La terapia biológica usa organismos vivos, sustancias procedentes de organismos vivos o versiones producidas en el laboratorio de tales sustancias para tratar enfermedades.

La palabra terapia viene del griego θεραπεία (therapeia = tratamiento), la cual está formada con: El verbo θεραπεύειν (therapeuein = cuidar, atender, aliviar, de ahí la palabra terapeuta).
El sufijo -εια (-eia), variante de -ια (-ia) que indica cualidad y vemos en palabras como en alopatía (ἀλλοπάθεια), ironía (εἰρωνεία) y simpatía (συμπάθεια).
El término terapia es usado en multitud de compuestos que se refieren a diferentes tratamientos curativos médicos:
Aeroterapia – Tratamiento por medio de aire (aero).
Balneoterapia – Tratamiento por medio de baños (balneum).
Electroterapia – Tratamiento por medio de electricidad (electro).
Fisioterapia – Tratamiento por medios naturales (fisio).
Fototerapia – Tratamiento por medio de luz (foto).
Helioterapia – Tratamiento por medio de exposición a la luz solar (helio).
Hidroterapia – Tratamiento por medio de agua (hidro).
Mecanoterapia – Tratamiento por medio de movimientos forzados al cuerpo (mecano).
Metaloterapia – Tratamiento por medio de contacto con metales (metal).
Opoterapia – Tratamiento por medio de extractos de órganos animales (opos = jugo, ver: opio).
Psicoterapia – Tratamiento de las enfermedades del alma (psico).
Quimioterapia – Tratamiento por medio de productos químicos.
Radioterapia / Radiumterapia- Tratamiento por medio de radiaciones (radio).
Seroterapia / Sueroterapia – Tratamiento por medio de sueros (sero).
Talasoterapia – Tratamiento por medio de baños o aire del mar (talaso).
Vacunoterapia – Tratamiento por medio de vacunas.

Algunas terapias biológicas para el cáncer usan vacunas o bacterias para estimular el sistema inmunitario del cuerpo para que actúe contra las células cancerosas. Estos tipos de terapia biológica, los cuales algunas veces se llaman colectivamente “inmunoterapia” o  “terapia modificadora de la respuesta biológica“, no se apuntan directamente a las células cancerosas. Otras terapias biológicas, como los anticuerpos o segmentos de material genético (ARN o ADN), sí se apuntan directamente a células cancerosas. Las terapias biológicas que interfieren con moléculas específicas que participan en el crecimiento y evolución de tumores se llaman también terapias dirigidas. (Para mayor información, vea Terapias dirigidas contra el cáncer).

Para pacientes con cáncer, las terapias biológicas pueden usarse para tratar el cáncer mismo o los efectos secundarios de otros tratamientos del cáncer. Aunque ya se han aprobado muchas formas de terapia biológica por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA), otras son todavía experimentales y están disponibles para pacientes con cáncer principalmente por medio de participación en estudios clínicos (estudios de investigación en los que participan personas).

Las terapias biológicas se usan para varias enfermedades, no solo para el cáncer. Autoinmunes, artritis, leucemia, lupus. Por su alto costo, no suelen estar accesibles en la salud publica. Su uso se reserva como una segunda linea, cuando los tratamientos en base a químicos no obtienen respuestas.

La terapia biológica (a veces llamada inmunoterapia, bioterapia o terapia modificadora de la respuesta biológica) es una nueva familia de agentes que pueden utilizase en el tratamiento contra el cáncer. Las terapias biológicas utilizan el sistema inmune del cuerpo, ya sea directa o indirectamente, para combatir el cáncer o para disminuir los efectos secundarios que pueden causar algunos tratamientos del cáncer. Los más utilizados son los interferones, las interleucinas, los factores estimulantes (G-CSF, eritropoyetina) y los anticuerpos monoclonales.

 

 

 

Autor: Martín Ilharramonho

Fuentes y Referencias:

Wikipedia: Ver en medio original

Etimologias de Chile: Ver medio original

Wiki-How: Ver medio original

National Cancer Institute: Ver medio original