Es la fase grave y tardía de la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (V.I.H.) Sus siglas significan Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida). Básicamente, destruye a los glóbulos blancos, (defensas del cuerpo contenidos en la cuyo objetivo es defender al cuerpo humano de infecciones y enfermedades.

Una persona diagnosticada como seropositiva, sólo es un “portador” del virus del VIH, pero aún no presenta SIDA. Un portador, puede trasmitir la enfermedad.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?:
En Biodescodificación, el SIDA no existe. Ser considerado por la medicina alópata como Seropositivo, corresponde a un conflicto emocional vivido por la persona en Proyecto Sentido. Es decir, han influido en él, circunstancias previas a su concepción, durante su gestación y hasta sus 3 años, gracias a los conflictos emocionales de sus padres.

Los padres han enviado, al inconsciente de ésta persona, un mandato inconsciente de: “El Nacimiento es igual a la Muerte”.

Es un programa biológico inconsciente que obliga a la persona a hacer cosas en su vida, que lo “lleven a la muerte”, que “lo lleven a morir pronto”. El inconsciente ha entendido: “Yo no debería estar aquí”.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?
Si yo soy diagnosticado como Seropositivo, necesariamente viví 3 conflictos emocionales desde antes de nacer y a causa de las emociones o conflictos emocionales de mis padres.

Programa de Muerte
Mis padres vivieron alguna emoción parecida a: – “Tendremos sólo 3 hijos eh!, si te embarazas de nuevo, te deshaces de él”. – “Yo sólo quería 2 hijos, ese nuevo que viene, está muerto para mí”. – “Yo quería puras niñas (puros niños), si éste viene de otro sexo, no lo quiero”.

Condicionan mi Nacimiento de Vida
Mis padres vivieron alguna emoción parecida a: – “Yo no quiero más hijos, a menos que éste sí nazca varón”. – “Yo no quiero que nazca éste hijo, a menos que nos mudemos a una casa más grande porque aquí ya no cabemos”. – “Yo no quiero más hijos eh! Que éste lo cuide tu mamá porque yo tengo que trabajar”. – “Y si éste hijo no viene sano, mejor que ni nazca, o sano o nada”.

Se Rompe la Unidad
Entendamos que una pareja sin hijos aún, es una unidad bien conformada en el mejor de los casos y no siempre los miembros de la pareja, desean tener hijos, o no desean tenerlos aún.. Entendamos también que una familia ya establecida con cierto número de hijos, puede haber establecido ya una unidad por haber cumplido con un plan.

La llegada de un bebé no planeado, no esperado, no programado, no deseado, es sin duda alguna, un factor que determina que una Unidad, se rompa, se destroce, se destruya. Habremos de aceptar, que sin pensar en “creencias”, es una realidad que no todos los padres desean un hijo o un hijo nuevo, y que saber que viene uno en camino, es un gran impacto emocional.

El padre lo puede tomar como una “pérdida de su mujer”, porque la mujer se olvidará de él para prestarle atención al bebé, como una nueva carga económica, como una nueva responsabilidad.

La madre lo puede tomar como una pérdida de su autonomía, de su libertad, como volver a empezar (si ya se tiene hijos), como una carga, como una ancla que le cortará las alas, como una pérdida de su atractivo físico.

Por lo tanto, yo como Seropositivo, únicamente estoy haciendo evidente que aún antes de nacer, ya vivía varios conflictos emocionales en mi inconsciente biológico: – Desvalorización – Atentado contra mi integridadMiedoSeparación.

Y claro, también queda grabado en mi inconsciente, que la sexualidad, tuvo mucho que ver en todo esto, porque claramente, soy el fruto no deseado de una actividad sexual. Mis padres, disfrutaron del sexo, pero me rechazan a mí, por lo tanto, nazco con la orden de “tener que desaparecer”, para no ser una carga para mis padres. Y también pude haber “entendido”, que el sexo entre dos personas heterosexuales, da como resultado hijos nos deseados.

Por lo tanto, es posible también que yo tengo una preferencia sexual homosexual: Para no procrear, porque “procrear es malo”. En verdad, será realmente importante, que yo pueda comprender a profundidad, que mi mal diagnosticada enfermedad, sólo es una respuesta biológica a sentirme rechazado antes de mi nacimiento, y que las vivencias emocionales de mis padres, pudieron imprimirme una orden o un programa equivocado, en el que yo falsamente asimilé que:

“Por amor a mi familia, a mi clan de sangre, yo debo desaparecer”. – “Soy un hijo no deseado, pero llegué, estoy aquí, y eso causa problemas”. – “Siento ser una causa de vergüenza para la familia”. – “Siento mucho, no ser lo que ustedes esperaban”. – “Siento mucho, haber llegado sin invitación”. – “Siento mucho, no ser lo suficientemente bueno para su clan”.

A éstas emociones, pueden sumarse a la vez, emociones de rechazo hacia situaciones actuales de mi vida, de mi propia experiencia, que me hacen sentir peor.

– “Nadie acepta o yo mismo no puedo aceptar mi sexualidad” – “Nadie acepta o yo mismo no puedo aceptar mis gustos” – “Nadie acepta o yo mismo no puedo aceptar mi adicción o adicciones”. – “Debo huir”. – “Me enfrento a un depredador, por lo tanto, me hago el muerto”.
Es una Constelación (Concepto de la Metodología de Biodescodificación), que habla de dos conflictos emocionales simultáneos:
CONFLICTO DE SEPARACIÓN + MIEDO VIOLENTO A MORIR

Transgeneracional:
Será importante analizar también, toda la historia familiar relacionada con embarazos fallidos, hijos no deseados, hijos repudiados, abortos, fallecimientos al nacer, fallecimiento de padres luego de concebir donde la madre se quedó sola, muertes de fetos por mala medicación del médico o por mala atención médica, muertes violentas de padres durante el embarazo de sus esposas.

Conflicto de Diagnóstico
En la metodología de la Biodescodificación, es bien sabido que algo que puede “enfermar” y hasta “matar” a las personas, es el conflicto de diagnóstico. El simple hecho de que una persona crea que “El SIDA mata”, porque lo ha escuchado en los medios. O que crea que los médicos jamás se equivocan, y que si me lo dijo mi médico es verdad, etc. Provoca que la persona se adjudiquen la enfermedad, agraven su estado físico y se rindan. Y en el caso del SIDA, un alto número de personas diagnosticadas como Seropositivas han sido mal diagnosticadas. Los resultados “falsos-positivos”, en el caso del SIDA, alcanzan actualmente casi un 90% de los casos. El problema emocional es claro después de un diagnóstico equivocado, si yo creo firmemente que EL SIDA MATA, obviamente, voy en el camino perfecto de la IMPOSIBILIDAD DE CURACIÓN.

Lo que hay que saber:
Es importante saber que en el caso de que yo sea diagnosticado como Seropositivo, o como enfermo de SIDA, será de suma importancia para poder Biodescodificarme correctamente, tener claro el Síntoma presentado en primer lugar, es decir, la enfermedad principal, que se complicó, y que me llevó al médico, porque ésta será la clave para ubicar la vivencia emocional que detonó la baja drástica de glóbulos blancos en mi organismo: – Candidiasis vulvo-vaginal. – Candidiasis oral resistente al tratamiento. – Carcinoma de cérvix invasivo. – Displasia de cérvix uterino o carcinoma de cérvix no invasivo. – Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI). – Fiebre menor a 38° o diarrea, de más de un mes de duración. – Herpes. – Leucoplasia oral vellosa. – Neuropatía periférica. – Púrpura trombocitopénica idiopática. – Infecciones bacterianas: Septicemia por Salmonella, Tuberculosis. – Infecciones virales: Retinitis, Bronquitis, Neumonitis, Esofagitis. – Infecciones por hongos: Aspergilosis, Candidiasis, Coccidiodomicosis, Criptococcosis, Histoplasmosis. – Infecciones por protozoos: Neumonía, Toxoplasmosis, Criptosporidiosis intestinal crónica, Isosporiasis intestinal crónica. – Bronquitis Crónica. – Neumonía. – Encefalopatía. – Sarcoma de Kaposi – Linfoma de Burkitt. – Linfoma No-Hodgkin – Linfoma Inmunoblástico. – Linfoma Cerebral Primario. – Etc.

Aclaración:
Al día de hoy, y a pesar de la enorme mediatización respecto al Sida, no se ha identificado ni encontrado realmente tal virus. Se habla de su existencia, de su daño, de sus causas y consecuencias, pero nadie ha sido capaz de mostrar una foto o un estudio que muestre al virus.

Desde el Dr. Hamer, con la Nueva Medicina Germánica, hasta el día de hoy con la Biodescodificación, se considera importante indicarle a los clientes, que la Biodescodificación se realiza, tomando como base el haber sido diagnosticados como Seropositivos y valorando, analizando y estudiando las causas emocionales, de su síntoma principal, sumando los conflictos emocionales surgidos desde antes del nacimiento.

No se habla de SIDA, ni se asume que los clientes, sean “pacientes con sida”, porque para ésta metodología, eso no existe.

Existen sí, las complicaciones emocionales que provocan la drástica disminución de glóbulos blancos, hecho que da lugar a presentar uno o varios síntomas iniciales importantes y a proseguir con varios síntomas subsecuentes, sumado esto, a una programación emocional, anterior al nacimiento que ya nos hizo nacer débiles, con baja autoestima, confundidos, con miedo, etc. Mientras no se localice éste daño, mientras no se detecte, se trabaje con él y se libere, la orden de “morir” y “buscar morir” estará vigente en el inconsciente lo que, a su vez, provocará que las defensas, continúen bajando.

Muchos estudios en Francia y Alemania, han demostrado ya que la gran mayoría de personas heterosexuales y homosexuales de esos países, diagnosticados con SIDA, comprobaron: – Jamás haber practicado sexo inseguro. – Jamás haber probado drogas. – Jamás haber compartido jeringas. – Jamás haberse hecho transfusiones de sangre.

Pero lo más relevante del estudio, fue que TODAS, absolutamente todas las personas analizadas, entrevistadas o estudiadas, afirmó categóricamente: TENER MIEDO AL SIDA, por todo lo que oían, veían, leían en los medios o comentaban sus amigos y familiares.

Y todos sabemos en Biodescodificación, que “el miedo mata”. La simple emoción de sentir miedo, es capaz de matarnos. Esto echa por tierra la idea del contagio y fundamenta aún más, el principio de la Biodescodificación que dice: “Aquello en lo que piensas, aquello a lo que temes, es aquello que tu cerebro programa para ti”

Akasha Sanación Integral Terapias de:
– Biodescodificación – Biohipnosis – ReikiHipnosis Lic. Elizabeth Romero Sánchez: Hipnosis Clínica Ericksoniana, Master Raja Yoga, Diplomado PNL, Psicología, Biodescodificación. Lic. Edgar Romero Franco: Master Reiki, Master Raja Yoga, Coaching PNL, Hipnosis Clínica Ericksoniana.

 

Sobre la Enfermedad
Presenta los síntomas de 25 enfermedades distintas. Son muchos los libros escritos por científicos estadounidenses y europeos sobre esta enfermedad, la cual parece ser objeto de una gran controversia. De hecho, si un paciente no es seropositivo, pero sufre por ejemplo de cáncer, reumatismo articular, sarcoma, neumonía, diarrea, demencia, micosis, tuberculosis, fiebre, herpes, todo tipo de síntomas neurológicos o deficiencias, no hay razón para perder por ello la cabeza, pues son enfermedades comunes, normales, según los conceptos vigentes hasta ahora.

Sin embargo, basta que la misma persona sea seropositiva para que todos estos síntomas se vuelvan de pronto “Sidosos”. Es importante saber que la SEROPOSITIVIDAD no es el SIDA. Una persona seropositiva es aquella cuya prueba sanguínea indica la presencia del anticuerpo VIH (virus de inmunodeficiencia humana). Se dice que el 99% de los seropositivos no presentan ninguno de los síntomas del SIDA.

El SIDA tiene relación directa con el amor a sí mismo. Esta enfermedad se manifiesta en la persona que no se ama y que, sobre todo, no acepta su sexo (hubiera preferido nacer con el sexo contrario). Esta enfermedad se presenta en los heterosexuales y los homosexuales. En algunas partes del planeta, como África, Asia y América, la población heterosexual es la más afectada a causa de la prostitución y de las relaciones sexuales sin protección.

Cada vez nacen más niños con SIDA. Muchos creen que es una enfermedad sexual, pero en realidad se trata de una enfermedad de afecta a quienes, al no amarse a sí mismos, son dados a compensar esa falta de amor en el nivel sexual para así hacerse la ilusión de que son amados, de sentirse aceptados por los demás. Se vuelven muy dependientes. Estas personas se desvalorizan al sentirse culpables y decepcionadas de sí mismas. Se desilusionan a menudo. La enfermedad se convierte en una forma de castigarse, y así esperan neutralizar su culpabilidad. Se castigan bloqueándose en sus relaciones sexuales, el recurso más utilizado para sentirse amadas.

Si quieres dejar de creer que no mereces vivir, esta enfermedad no es mortal. Acepta la idea de que cada decepción vivida, y que crees injusta, es causada por el exceso de expectativas de ser amado por los demás. Quieres ser amado porque no crees en tu valor, en el ser extraordinario que ERES.

Tu cuerpo te envía el mensaje urgente de que comiences a amarte cómo eres, con tu gran corazón lleno de amor. De hecho, es notable constatar que las personas con SIDA suelen tener un corazón tan grande que pueden amar a todo el mundo sin problemas. Sólo tienes que volver a establecer contacto con ese gran corazón que habita en ti y utilizarlo para amarte tal y como eres, con el sexo que elegiste antes de nacer.

En lo más profundo de tu alma, una razón importante y superior te hizo elegir ese sexo para esta encarnación. Aun cuando tu elección no les haya hecho gracia a algunas personas (por ejemplo, a tus padres), no les queda otro remedio que aceptar que ellos también tienen una lección que aprender, la experiencia de vivir en el amor con tu elección.

Lo importante para ti es observar tu propia evolución y crecer en el amor, la única razón de ser de todos los seres humanos en esta Tierra. Si llevo el virus del sida (V.I.H.: virus de inmunodeficiencia humana) y que estoy en buena salud, se dirá simplemente que soy seropositivo y puede que nunca desarrolle la enfermedad. Si mi sistema inmunitario se debilita como consecuencia del virus V.I.H., entonces podré decir que tengo el sida que es la enfermedad.

Si soy una persona afectada de sida, veo como mi sistema inmunitario se vuelve deficiente en células – T (linfocitos o variedades de glóbulos blancos de la sangre y de la linfa), volviéndose así incapaz de protegerme contra ciertas infecciones como la neumonía y el cáncer.

El virus del sida se transmite por la sangre (sangre contaminada durante una transfusión sanguínea, jeringuilla infectada, herida en contacto con sangre infectada, etc.) o el líquido sexual. La glándula del timo (situada delante de la tráquea), estando ahí en donde se forman las células en T, está así afectada y, por el mismo hecho, la energía del corazón también lo es.

La glándula del timo (situada delante de la tráquea) estando ahí en donde se forman las células – T, está así afectada y, por el mismo hecho, la energía del corazón lo está también. El sistema líquido del cuerpo, que es la sede de la transferencia viral, corresponde a la energía emocional, es decir la sangre. La sangre vinculada al corazón simboliza el amor y las penas, la creatividad. Así, puedo decir que mi sistema emocional está en desequilibrio e incapaz de expresarse libremente. Vivo una gran culpabilidad frente al amor, tengo la sensación de no estar a la altura.

Mi sistema se vuelve débil y cada vez más vulnerable a todas formas de invasión. Tendría interés en tomar consciencia que reprimo emociones como el miedo y la ira, que reniego del ser que soy hasta el punto de desear mi destrucción total. De mi incapacidad a amarme y a aceptarme tal como soy, resulta que ya no consigo protegerme.

Mi fuerza interior que, normalmente, está apoyada por el amor, la aceptación y un deseo intenso de vivir, se debilita y se desmorona lentamente. Incluso inconscientemente, la muerte puede aparecerme como la solución a mi desesperación.

Vivir una experiencia sexual puede mostrarse muy revelador emocionalmente. Incluso espiritualmente, esto puede llevarme a vivir acontecimientos benéficos tan pronto como brota la energía sexual desde el chakra de base (uno de los siete principales centros energéticos del cuerpo situado en el coxis, en la base de la columna vertebral) que es la fuente de mi impulso espiritual.

En cambio, si esta energía está mal utilizada, es decir como auto – gratificación y complacencia, puede girarse en contra mía. Sin una sincera manifestación de pureza, podrá transformarse en energía enfermiza o molesta. Aprendo pues a reconocer las energías que están en mí y las uso para lo mejor de mi evolución. Acepto quien soy, un ser divino y magnífico.