Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Habilidad, Destreza, Talento…

Habilidad, Destreza, Talento…

Actitud, Capacidad y Apititud, Talento, Habilidad, Destreza, Inteligencia, Competencias y Sabiduría.

¿Cuán capaz eres de distinguir entre los siguientes 8 conceptos?

Al igual que la imágen, muchos se parecen, pero tu capacidad para distinguirlos es lo que hará una gran diferencia en tu desarrollo personal.
.
Estos son los conceptos del nuevo desafío del Dr Fabián Sorrentino en su entrenamiento para mentores.

Conceptos que solo pueden aprenderse a partir de un entrenamiento y la práctica consuetudinaria de valores. Por lo tanto, esta lectura, es solo para tu orientación sobre sus significados.

Comprender la forma en que se interconectan y alinean con un propósito superior requiere de transitar el camino, al cual conocemos con el nombre de “desarrollo personal”.

El Modelo MƐT® atraviesa cada concepto, haciendo foco uno a uno, durante cada nivel del entrenamiento. De forma tal que nos llevaremos una comprensión superior a medida que los vamos atravesando y concluyendo la travesía.

Si está interesado en encontrar la relación entre estos “8 componentes del desarrollo personal” y los “diferentes tipos de valores a los que están alineados”, haz click en la pirámide.

Ahora abordemos la comprensión, de su selección, en cada una de las instancias.

0 Actitudes

La actitud es el 1er componente y puede considerarse como cierta forma de motivación social – de carácter secundario, frente a la motivación biológica, de tipo primario – que impulsa y orienta la acción hacia determinados objetivos y metas.

Su función inicialmente es ir en pos de una mejor supervivencia. Una actitud es disfuncional a la circunstancias que estamos atravesando y a las “normas establecidas en un contexto”, cuando proviene de un observador fragmentado y disfuncional.

El viejo conflicto entre las normas sociales y el observador que somos, en la mayoría de los casos, deviene de un observador carente de aceptación. Los conflictos de un observador se manifiestan de múltiples formas, desde actitudes caprichosas a conductas agresivas o posturas de  resignación. Toda actitud siempre está sustentada en el “estado de animo” del ser que la expresa.

Floyd Allport define a la actitud como una disposición mental y neurológica, que se organiza a partir de la experiencia, que ejerce una influencia directriz sobre las reacciones del individuo, respecto de todos los objetos y a todas las situaciones que les corresponden.

Para C. M. Judd: “Las actitudes son evaluaciones duraderas de diversos aspectos del mundo social, evaluaciones que se almacenan en la memoria”.

La observación de las actitudes es entrenada en la etapa introductoria del Modelo MƐT® o Nivel 0, dado que es indispensable para construir un estado de resiliencia cuando no tenemos otros recursos.
Aquí es cuando cobra sentido la frase: “Todo proceso de transformación comienza con una buena actitud y disposición al cambio”.

Distingamos en la actitud, 3 componentes:
• Cognoscitivo: formado por las percepciones y creencias hacia un objeto.

• Afectivo: el sentimiento en favor o en contra de un objeto social.

• Conductual: la tendencia a reaccionar hacia los objetos de una determinada manera.
El comportamiento puede ser consciente o inconsciente, voluntario o involuntario, público o privado, según las circunstancias que lo afecten. Y la ciencia que lo estudia desde el punto de vista de la evolución es: la “ecología del comportamiento”.

Desde ya, nuestras actitudes serán diametralmente diferentes según concibamos el origen de la Naturaleza Humana como determinista o indeterminista. Claro que comprender este tema requerira de cierto entrenamiento.
Para ir un paso más allá, puedes comenzar con la lectura de nuestra compilación acerca de su significado. Ella te irá guiando hacia los siguientes artículos.

1Capacidad y Aptitudes

Estos conceptos lo transitamos durante el Nivel 1 del Modelo MƐT®. Y refieren al conjunto de recursos y condiciones que tiene una persona para comprometerse a desempeñar una determinada tarea responsablemente.

Para hacer una distinción entre ambos términos, los vamos a tratar uno a la vez. Pero demás está decir que operan en conjunto.

Por ejemplo: Flexibilidad, Conocimientos, Distinciones, Poder… son capacidades y a la vez funcionan como aptitudes.

Vamos por las Capacidades
Pueden ser innatas o adquiridas y solo limitadas a nuestra capacidad de aprendizaje, como muestra este cortometraje.

Capacidad refiere a la propiedad de poder contener cierta cantidad de alguna cosa hasta un límite determinado. Sirve para que una entidad o institución pueda desempeñar una determinada tarea o cometido.

En general, cada persona tiene variadas capacidades de la que no es plenamente consciente. Así, se enfrenta a distintas tareas que le propone su existencia sin reparar especialmente en los recursos que emplea.



Aptitudes: Biológicas y Psicológicas

Del latín aptus = capaz para. Refiere a cualquier característica que nos permite pronosticar diferencias inter-individuales en situaciones futuras de aprendizaje. Carácter o conjunto de condiciones que hacen a una persona especialmente idónea para una función determinada.

En biología la entendemos como la adecuación o eficacia biológica de reproducirse con cierto genotipo, y normalmente es igual a la proporción de los genes del individuo en los genes totales de la siguiente generación. Si las diferencias entre genotipos distintos afectan a la aptitud, entonces las frecuencias de los genotipos cambiarán a lo largo de las generaciones; los genotipos con mayor aptitud se harán más comunes. Este proceso se llama selección natural.

Mientras que en el lenguaje común la aptitud solo se refiere a la capacidad de una persona para realizar adecuadamente una acción o tarea, en psicología engloba tanto capacidades cognitivas y procesos como características emocionales y de personalidad. Hay que destacar también que la aptitud está estrechamente relacionada con la inteligencia y con las habilidades tanto innatas como adquiridas fruto de un proceso de aprendizaje.

José Ingenieros en su libro El Hombre Mediocre plantea una diferenciación entre genio y talento, y cita un pensamiento de Max Nordau: Llama genio al hombre que crea nuevas formas de actividad no emprendidas antes por otros o desarrolla de un modo enteramente propio y personal actividades ya conocidas; y talento al que practica formas de actividad, general o frecuentemente practicadas por otros, mejor que la mayoría de los que cultivan esas mismas aptitudes.

Las aptitudes están relacionadas con una amplia variedad de capacidades lógico-matemáticas. Esta es la principal razón de porque hemos seleccionado su aprendizaje en el marco del Nivel 1 del Modelo MƐT® donde nos encargamos del desarrollo de esta inteligencia.

¿Qué aptitudes desarrollamos en esta instancia?
• Razonamiento lógico. Relacionada con la inteligencia lógico-matemática.
• Razonamiento abstracto. Relacionada con la inteligencia lógico-matemática.
Comprensión verbal y expresión escrita. Relacionada con la inteligencia lingüística.
• Razonamiento espacial. Relacionada con la inteligencia espacial.
• Concentración mental. Relacionada con la inteligencia emocional.
• Destreza manual y coordinación viso-manual. Relacionada con la inteligencia corporal-cinestésica.
Memoria. Capacidad de rememorar y asociar.
• Inventiva-originalidad-relación con el medio.
• Capacidad analítica. Relacionada con la inteligencia lógico-matemática.
• Capacidad de síntesis. Relacionada con la inteligencia lógico-matemática.
• Razonamiento físico-mecánico. Relacionada con la inteligencia espacial.
• Capacidad de observación. Relacionada con la inteligencia espacial.
Atención distribuida.
Habilidad corporal. Relacionada con la inteligencia corporal-cinestésica.
Habilidad musical. Relacionada con la inteligencia musical.
• Inferencia. Relacionada con la inteligencia lógico-matemática.
• Razonamiento inductivo. Relacionada con la inteligencia lógico-matemática.
• Razonamiento deductivo. Relacionada con la inteligencia lógico-matemática.

Aptitudes, de órden psicológico que proponemos en otros niveles.
• Abstracta o científica: para entender principios y teorías que no están inscritos en la naturaleza.
• Espacial: para manejar espacios, dimensiones, geometría.
• Numérica: para comprender y desarrollar mecanizaciones numéricas.
Verbal: para comprender palabras, oraciones, textos y relaciones entre los mismos.
• Mecánica: para comprender la transmisión de movimientos y sus disfunciones.
• Artística-plástica: habilidad para desarrollar formas, aplicar colores y apreciar formas estéticas.
• Musical: capacidad para relacionar y memorizar notas musicales, generar arreglos y crear música.
• Social: para comprender e interactuar con otra persona.
• Coordinación viso-motriz: habilidad para movimientos finos y coordinación de ojo-mano.
• Ejecutiva: capacidad para planificar y dirigir grupos de trabajo.
Organización: habilidad para clasificar, ordenar y sistematizar una fuente de información.
• Persuasiva: para argumentar, convencer, ordenar y sistematizar una fuente de información.

2 Talento

Capacidad para desempeñar o ejercer una actividad. Requiere de Inteligencia y Aptitud. Se puede considerar como un potencial. Lo es en el sentido de que una persona dispone de una serie de características o aptitudes que pueden llegar a desarrollarse en función de la forma en que se relaciona. Este es el fundamento porque lo aprendemos durante el Nivel 2 del Modelo MƐT® donde trabajamos las relaciones.

Como decía Jacinto Benavente: a pesar de que muchos crean que el talento tocó en suerte, pocos saben que la suerte es cuestión de talento.

Talento proviene del latín talentum, y este del idioma griego τάλαντον, plato de la balanza, peso. En la etimología de esta acepción del término, destaca el hecho de que existiera una unidad monetaria del mundo antiguo, el talento, que adquirió fama por su mención en una de las parábolas de Jesús: la parábola de los talentos (Mateo 25:14–30; Lucas 19:11–27).

De la interpretación de esta parábola deriva inteligencia, (capacidad de entender), aptitud (capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación) dadas como primeras acepciones por la R.A.E. para este término en lengua española, (al igual que en otras lenguas como el inglés)

Algunos autores como Montesquieu señalan: “El talento es un don que Dios hace en secreto, y que nosotros revelamos sin saberlo.”

Ontólogos como el Dr Alejandro Marchesán, señalan una distinción entre el Don y los Talentos, comprendiendo el Don como regalo heredado y los talentos como adquiridos a través de la operación del Don.

Ambas posturas reconocen que el talento es una manifestación de la inteligencia emocional y requiere de una aptitud o conjunto de aptitudes sobresalientes respecto de un grupo para realizar una tarea determinada en forma exitosa.

En sonría consideramos que el talento puede ser heredado o adquirido mediante el aprendizaje. Por ejemplo, una persona que tenga el talento de ser buen dibujante muy probablemente puede legar esta aptitud a sus hijos o a alguno de sus descendientes. Asimismo una persona que no es y desee ser dibujante deberá adquirir mediante el aprendizaje continuo y esforzado esa capacidad e interiorizándola. Una vez más esta frase nos lleva a comprender que el talento se desarrolla en función de las relaciones establecidas.

“Por encima del talento están los valores comunes: disciplina, amor, buena suerte, pero, sobre todo, tenacidad.” James Baldwin

El talento intrínseco es ese que la persona lo puede dejar de ejercer por mucho tiempo y volver a usarlo cuando lo necesite; a diferencia del talento aprendido que requiere ser ejercitado continuamente para no caer en el olvido.

3 Habilidad

El concepto habilidad proviene del término latino habilitas. Consecución de las finalidades propuestas, frente a un objetivo dado, diciendo que la habilidad se ha alcanzado.
Contar con la habilidad requiere de acción, esa es la razón por la que ubicamos este concepto en el Nivel 3 del Modelo MƐT® donde nos dedicamos a emprender en diferentes ámbitos.

¿Qué tipos de habilidades podemos reconocer?
En el ámbito cognitivo.
• Toda habilidad que tenga que ver con las capacidades cognitivas del sujeto.
• Para aprender en un sujeto concreto frente a un objetivo determinado.
• Como una aptitud innata o desarrollada. Al grado de mejora que se consiga a través de ella y mediante la práctica, se le denomina también talento.
• Para ejecutar una acción o una obra.
• Psicoanalíticas, Capacidades de psicoanalizar de un especialista, sea este psicólogo, psiquiatra o similar.

En el ámbito profesional.
• Digital y de Información, todas aquellas requeridas en las ciencias de la información.
• Gerenciales, aquellas necesarias para la gestión de un proyecto, una empresa, la organización de una actividad etc.

En el ámbito social.
• Sociales, un conjunto de conductas que aprendidas de forma natural se manifiesta en situaciones interpersonales y socialmente aceptadas.

En el ámbito de los juegos.
• Cada una de las capacidades que los personajes de los juegos de rol tienen para realizar acciones en el curso de una sesión de juego.

4 Destreza

A diferencia de la anterior, destreza motriz, que es la más común a la que hacemos referencia, es la capacidad de una persona de ser eficiente en una habilidad determinada, pudiendo ser innata o adquirida por el aprendizaje. En la destreza, la habilidad se expande, ganando poder. sa es la razón por la que trabajamos en ellas al atravesar el Nivel 4 del Modelo MƐT®. Aunque este video no utiliza los mismos términos es interesante para observar la forma en que una habilidad se transforma en una destreza.

Ejemplos para distinguir ambos conceptos
Habilidad para patear un balon, Destreza para hacer pataditas.
Habilidad para correr, Destreza para romper record de velocidad.
Habilidad para cantar, Destreza para cantar como soprano.
Habilidad para nadar, Destreza para competir en Olimpiadas de natacion.

5 Valores

Este componente del desarrollo humano requiere especial atención, ya que sin ellos no existe la posibilidad de realizar un trabajo intergeneracional sustentable en el tiempo.

⃞ ¿Qué son los Valores para la Visión de la Fundación?
Ellos definen quiénes somos. Conforman las creencias fundamentales de nuestra organización y nos representan funcionando a manera de declaración en cada una de las actividades que llevamos adelante.
Dado que son el resultado de nuestra interpretación personal, a medida que van apareciendo nuevas prácticas e integrantes, se van enriqueciendo.

Desde ya, su presencia va mucho más allá de los conceptos expresados en este artículo, actuando como Verbos, que nos otorgan virtud a través de la práctica diaria.

⃞ Diferencia con los Principios
Un principio es una ley que se cumple o que debe seguirse con un propósito determinado… estas leyes terminan controlando las consecuencias de nuestras acciones. Por lo tanto No puedes violar un principio sin sufrir consecuencias.

Una educación en valores se contrapone a la antigua moral rígida, legalista y coaccionante que promueve leyes restrictivas y poco humanas.

⃞ Valores y Educación
La relación entre ambos términos constituye un desafío de reflexión permanente. Construir un sistema de valores requiere de educación. Y así como la sociedad está cambiando la educación, esta puede cambiar la sociedad.

El camino que proponemos es que cada persona se re-encuentre con los valores que requiere para vivir su vida desde el mayor grado de dignidad.

Como todo proceso, el haber transitado los Niveles 0 al 5 promueven la aparición de una resultante, que es conocida como competencias.

 

Competencias
Integran los Valores, Normas, Habilidades, Conocimientos, Destrezas, Comportamientos con las Actitudes que desarrolla una persona para comprender, transformar y participar en el mundo en el que vive.

La competencia no es una condición estática, sino que es un elemento dinámico que promueve el continuo desarrollo del liderazgo. Ese es el fundamento del porque lo trabajamos durante el Nivel 5 del Modelo MƐT®. Puediendo generar, potenciar apoyar y promover el conocimiento, aplicandolo desde una visión más amplia.

Es en este nivel donde confluyen los otros conceptos trabajados hasta el momento.

Para ampliar sobre este tema, hemos desarrollado múltiples contenidos. Puedes comenzar por aquí y en este link para entender para que las desarrollamos.
En sonría nos entrenamos en el Desarrollo de Metacompetencias, un concepto diferenciador en lo que a competencias se trata.

6 Nuestra Concepción de Inteligencia

Del latín, intellegentĭa. La reconocemos como la capacidad para entender o comprender una circunstancia desde una perspectiva global. De pensar, entender, razonar, asimilar, elaborar información y emplear el uso de la lógica y otras capacidades.
A partir de las teorías de múltiples inteligencias un ser es concebido con un conjunto de particularidades pudiendo ofrecer inteligencias en campos diferentes. Ver tambien la teoría del Cerebro Triuno.

La trabajamos durante el Nivel 6 del Modelo MƐT® porque es una resultante que aparece en el momento en que la persona pierde la voracidad por su subsistencia y se enfoca en el proceso de facilitación de otros.

7 Sabiduría

Carácter que se desarrolla con la aplicación de la inteligencia en la experiencia propia y ajena, obteniendo conclusiones que nos dan un mayor entendimiento, que a su vez nos capacitan para reflexionar, sacando conclusiones que nos dan discernimiento de los hechos, en función que resulten edificantes para la mayor cantidad de dinámicas.

Durante esta instancia, que consideramos del Nivel 7 del Modelo MƐT®, la sabiduría y la moral se interrelacionan dando como resultado un ser que actúa con sano juicio. Algunas veces se toma sabiduría como una forma especialmente bien desarrollada de sentido común que puede comprender el valor de la unidad por sobre cualquier individualidad.

En ciencias de la información, sabiduría constituye el vértice de la pirámide constituida, de menor a mayor complejidad, por dato, información, conocimiento y sabiduría.

En la Sabiduría se destaca el juicio basado en el conocimiento y el entendimiento; la aptitud de valerse del conocimiento con éxito para dejar un legado, y el entendimiento para resolver situaciones que pueden disminuir el sufrimiento humano, evitar o impedir peligros, alcanzar ciertas metas, o servir a otros. Es el vértice opuesto a la tontedad, la estupidez y la locura, y a menudo se contrasta con estas.

Tomás de Aquino define la sabiduría como “el conocimiento cierto de las causas más profundas de todo” (In Metaphysica, I, 2). Por eso, para él, la sabiduría tiene como función propia ordenar y juzgar todos los conocimientos.

La sabiduría toma sus referencias de lo que se denomina memoria a largo plazo. En otras palabras, lo vivido ha de haberse experimentado con suficiente frecuencia o intensidad como para que no se borre de nuestro recuerdo, se inserte en nuestra integridad produciendo comportamientos éticos con intenciones que van mucho más allá de preservar la supervivencia de la persona.

Dado que la sabiduría no es una condición estática, el sabio puede cambiar de opinión y el necio, nunca, nos enseña Kant. La sabiduría, entonces, consiste en saber cuál es el siguiente paso y la virtud para llevarlo a cabo (David Starr Jordan).
Muy pronto estaremos profundizando en la distinción sabiduría y podrán constatarlo cuando el término incluya un link en color azul.

Hasta la Próxima.

Fuentes Consultadas
Modelo MƐT® – Copyright 1995-2017 Dr Fabián Sorrentino y Staff.
Real Academia Española (2014). «Talento». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. Consultado el 26 de agosto de 2013.
Wikipedia en español Internet. Consultada Febrero de 2017
Ingenieros, José (1990). Hombre mediocre. Quito: Libresa. p. 304. ISBN 978-997-880-983-9.
Orantos, Ana (30 de mayo de 2016). «La excelencia y la sobrevaloración del talento». orantos.es. Consultado el 21 de diciembre de 2016.
Sober, E. (2001). The Two Faces of Fitness. In R. Singh, D. Paul, C. Krimbas, and J. Beatty (Eds.), Thinking about Evolution: Historical, Philosophical, and Political Perspectives. Cambridge University
Press, pp.309-321. Full text
Orr HA (agosto de 2009). «Fitness and its role in evolutionary genetics». Nat. Rev. Genet. 10 (8): 531-9. doi:10.1038/nrg2603. PMID 19546856.
Hernández Carballid, Flor Alejandrina (2004). «Los Fines de la Educación. Invitación a conocer la filosofía de Alfred North Whitehead». Revista Digital Universitaria. 31 de enero de 2004. Consultado el 2007.
Naranjo, Claudio.Carácter y Neurosis, Ed. La Llave; El Eneagrama de la Sociedad. Males del Mundo, Males del Alma, Ed. La Llave; La mente patriarcal, RBA Libros.
Riso, Richard, y Hudson, Russ.La sabiduría del Eneagrama, Ed. Urano.
 

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.