Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
signo comunicacional

signo comunicacional

Es una señal que indica directamente algo acerca del emisor, sin indicación de otros objetos, personas, tiempo, o lugares: un bebé restregándose los ojos es signo de sueño; quejarse es una señal de dolor (pero no indican qué dolor) El signo llama la atención del receptor pero es usualmente ambiguo acerca de qué mensaje ha de recibirse. (Hunter y Whitten, 1976, Enciclopedia de Antropología, Harper & Row.)

Es cualquier cosa que pueda considerarse como substituto significante de cualquier otra cosa.

Proponemos que se defina como signo todo lo que a parir de una convención aceptada previamente, pueda entenderse como alguna cosa que esta en lugar de otra. (34) Algo es un signo solo porque un intérprete lo interpreta como un signo de algo (Eco: 34) Esta constituido siempre por uno (o más) elementos de un Plano de la Expresión colocados convencionalmente en correlación con uno (o más) elementos de un Plano del Contenido. (83)… ver Eco: p. 86

Indicador en que la asociación no es natural, sino que es una convención cultural. No se presentan aislados, solo transmiten información cuando se combinan con otros signos y símbolos del mismo contexto. El signo es metonímico (la parte por el todo). El símbolo es metafórico (una cosa por otra) Leach, p. 18.19.

Según el Diccionario de las Ciencias Sociales de Gould & Kolb, Londres, 1968: el signo, denota cualquier estímulo que, debido a su asociación con otro estímulo, elicita un respuesta apropiada al mismo, pero en ausencia del estímulo original.

Su uso esta afectado por la distinción hecha entre signo y símbolo. También se ha discutido mucho de la relación entre los signos y el lenguaje. “Las palabras”, escribe B. Rusell “son un acaso particular de signos.

Podemos decir que un organismo dado O, un miembro de una clase de estimulo A, es un signo de algún miembro de una clase de objetos B, si la ocurrencia de O a un estímulo de la clase A produce una reacción apropiada a un objeto de la clase B” (Conocimiento Humano Londres 1948, p. 199). Para W. James, “El lenguaje es un sistema de signos, diferente de la cosa significada, pero que puede sugerirlos”. (Principles of Psichhology, New York: Henry Holt, 1905, Vol. II, p. 356).

En ciencias sociales, el uso del termino signo es generalmente asociado con el intento de diferenciar entre el hombre y otros animales. En este contexto, usualmente se hace notar que, aunque todos los animales responden a los signos, solo el hombre responde sistemáticamente a los símbolos. Signo es normalmente usado como termino genérico bajo el cual el símbolo es subsumado como un tipo particular. (Esta relación entre signo y símbolo no es universalmente aceptada, sin embargo.

En este uso más general, la definición de signo usada es tan representativa como “un estímulo que llama por una respuesta que es la misma o similar a la respuesta previamente evocada por alguno otro estímulo.” C. Morris, hace igual el signo con claves y dice que un signo sirve para “controlar el comportamiento en la forma que alguien más podaría ejercer control si estuviera presente”. Morris también usa el termino señal para aquellos signos que no son símbolos, pero esta terminología no es ampliamente aceptada.

Esta amplia definición de signo abarca todo, desde el estimulo simple asociado en experimentos básicos de acondicionamiento a las más complejas abstracciones del lenguaje escrito. Así el comportamiento de signos es encontrado en todos los niveles de la vida animal. Comienza en una época tan temprano en la historia de la biología como en el famoso “reflejo condicionado”, en el cual un concomitante de un estímulo se apodera de la función-estímulo. El concomitante se convierte en signo de la condición a la cual la reacción es realmente apropiada”

Hay poca diferencia de opinión en este aspecto del uso del término. Sin embargo sí hay diferencias cuando se intenta diferenciar entre símbolos y otros clases de signos y definir la naturaleza de la relación entre el signo y la cosa que significa. Esta última relación es la materia central del “problema del significado” que durante siglos ha sido una plaga para filósofos, psicólogos y los cientistas sociales.

signo linguístico

Compilado por Fabián Sorrentino – viernes, 21 de marzo de 2008, 15:19