Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
¿Para qué compromiso conversamos?

¿Para qué compromiso conversamos?

La palabra conversar designa a la acción de hablar que llevan a cabo dos o más individuos y que generalmente busca poner al otro en conocimiento de alguna novedad, intercambiar ideas sobre alguna cuestión, o coordinar acciones, entre otras posibilidades, declara el Dr Fabián Sorrentino en el Manual del Mentor.

Una característica fundamental y sustancial, que diferencia al acto de conversar de un monólogo, es justamente el intercambio de palabras, conceptos, ideas, entre los que participan, es decir, no habla uno solo con exclusividad y además cada cual tendrá su espacio para hacerlo.

La mencionada acción de conversar se puede concretar cara a cara a partir del lenguaje oral, o llevarse a cabo de manera escrita y a través de las diferentes vías que la tecnología hoy nos propone como ser: correspondencia, correo electrónico, chat, video chat a través de la computadora o de un teléfono inteligente.

Video producido por nuestra Organización

Cotidianamente cuando hablamos de conversaciones nos referimos al acto de charlar y hablar. Al primero de los conceptos solemos darle un uso menos formal, es decir, lo aplicamos más cuando la conversación se da entre amigos. Voy a charlar con Marga cuando termine de trabajar, mientras que a hablar, si bien lo empleamos también para diálogos informales, puede aplicarse para conversaciones que proponen mayor formalidad. Voy a hablar con su profesora porque no estoy de acuerdo con la sanción.

Atributos a tomar en cuenta en una conversación
1.- Estratégica: el intercambio está concentrado en el análisis del entorno, el rumbo que debe seguir la empresa, el tipo de organización que se requiere para crecer, proyectos que deben impulsarse, la orientación del negocio, entre otros aspectos.

2.- Operativa: los contenidos de los diálogos se enfocan en metas y resultados, procesos, disposición y uso eficiente de recursos, el uso de tecnologías, productividad y asuntos tácticos que facilitan el logro de objetivos.

3.- Cultural: se enfoca en los valores organizacionales, las creencias y comportamientos que caracterizan la cultura interna, y en actividades que impulsan la motivación y el sentido de pertenencia.

4.- Individual: es el diálogo sobre las metas individuales, los resultados y logros de cada persona, su desarrollo de carrera y su formación, así de su comunidad y familia.

Estructura de la Conversación
Una conversación suele presentar la siguiente estructura:

  • Apertura: da inicio a la conversación. Indicación del deseo de entablar el diálogo mediante una invocación al destinatario. También consiste en un saludo o llamada de atención con los que se da inicio a la conversación. Además se observa cómo inicia la conversación y dependiendo el tema cuánto durara, cuáles son los temas a tratar y cómo se cambia de un tema a otro, qué propósito tiene el intercambio de información entre las dos o más personas de la conversación y en qué momento va a intervenir cada persona.
  • Cuerpo: es la parte central de la conversación, donde los interlocutores intercambian la información. También,se observa cuál es el tema central a tratar y cuánto tiempo está durando y se confirma si es el acordado en el inicio de la conversación, también cuáles son los subtemas que se van desarrollando en la conversación, es importante que todas las personas estén participando en la conversación y no solo una hable.
  • Cierre: concluye la conversación. Suele incluir una fórmula de despedida.Además se habrán abarcado todos los temas y todos los participantes sacaran conclusiones en cuanto a las diferentes perspectivas de lo hablado.

¿Que Comprendemos por Conversaciones Ontológicas?
Rafaél Echeverría en su libro: Ontología del lenguaje, reconoce estos 4 tipos de conversaciones. Cada una de ellas es tratada en este apunte: conversaciones

Tipo 1: La conversación de juicios personales.
Tipo 2: La conversación para la coordinación de acciones.
Tipo 3: La conversación para posibles acciones.
Tipo 4: La conversación para posibles conversaciones.

Pasos para crear una buena conversación
Para tener una buena conversación se debe tener en cuenta:

  • Espacio: Este se ve según la clase de conversación que se va a desarrollar, ya que en todos los sitios no se puede obtener una conversación formal o coloquial.
  • Tiempo: Depende del tipo de conversación, el tema a tratar y el número de personas participantes.
  • Propósito: Es necesario que desde el principio se de a conocer el tema y que se de a entender a qué se quiere llegar.

Conversaciones Destructivas
¿Alguna vez presenciaste o participaste de una coversación como esta?

-Mario necesito hablar con vos
-Si
-Mario ¿ me escuchas?
-Si
-Pero que te pasa ¿estás sordo? – Necesito hablarte ¿ me escuchas?
Maaaaarioooo!!!!!
Pero sí Susana te estoy escuchando ¿qué te pasa a vos, que no me escuchas a mí cuando te contesto? ¿qué querés?
Nada ahora no quiero nada. Con vos no se puede hablar . Siempre estas de ese humor para conversar conmigo. ¡Cada vez estamos más incomunicados!

Claramente esta forma de conversar en lugar de abrir oportuunidades es una forma de terminar con las relaciones… la contrapropuesta a esto son lo que conocemos como conversaciones ontológicas.

¿Qué es conversar desde la mirada ontológica?

Las Conversaciones como constructoras de las Relaciones
¿Cuántas veces se deteriora una relación porque una de las partes interpreta que el otro está cerrado a la conversación?
Conversar es la danza que tiene lugar entre el hablar y el escuchar.

Nosotros coordinamos acciones en el contexto de las relaciones a través de las conversaciones. Nada ocurre fuera de la conversación y una de las competencias claves del ser humano tiene que ver con su capacidad para diseñarlas sabiendo cuando es conveniente abrir una o cerrar otra o saber moverse a través de ellas

¿Qué hacer cuando pensamos que el otro no está abierto a conversar?
Es en este caso donde podemos “crear una conversación” para hablar acerca del hecho que nos impide acercarnos a ellos. Gran parte de nuestro poder esta ligado a la capacidad que tengamos de diseñar conversaciones.
Estas cosas ocurren cuando no están creadas las condiciones para empezar a hablar.

Crear las condiciones sería generar un contexto donde podamos conversar, buscar un momento en que ambas partes estén disponibles para eso y un lugar donde no seamos interrumpidos

¿Desde qué estado de ánimo estás generando tus conversaciones?
Tus resultados devienen de la forma de abordar tus conversaciones. Veámos como ejemplo al protagonista de de este cuento:

“El Arbol de los Problemas”
El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar mi vieja granja, acababa de finalizar un primer día de trabajo muy duro. Su cortadora eléctrica se había dañado y le había hecho perder una hora de su trabajo y ahora su antiguo camión se negaba a arrancar. Mientras lo llevaba a su casa, permaneció en silencio. Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.Al entrar en su casa, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara sonreía plenamente. Abrazó o a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. Posteriormente me acompañó hasta el auto. Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo visto cuando entramos. “Ese es mi árbol de los problemas”, contestó.”Se que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero hay algo que es seguro: los problemas no pertenecen a mi casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego . Luego a la mañana los recojo otra vez”.”Lo divertido es”, dijo sonriendo, “que cuando salgo a la mañana a recogerlos, ni remotamente encuentro tantos como los que recuerdo haber dejado la noche anterior”.de “Pequeñas Historias para Grandes Momentos”, de Walter Salama

Esta compilación de conceptos forma parte de una serie de artículos ofrecidos en la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red.

Fuentes Narrativas Consultadas:
Wikipedia | Newsletter #9 de Patricia Hashuel | Definiciones ABC
Libro: Ontología del Lenguaje, de Rafaél Echeverría.

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.