Un Hub de Innovación se puede definir como un espacio para aprender, trabajar y crear. Tiene mucho en común con los espacios coworking, pero también tiene características que la diferencian y que brindan oportunidades para

  • Unir a las personas
  • Generar sinergias
  • Impulsar el avance y crecimiento

La idea de un hub es crear una subcultura, ese espacio privado donde la innovación colaborativa sea la meta principal.

Personalmente me llamó la atención lo bien optimizado que están los espacios, porque sacan provecho al más mínimo metro cuadrado, pero generando al mismo tiempo un entorno cálido y armonioso. Te invito a que veas las fotos de estos innovation hubs


.

Amalio Ray cita en su Blog las variables críticas que definen la idoneidad de estos espacios:

  • La localización es un factor determinante: hay que buscar sitios en centros urbanos, muy accesibles con transporte público, y relativamente cercanos a clientes, proveedores y socios.
    .
  • Espacio cómodo, agradable, e incluso entrañable, para que la gente quiera pasarse mucho tiempo allí. No puede ser un entorno frío, ni oficinas en forma de silos, como algunos que conozco en España. El CSI está lleno de luz natural, techos altos, construcción de ladrillo-visto, oficinas con cristaleras, suelos y separadores de madera. No hay lujos, pero sí mucho gusto en la concepción del espacio buscando que sea cálido y estéticamente atractivo.
    .
  • Un sitio con historia: Puede ser muy deseable que no sea un edificio nuevo, sino un sitio que tenga historia, que inspire un espíritu o sentido al lugar. Por eso parece más conveniente reconvertir espacios antiguos que construir uno totalmente nuevo.
    .
  • Espacios horizontales: Es preferible elegir espacios horizontales, donde la gente comparta la misma planta, y sea fácil verse, en vez de edificios en vertical, de varias plantas.
    .
  • Muebles como estar en casa: Los muebles deben ser cómodos, informales, y que transmitan armonía: sofás en lugar de sillas, alfombras cálidas, mesas grandes, pizarras a la mano, y buena luz.
    .
  • Seguridad: Reservar taquillas y lugares seguros para que los miembros puedan dejar guardadas las cosas o documentos que exigen más privacidad. Esto es importante para los que no tienen oficinas privadas, sino despachos en zonas diáfanas.
    .
  • Zonas comunes: Habilitar zonas comunes para la socialización, que sirvan para que la gente se junte y afloren oportunidades.  Esto hay que saber optimizarlo porque un exceso de zonas comunes puede poner en riesgo la viabilidad económica del proyecto (son zonas que no se rentan), pero un déficit hará el recinto muy poco atractivo porque no ayuda a construir comunidad. Según la experiencia del CSI, tiene que haber siempre un mínimo de 30% de espacio para la socialización. Su ratio, por cierto, es de 40/60 (zona común/privada).
    .
  • Animación físicaSurgen más ideas en la cocina, mientras se socializa durante las comidas, que en las reuniones. Así que el objetivo es crear las condiciones para que la serendipia haga su trabajo, por ejemplo: 1) Convertir cualquier espacio posible en pizarras (en alguna foto que saqué se ve como las puertas de los armarios se usan como pizarras), 2) Colocar en la entrada fotos de los miembros con leyendas que describen sus misiones, 3) Poner croquis que muestran dónde se sienta cada miembro, para que sea fácil localizarlo y saber lo que hace, 4) Mantener un espacio con café y té disponible de forma permanente.

Diferencias entre un Hub de Innovación y un Espacio de Coworking

Ambos ayudan a las start up y empresas en desarrollo a recortar gastos, ya que su costo aporta a las empresas un espacio propio con un conjunto de instalaciones y servicios listos para usar. Por sus características fomentan el networking y favorecen las sinergias enriquecedoras entre proyectos.

Sin embargo, los Hubs de Innovación son más que un conjunto de oficinas que reune a los emprendedores. Son espacios donde se fomenta la interacción entre los usuarios para convertir proyectos en comunidades colaborativas, por medio de los siguientes recursos:

Veámoslo en otro ejemplo:

¿Cuál es su mercado objetivo?

Más allá de brindar un espacio a quiénes están comenzando en la tarea de emprender, muchas veces operan como satélites o puntos de encuentro para un conjunto de profesionales de una organización madura, que requiere de encarar un nuevo proyecto innovador o disruptivo. El solo hecho de hacerlo fuera de los límites de la planta (cerca de otros profesionales que están emprendiendo y de sus clientes y/o proveedores) aporta un valor motivacional y sinergizante en si mismo.

.
Ubicación y Organización

Los centros de los Innovation Hubs suelen ubicarse estratégicamente en zonas de fácil acceso en un entorno atractivo. Cuentan con puestos de trabajo y todos los accesorios habituales de una oficina, como WIFI, impresoras, salas de reuniones, etc. También suele haber espacio para celebrar eventos y talleres y zonas comunes para promover la red de contactos.

Los espacios físicos se suelen complementar con espacios virtuales y redes sociales, muy en línea con las start up tecnológicas y aprovechando las comunidades globales a la vez que las organizaciones locales de cada centro.

Todo ello se organiza con un equipo de anfitriones que se encargan del buen funcionamiento de las instalaciones y que promueven las interacciones y sinergias.

Todas estas características convierten los Hubs de Innovación en espacio ideales para crear y trabajar en un ambiente creativo e innovador. La innovación colaborativa, los eventos y las sinergias aportan valor a todos los proyectos participantes.

Compilado y Vinculado por Fabián Sorrentino. Fuente Original del Artículo: Mentor Day.