Pac-Man está a un año de cumplir 40 años desde su creación y Nakamura no fue su creador, pero era considerado su “padre” porque logró darle vida y popularizarlo en todo el mundo, desde su lanzamiento en mayo de 1980, convirtiéndolo en un fenómeno global.

Pac Man: Algo de Historia

Su nombre también está asociado a lo musical, pues proviene de la palabra japonesa“paku-paku”, que se usa para describir el movimiento y ruido que hacemos al abrir y cerrar la boca cuando masticamos.

Pero si lo que buscamos es el nombre de una persona asociado a este popular videojuego, es sin duda Masaya Nakamura, el expresidente y fundador de Bandai Namco (una de las mayores productoras de videojuegos del mundo), y que falleció -según comunicó la compañía este lunes- el 22 de enero de 2017 a los 91 años.

Pac-Man fue uno de los videojuegos que trascendieron a la época dorada de los juegos arcade.

Sus ventas fueron tan altas que inspiraron dos series de televisión (“Pac-Man: la serie animada”, 1984, y “Pac-Man y las aventuras fantasmales”, 2013) que narraban las aventuras de su protagonista y una película en 3D (“Píxeles”, 2015), así como una canción (“Pac-Man Fever, Jerry Buckner y Gary García, 1981), que llegó hasta el top 10 de éxitos musicales estadounidenses y vendió más de dos millones de copias.

El videojuego llegó a tener un Récord Guinness, al convertirse en el más comprado de la historia, y todavía hoy muchos siguen sucumbiendo a la “pacmanía“. Tal es así que al poner el KeyWord “PacMan” sobre internet te encontrarás con casi 25 Millones de resultados.

Las 3 Claves del Éxito

1. La inclusión del público femenino
un hombre y una mujer disfrazados de Pac ManDerechos de autor de la imagen FRAZER HARRISON/GETTY IMAGESLa señora Pac-Man fue la primera protagonista femenina de la historia de los videojuegos.

“Pac-Man se hizo popular entre todo el mundo -jóvenes y mayores; hombres y mujeres- porque nuestra idea original era hacer un juego que se dirigiera también a mujeres y a parejas”, le contó el janponés Toru Iwatani (62), diseñador del juego, a la revista Time en 2015.

“Otorgarle a Pac-Man el poder de perseguir fantasmas les dio a los jugadores una perspectiva renovada sobre la jugabilidad, y esa idea también llamó la atención de una nueva generación de mujeres que habían ganado poderquerían ser perseguidoras, en lugar de perseguidas“.

Iwatani se dio cuenta de que los salones de juego “oscuros y sucios” de Tokio se centraban en los hombres