por su poder humectante, facilitar los sonidos en la garganta, tragar mejor los alimentos. Favorece la primera etapa de la digestión transformando los almidones.

Demasiada saliva o insuficiente saliva la hace ineficaz, inútil. Adquiriendo confianza en mis decisiones, decidiendo dejar entrar la alegría en vez de los pesares, adelantando con confianza, vuelvo a dar todo su poder a mi saliva.

saliva

La hipo-salivación es una carencia de saliva. La saliva es el humor acuoso algo viscoso que humecta la boca y los alimentos. Las glándulas salivares secretan la saliva que ayuda a la digestión. Puede que respire por la boca en vez de por la nariz. Esto conlleva una sequía de la boca y de las vías respiratorias.

La boca representa mi apertura a la vida, puedo preguntarme en qué mis deseos o mis apetitos están actualmente “secos” y por qué no se manifiestan como quisiera yo en mi vida. Puedo encontrar que los acontecimientos de la vida no me nutren lo bastante y que pierdo interés en mi vida. Tomo consciencia del don de la vida. La vida me da todo lo que necesito para integrar bien las situaciones que vivo.