Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
El origen de todo lo visible

El origen de todo lo visible

La palabra origen, que deriva del término latino orīgo, refiere al comienzo, inicio, irrupción, surgimiento o motivo de algo. A partir de este significado, el término tiene múltiples usos.

Las teorías acerca del origen son muchas y la mayoría de ellas se lleva de los pelos con la versión dogmática de las religiones. Aquí algunas de ellas.

Cosmología | Teoría inflacionaria | Big Bang | Nucleosíntesis primordial | Materia oscura | Teoría del todo

Pero el concepto de origen se aplica en muchas formas de expresión.

El origen de una persona, por ejemplo, puede asociarse a su tierra natal o a la de su familia. Por ejemplo: “El tenista de origen sueco anunció que se retirará de la actividad profesional”“Mi sueño es viajar a Galicia, la tierra de mis orígenes”“¿Cuál es el origen de este escritor? Por su acento, parecería oriundo de algún país centroamericano”.

El origen también puede referirse al principio o la causa de algo, ya sea material o simbólico: “El origen de la inseguridad se encuentra en la desigualdad y en la falta de oportunidades”“El blues y el country están entre los orígenes del rock”“Desconozco el origen de este asunto, pero ya lo averiguaré”.

En los productos el origen refiere a la procedencia del mismo.

En el ámbito cinematográfico podemos resaltar la existencia de una película que toma por título Origen y que vio la luz en el año 2010. Christopher Nolan es el director de dicha producción, protagonizada por el exitoso actor Leonardo DiCaprio, que gira entorno a la figura de un singular personaje interpretado por aquel, se trata de una persona que tiene la capacidad de adueñarse de los secretos de los individuos durante el sueño.

Esta habilidad tan singular ha hecho que dicha figura se convierta en un auténtico fugitivo al que distintos personajes intentan dar caza lo que se traduce en que nunca pueda disfrutar de una vida normal. Por eso, para poder cambiar esta circunstancia, toma la decisión de darle un giro a la capacidad que tiene. En concreto, opta por, en vez de apropiarse de los sueños de otras personas, implantar en aquellas determinadas ideas.

Sin embargo, ese cambio vital que intenta lograr no será nada fácil pues alguien, que se adelanta siempre a sus movimientos, parece intentar a toda costa evitar que cumpla con los nuevos propósitos que se ha marcado.

Por último, cabe destacar que “El origen de las especies” (o “The origin of species” en su inglés original) es un libro escrito por Charles Darwin(1809–1882). Fue publicado el 24 de noviembre de 1859 y agotó la totalidad de sus ejemplares impresos en la primera jornada que estuvo disponible. En la obra, Darwin expuso por primera vez el concepto de selección natural y su teoría de la evolución que hoy sigue siendo tan cuestionada.

El origen de coordenadas

Es el punto de referencia de un sistema de coordenadas. En este punto, el valor de todas las coordenadas del sistema es nulo. Por ejemplo, (0,0) en dos dimensiones y (0,0,0) en tres.

Sin embargo, en algunos sistemas de coordenadas no es necesario establecer nulas todas las coordenadas. Por ejemplo, en un sistema de coordenadas esféricas es suficiente con establecer el radio nulo ({\displaystyle \rho =0}), siendo indiferentes los valores de latitud y longitud.

En un sistema de coordenadas cartesianas, el origen es el punto en que los ejes del sistema se cortan.

El Orígen del Universo

En la cosmología moderna, el origen del Universo es el instante en que surgió toda la materia y la energia que existe actualmente en el Universo como consecuencia de una gran expansión. La postulación denominada teoría del big bang (gran explosión) es aceptada por la mayoría de los científicos, y postula que el Universo podría haberse originado hace unos 13 730±120 millones de años, en un instante definido.12​ En la década de 1930, el astrónomo estadounidense Edwin Hubble confirmó que el Universo se estaba expandiendo, fenómeno que el sacerdote y astrofísico George Lemaitre describió en su investigación sobre la expansión del Universo (big bang), basado en las ecuaciones de Albert Einstein, y con la teoría de la relatividad general. Sin embargo, el propio Einstein no creyó en sus resultados, pues le parecía absurdo que el Universo se encontrara en infinita expansión, por lo que agregó a sus ecuaciones la famosa “constante cosmológica” (dicha constante resolvía el problema de la expansión infinita), a la cual posteriormente denominaría él mismo como el mayor error de su vida. Por esto Hubble fue reconocido como el científico que descubrió la expansión del Universo.

El Origen del Universo, es uno de los temas más importantes de la Cosmología y continua siendo uno de los misterios más grandes de la Ciencia.

Formalmente, para que todo lo expuesto aquí pueda ser válido, los científicos necesitan de una materia adicional a la conocida (o más propiamente vista) por el hombre. Varios cálculos han demostrado que toda la materia y la energía que conocemos es muy poca en relación a la que debería existir para que el big bang sea correcto; por lo que se postuló la existencia de una materia hipotética para llenar ese vacío, a la cual se la llamó materia oscura, ya que no interactúa con ninguna de las fuerzas nucleares (fuerza débil y fuerte) ni con el electromagnetismo, solo con la fuerza gravitacional. En el gráfico de la derecha se puede ver las proporciones calculadas.

La formación de la materia

La teoría del Big Bang consiste en que el universo que antes era una singularidad infinitamente densa, matemáticamente paradójica, con una temperatura muy elevada, en un momento dado comenzó a expandirse, generando una gran cantidad de energía y materia separando todo, hasta ahora.

El Universo, después del big bang, comenzó a enfriarse y, al expandirse, este enfriamiento produjo que tanta energía comenzara a estabilizarse. Los protones y los neutrones se «crearon» y se estabilizaron cuando el Universo tenía una temperatura de 100 000 millones de grados, aproximadamente una centésima de segundo después del inicio. Los electrones tenían una gran energía e interactuaban con los neutrones, que inicialmente tenían la misma proporción que los protones, pero debido a esos choques los neutrones se convirtieron más en protones que viceversa. La proporción continuó bajando mientras el Universo se seguía enfriando; así, cuando el universo tenía 30 000 millones de grados (una décima de segundo) había treinta y ocho neutrones por cada sesenta y dos protones, y veinticuatro por setenta y seis cuando tenía 10 000 millones de grados (un segundo).

Lo primero en aparecer fue el núcleo del deuterio, casi catorce segundos después, cuando la temperatura de 3000 millones de grados permitía a los neutrones y protones permanecer juntos. Para cuando estos núcleos podían ser estables, el Universo necesitó de algo más de tres minutos, cuando esa bola incandescente se había enfriado a unos 1000 millones de grados.

La teoría de Christof Wetterich

Conocida como la Teoría de la Gran Congelación, esta nueva hipótesis surgió en 2014 de la mano de Christof Wetterich, físico de la Universidad de Heidelberg en Alemania. Según información del portal Actualidad.Rt, el físico cree que el universo es el resultado de un largo y gélido periodo de transformación y no de un fuerte estallido como afirma la teoría del Big Bang. Es decir, no emergió tras una explosión caliente, sino tras una congelación.

Teoría del Universo oscilante

Sostiene que el Universo será el último de muchos que surgieron en el pasado, después de una serie de explosiones. Fue planteada por el profesor de física de la Universidad de Princeton, Paul Steinhardt.

El momento en que el Universo se desploma sobre sí mismo atraído por su propia gravedad es conocido como Big Crunch, marcaría el fin de éste y el nacimiento de otro nuevo.

La teoría Cristiana del Creacionismo

Creencia religiosa de que el Universo y la vida se originaron «de actos concretos de creación divina».​ Para los creacionistas de la Tierra joven, esto incluye una interpretación bíblica literal de la narrativa acerca de la creación presentada en el Génesis (el primer libro de la Biblia) y el rechazo de la teoría científica de la evolución. Mientras la historia del pensamiento evolutivo se desarrollaba a partir del siglo XVIII, varias posturas apuntaron en reconciliar las religiones abrahámicas y el Génesis con la biología y otras ciencias desarrolladas en la cultura occidental. Aquellos que sostenían que las especies se habían creado por separado (como Philip Gosse en 1857) eran llamados comúnmente “partidarios de la creación” pero también “creacionistas”, como se lee en la correspondencia privada entre Charles Darwin y sus amigos. Mientras la controversia creación-evolución se desarrollaba, el término “antievolucionistas” se hizo común. En 1929 en los Estados Unidos, el término “creacionismo” se asoció originalmente con el fundamentalismo cristiano, específicamente con su rechazo de la evolución humana y la creencia en una Tierra joven (con una edad entre 5700 y 10 000 años). No obstante, este uso estuvo disputado por otros grupos, como los creacionistas de la Tierra antigua y los creacionistas evolutivos, quienes albergan conceptos diferentes de creación, como la aceptación de la edad de la Tierra y la evolución biológica entendida por la comunidad científica.

Hoy, la American Scientific Affiliation (Afiliación Científica Estadounidense), una organización religiosa prominente en Estados Unidos, reconoce que existen diferentes opiniones entre los creacionistas respecto al método de creación, mientras que reconocen la unidad en la creencia abrahámica de que el Dios Yahvé “creó el universo”. Desde los años 1920, el creacionismo literalista en Estados Unidos ha disputado las teorías científicas, como la evolución, la que proviene de observaciones naturales del Universo y la vida. Los creacionistas literalistas creen que la evolución no puede explicar adecuadamente la historiadiversidad y complejidad de la vida en la Tierra. Los creacionistas fundamentalistas de la fe cristiana usualmente basan su creencia en una lectura literal de la narrativa de creación del Génesis. Otras religiones o comparten el mito de creación del Génesis o tienen diferentes mitos de creación conducidos por deidades, a la vez que los miembros de una misma religión varían en su aceptación de los descubrimientos científicos.

Cuando la investigación científica produce evidencia empírica y conclusiones teóricas que contradicen una interpretación creacionista literal de las escrituras, los creacionistas de la Tierra joven a menudo rechazan las conclusiones de la investigación, sus teorías científicas subyacente​ o su metodología.​ Esta tendencia ha llevado a una controversia política y teológica.​ Las ramas pseudocientíficas del creacionismo incluyen la ciencia de la creación, la geología diluviana y el diseño inteligente, así como subconjuntos de la pseudoarqueología, la pseudohistoria e incluso la pseudolingüística. Los creacionistas generalmente rechazan el consenso científico sobre la evolución y el antepasado común, la historia geológica de la Tierra, la formación del sistema Solar y el origen del Universo.

La evolución teísta, también conocida como creacionismo evolutivo, es un intento de reconciliar la religión con los hallazgos científicos sobre la edad de la Tierra y la evolución. El término cubre una gama de posturas, como la del creacionismo de la Tierra antigua.

Origen del Universo según los Mayas

Si existe una cultura prehispánica importante, esa es la Maya; por lo que no podía faltar su teoría sobre el origen del universo como lo conocemos hoy en día.

Según relata el Popol Vuh, el mundo estuvo en un principio cubierto por las aguas y fueron los creadores Tepeu y Gucumatz quienes dieron origen a la tierra, las plantas, los hombres y los animales, así lo menciona el portal Sobre Leyendas.

Compilado por Fabián Sorrentino.

Fuentes:

Wikipedia y https://definicion.de/origen/

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.