Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
¿Qué es el Aprendizaje en Servicio?

¿Qué es el Aprendizaje en Servicio?

El aprendizaje en servicio o aprendizaje-servicio es un método educativo que enfatiza el aprendizaje a través del servicio. Son tantas las maneras de organizar este tipo de servicio como las personas que creen en ello; sin embargo, las siguientes características son generalmente aceptadas como partes del concepto de aprendizaje-servicio.

  • Estudiantes o jóvenes participan en iniciativas de servicio comunitario minuciosamente organizadas.
  • Ellos reciben cierta clase de orientación o capacitación.
  • Las posiciones son coordinadas por una organización, junto con una institución educativa, programa u organización de servicio comunitario y otros grupos en la comunidad.
  • Estudiantes o jóvenes suelen ganar algún tipo de crédito o se les paga por sus servicios.
  • Los estudiantes o jóvenes informan sobre sus vivencias en el grupo—a través de diarios, grupo de debate y otros métodos–, lo cual es un componente importante que los ayuda a aprender de su experiencia de grupo.

El aprendizaje en servicio puede ser llevado a cabo en una amplia variedad de formas. Por ejemplo, un líder de la iglesia podría establecer un acuerdo con el distrito escolar local en el que los jóvenes son reclutados para trabajar en una casa de vagabundos; o una escuela secundaria podría crear un programa en el que los estudiantes avanzados colaboraran con un programa de alfabetización de adultos. En esta sección describiremos un proyecto de aprendizaje-servicio que podría servir como modelo. Lo llamamos el grupo de liderazgo comunitario.

¿Qué es un Cuerpo de Liderazgo Comunitario?

Un grupo de liderazgo comunitario conecta a estudiantes con organizaciones o iniciativas en sus comunidades. Los participantes de este grupo trabajan para las organizaciones o iniciativas por un período de tiempo pre-determinado — generalmente durante las vacaciones de verano – y se les da la oportunidad  de hacer prácticas en salud comunitaria y trabajos de desarrollo en comunidades en las que puedan tener un sentido de inversión (a menudo son sus lugares de origen).La mayoría de estos programas se establecen como arreglos a corto plazo, pero la relación entre estudiantes, organización comunitaria y coordinadores de grupo puede durar mucho más tiempo (véase el ejemplo), ya que todos van formando sólidas relaciones de trabajo y amistosas.

Aquí en el Centro para la Salud y Desarrollo Comunitario de la Universidad de Kansas​ (KU), hemos tenido nuestro propio grupo de liderazgo comunitario por varios años. El Grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas es una experiencia de campo durante el  verano (de 2  meses) para 10 estudiantes de KU, la cual se enfoca en la creación de comunidades saludables en Kansas. El proyecto recluta, capacita y apoya a estos estudiantes y  los coloca en organizaciones comunitarias locales y organizaciones de apoyo, tales como El Centro Regional de Prevención de Kansas y asociaciones vecinas. Durante estas instancias, los miembros del grupo se comunican semanalmente a través de reuniones y foros por medio de un  chat en Internet y utilizan otros recursos de asistencia técnica disponible a través de la Caja de Herramientas Comunitarias.

¿Por qué formar un cuerpo de Liderazgo Comunitario?

Hay varias razones por las cuales crear un cuerpo de liderazgo comunitario.Un grupo de liderazgo comunitario puede hacer muchas cosas:

  • Proporcionar una experiencia educativa de “la vida real”, relevante y significativa para los estudiantes que participen.
  • Enseñar valores positivos, liderazgo y responsabilidad ciudadana y personal.
  • Invitar y motivar a los estudiantes a convertirse en miembros activos de sus propias comunidades.
  • Enseñar habilidades de trabajo y preparar a los estudiantes para la vida después de la escuela.
  • Contribuir con esfuerzos de servicio social para la comunidad, el estado y más.
  • Aumentar la colaboración de la comunidad escolar y asociaciones.
  • Ayudar con la educación comunitaria.
  • Contribuir con varias horas de servicio para la gente necesitada, las agencias sin fines de lucro, compañías de sectores privados y agencias gubernamentales.
  • Darles a los estudiantes un mejor entendimiento de los problemas comunitarios y equiparlos para tomar decisiones inteligentes sobre esas cuestiones en sus posteriores carreras profesionales y vidas cívicas.

¿Cuándo es un buen momento para formar un cuerpo de Liderazgo comunitario?

Aunque se puede configurar el aprendizaje-servicio en cualquier momento, un cuerpo de liderazgo comunitario puede ser más útil después de que la organización haya creado su plan estratégico y desarrollado relaciones con socios estratégicos.Es posible puede utilizar a esos socios como grupos anfitriones para los miembros del grupo de liderazgo, y los miembros del grupo pueden darle a los socios un impulso en la realización de actividades estratégicas:  una perfecta situación en la que todos ganan.

¿Quién debería involucrarse en crear un cuerpo de Liderazgo Comunitario?

Para que un grupo de liderazgo comunitario pueda funcionar, es crucial contar con asociaciones fuertes y bien establecidas. Por lo menos se debe contar con la colaboración entre la institución u organización que recluta y apoya a los estudiantes o jóvenes y las organizaciones individuales en las que serán colocados. Por otra parte, Por otrauna asociación puede tratarse de un esfuerzo completo de colaboración comunitaria en el que las escuelas, las agencias, los miembros de la comunidad, los jóvenes, el gobierno de la cuidad y las empresas trabajan juntos para diseñar e implementar una amplia iniciativa de aprendizaje en servicio.

¿Cómo crear un cuerpo de Liderazgo Comunitario?

Apreciación del transcriptor, que no figura en el artículo: Nótese que la siguiente descripción de procesos responde al patrón del Modelo MET.

0 Si es Posible obtener Recursos y Apoyo

Un grupo de liderazgo comunitario no requiere de muchos recursos o fondos, sin embargo tenerlos realmente potencia el esfuerzo. Cuando menos, tomará algo de tiempo crear las relaciones entre la organización en cuestión, las fuentes de talento joven (como iglesias o escuelas) y las organizaciones de acogida (donde los miembros del grupo serán colocados). Asimismo, se deberá  suministrar cierta capacitación (pero que puede ser sólo una tarde de orientación) y apoyo tanto a los miembros del cuerpo de liderazgo como a las organizaciones de acogida según sea necesario.

Por otra parte, cuando se trata de suministrar recursos para poyar el desarrollo de la juventud, a las empresas comunitarias y los grupos cívicos a menudo les agrada la idea de formar un cuerpo de liderazgo comunitario. Un grupo cívico local o la organización anfitriona por sí misma puede estar dispuesta a prestar apoyo: quizá se pueda arreglar un honorario o un salario mínimo para los miembros del grupo durante su estadía. Las fundaciones regionales también pueden ver esto como un proyecto interesante. El grupo de liderazgo de KU, por ejemplo, recibió apoyo en forma de una donación por parte de una agencia estatal, y los miembros de nuestro grupo fueron ubicados en comunidades en todo el estado. Un grupo de liderazgo comunitario beneficia no sólo a la juventud y a las organizaciones anfitrionas, sino que también puede ayudar a la iniciativa o asociación organizadora a alcanzar sus metas. Teniendo en cuenta  estos beneficios, tal vez valgan la pena los esfuerzos para incrementar los recursos.

1 Identificar Organizaciones Anfitrionas y aliados adicionales, luego ver sus necesidades

El primer paso es encontrar organizaciones que acojan a miembros del grupo. Esto debería comenzarse simplemente con peticiones a organizaciones conocidas. El programa de KU, por ejemplo, conecta a estudiantes con centros de prevención regionales en todo el estado (el Centro había trabajado previamente con varios de ellos, sabía de su necesidad de un mayor número de personas y quería apoyar sus esfuerzos.) Idealmente, éstas son organizaciones con las que se ha establecido cierta relación de trabajo, pero asimismo puede ser que la idea de establecer un cuerpo de de liderazgo voluntario comunitario sea un excelente medio para comenzar una relación con otras organizaciones.

Otros socios a considerar son las organizaciones donde los miembros potenciales del grupo de liderazgo pueden ser encontrados, tales como instituciones educativas o iglesias.

Es necesario atraer a las organizaciones y otros socios anfitriones potenciales hacia la propuesta. Este acercamiento puede  darse en forma de una simple llamada telefónica, si es que se conoce bien a la gente de la organización o puede implicar una propuesta escrita más formal. Se debe explicar a qué clase de arreglo o acuerdo se quiere llegar y las responsabilidades que cada una de las partes tomará para hacerlo funcionar.Una vez que el grupo ya está establecido, es muy posible que las organizaciones mismas soliciten la oportunidad de hospedar a un miembro del cuerpo de liderazgo.

Una hoja de trabajo que ayudará a identificar socios potenciales aparece al final, en la sección de Herramientas.

Identificar las necesidades de las organizaciones anfitrionas.
El próximo paso es que tanto la iniciativa organizadora y la anfitriona desarrollen una lista de metas o actividades en las que el grupo voluntario de liderazgo comunitario puede colaborar. ¿Qué proyecto a corto plazo tienen, en el cual un estudiante voluntario pueda ayudar? ¿Hay algún proyecto en curso con el que los estudiantes puedan obtener alguna experiencia práctica? ¿Hay algún proyecto que la organización anfitriona siempre ha querido iniciar, pero nunca ha tenido el personal para intentar llevarlo a cabo (y podrían estos tipos de proyectos ser realizados por estudiantes voluntarios)?

Es importante que la organización anfitriona sea realista en términos de las habilidades de los miembros del grupo y de cuánto tiempo tendrán para completar sus tareas. Darles a los estudiantes muy poco que hacer (ej., simplemente tener que prestar atención telefónica y copiado) no les brinda la experiencia que necesitan para realmente aprender de su estadía en el cuerpo de liderazgo; darles demasiado (ej., gestionar un largo y complejo proyecto sin demasiada orientación) puede ser abrumador y frustrante. La La iniciativa organizadora y la anfitriona deben trabajar cuidadosamente en – en más de una conversación – qué clase de ayuda necesitan, qué clase de oportunidades pueden ofrecer y qué clase de apoyo pueden proveer.

Si una organización anfitriona no tiene ideas acerca de  proyectos para ofrecer a los participantes del grupo de liderazgo, puede que sea necesario que la iniciativa organizadora le ayude  con algunas sugerencias. Se puede también idear cosas que los estudiantes podrían hacer, de acuerdo a sus propios antecedentes y experiencias; ofreceremos algunas sugerencias para esto más adelante en esta sección.

2 Reclutar Estudiantes

Encontrar estudiantes para que participen en el grupo de liderazgo comunitario depende en gran medida de la intensidad de los esfuerzos que se hagan. Si sólo se busca a algunos estudiantes, simplemente se puede hablar con profesores o maestros en los correspondientes departamentos o materias (por ejemplo, salud pública, cívica, trabajo social, psicología) y pedirles que recomienden a alumnos que ellos crean puedan ser buenos candidatos para el grupo de liderazgo. Por ejemplo, si se está reclutando en una escuela secundaria, entonces las clases para estudiantes avanzados, las consejerías estudiantiles o los clubes de servicio pueden ser lugares donde reclutarlos. Si el grupo va a ser de gran escala, se puede decidir publicitar la iniciativa o usar otros métodos para promocionarla. El grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas, que ubica a alrededor de 10 estudiantes cada verano, recluta a sus estudiantes a través de folletos, de pasar la voz y de anuncios clasificados.

Es importante tener cuidado de no concentrarse sólo en los mejores estudiantes, especialmente en un programa de escuela secundaria. Se debe también buscar a estudiantes que podrán no ser de alto rendimiento o estar implicados en actividades extracurriculares pero que pueden ser altamente beneficiados al adquirir responsabilidades y al pedirles que hagan algo importante. Una gran cantidad de potencial humano se desperdicia porque nunca es reconocida. Se debe evitar caer en la trampa de crear un programa sólo para quienes ya son exitosos. La oportunidad de servicio comunitario puede hacer aparecer los talentos no vistos y el potencial de quienes han sido descartados por la escuela y la sociedad. Se debe aprovechar la oportunidad de dejarlos brillar con luz propia.

De la misma manera se debe poner cuidado en no predisponer a alguien para el fracaso. Es necesario asegurarse de que todos los voluntarios, y en particular aquellos que no han demostrado la ética de trabajo y la persistencia que pueden necesitar como miembros del grupo, obtengan el apoyo y motivación que necesitan, y de que no se les hayan asignado tareas que no puedan lograr. Se debe buscar a estudiantes que se considere puedan ser exitosos si se les brinda ese apoyo y motivación, aunque no hayan sido exitosos en el contexto escolar.

Tener un formulario de solicitud para que los estudiantes completen hace todo el proceso equitativo, ya que todos los potenciales participantes envían la misma información. Además, proporciona un medio por el cual se puede juzgar la disposición de los demandantes para este tipo de intensa experiencia práctica.El grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas requiere que cada candidato complete un formulario, escriba un ensayo acerca de la creación de comunidades saludables y envíe una constancia oficial de estudios con calificaciones, un currículum vitae y dos cartas de referencia.

Después de que los materiales para la solicitud son recolectados, se debe seleccionar a los estudiantes que posean las cualidades que se considera importantes en el grupo de liderazgo. Aquí, en KU, buscamos estudiantes que sean académicamente fuertes y que hayan demostrado experiencia o interés en el servicio comunitario.Podría ser que otras características sean importantes también, pero eso depende de las metas de la iniciativa organizadora y de los objetivos de las organizaciones asociadas.

3 Identificar los Intereses de los Estudiantes

Es necesario entrevistar personalmente a todos los solicitantes para luego evaluar sus cualidades y potencial, así como para determinar sus intereses. Éstos a menudo se relacionan con las experiencias que los estudiantes han tenido en otras actividades comunitarias o de voluntariado, pero además se debe saber más sobre sus valores, así como sus metas personales y profesionales, y de cómo podrían ajustarse a las oportunidades disponibles con el socio de acogida.Esta información debería ser útil para seleccionar a los solicitantes. La experiencia, el compromiso y la capacidad son criterios que se deben emplear en el proceso selectivo.

Si se está incluyendo a estudiantes que tiene potencial, pero que quizá aún no han demostrado su nivel de compromiso y la capacidad necesaria, se debe pensar en el reclutamiento de un modo diferente.

¿Hacer que los estudiantes muestren su compromiso en otras áreas de sus vidas? (No se aprenden trucos de patineta sin una enorme cantidad de compromiso, por ejemplo, aunque así no se demuestre compromiso para finalizar los deberes escolares. Un patinador dedicado tiene el compromiso y la capacidad que se está buscando, aunque no pueda aplicarlo a actividades escolares). ¿Puede la responsabilidad cambiar la perspectiva de un estudiante respecto de sí mismo y del mundo? ¿Podría la experiencia de servicio ayudarle a entender su propio potencial y hacerle cambiar sus prioridades? Éstas son las clases de preguntas que uno debe preguntarse si está reclutando estudiantes que podrían parecer, en algún modo, no recomendables para un grupo de servicio comunitario.

Una vez que se ha decidido qué estudiantes serán incluidos en el grupo de liderazgo comunitario, es hora de comenzar a averiguar cuáles serán sus puestos.La primera parte de esto es identificar los intereses de los estudiantes.

Parte de esto puede resolverse por medio de la revisión de la solicitud del estudiante, el ensayo y la entrevista; se puede averiguar sobre qué tipo de trabajo los estudiantes están interesados en hacer al hablar con ellos acerca de sus metas personales, problemas que les preocupan y comunidades en las que les gustaría trabajar.

Cuando se reúne toda esta información, se debe escribir, en el expediente de cada estudiante, una nota acerca de sus intereses individuales. Esto ayudará a más tarde a realizar buenas ubicaciones. El punto es unir el interés del postulante con la necesidad de la organización. Si se está reclutando estudiantes de escuela secundaria, que no han tomado responsabilidades anteriormente, se deberá analizar cuidadosamente qué organizaciones pueden proveerles el tipo de apoyo que ellos necesitan y permitirles crecer en el ámbito laboral.

Además se debe tratar de unir las personalidades de los estudiantes con la cultura de las organizaciones donde se les ubicará.

4  Capacitar a los Estudiantes

Cómo capacitar a los miembros del  cuerpo de liderazgo y en qué medida, depende de cuánto tiempo y financiación se tiene, quiénes son los candidatos y qué tipo de ubicación desean.Una manera de darles a los estudiantes universitarios ciertos antecedentes académicos sobre el  desarrollo comunitario es haciéndolos tomar algún curso universitario afín, antes de realizar su ubicación en el cuerpo de liderazgo.Los participantes del Grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas normalmente toman clases como “Desarrollo de comunidades saludables”, “Liderazgo comunitario” o “Salud y desarrollo comunitario” el semestre anterior a sus ubicaciones en el grupo.

Asimismo, los miembros del Grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas participan en una orientación de dos días luego de que sus ubicaciones han sido determinadas, pero antes de ingresar al campo.

Algunos de los temas tratados  en la orientación del Grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas incluyen:

  • Roles del grupo y de sus participantes.
  • Servicio y liderazgo.
  • Desarrollo de comunidades saludables.
  • Modelos para cambios comunitarios.
  • Grupos de discusión sobre aptitudes y tareas.
  • Ejercicios grupales para llegar a conocer a la comunidad, aptitudes facilitadoras y liderazgo y planificación estratégica y de intervenciones.
  • Evaluación comunitaria.

Algunas otras áreas que podrían ser cubiertas en una capacitación  podrían ser las de las relaciones interpersonales (particularmente el trato respetuoso hacia todos y las relaciones interpersonales con gente de diferentes orígenes y culturas), destrezas en la resolución de conflictos y hechos básicos acerca de las condiciones de vida de las personas de escasos recursos, enfermedades específicas o condiciones médicas, situaciones políticas y demás problemas de la vida real.

La cantidad y nivel de capacitación depende del tipo de candidatos del grupo (ej. estudiantes universitarios, estudiantes de secundaria, jóvenes de la iglesia).Se tendrá que medir el grado de capacitación que necesitan para prepararlos para sus ubicaciones.La capacitación que se les proporcione deberá ser extensa y general.La capacitación y apoyo para las actividades especiales (ej., diseño de página Web, desarrollo del directorio de servicios, coordinación de un evento público) durante la ubicación es responsabilidad del grupo de acogida.Se tendrá también que motivar a los estudiantes, así como disipar sus posibles temores. Algunas capacitaciones de liderazgo pueden ser también un componente importante aquí.La sección E de la Caja de Herramientas Comunitarias está dedicada al Liderazgo, Gestión y Facilitación de Grupo,  y puede ser de utilidad en este asunto.

5 Conectar a los estudiantes con las unidades de acogidas. Monitorearlos, Apoyarlos y Supervisarlos

El objetivo es alcanzar un acuerdo en el que todos ganan -es decir, que es beneficioso tanto para los estudiantes como para la organización anfitriona.Al conectar a los estudiantes con sus organizaciones de acogida, hay varios factores para tener en cuenta.

  • La experiencia, metas e intereses de cada estudiante
  • Las metas de la organización de acogida.
  • La ubicación de la organización anfitriona (intentamos unir a los estudiantes con organizaciones en sus lugares de origen o con otras comunidades con las que se sientan personalmente involucrados).

Vea los ejemplos de algunas de las ubicaciones realizadas.

Este ejemplo se encuentra también en el apartado de Ejemplos de la sección.

Ejemplo

Hay muchas maneras de conectar creativamente los interese de los estudiantes y sus antecedentes con una organización anfitriona adecuada.Por ejemplo, una estudiante que ha trabajado en el comité de un campus que se encarga de la programación de actividades recreativas podría ser ubicada en una organización anfitriona que desearía contar con ella para la organización de un concierto de beneficencia; un estudiante avanzado en veterinaria podría trabajar con la sociedad protectora de animales del condado para crear un programa de terapias para mascotas en centros locales de refugio de animales. A continuación, presentamos algunos ejemplos de cosas que los participantes del Cuerpo de Liderazgo Comunitario de Kansas (CLCK) han hecho durante su estadía:

  • Melinda Carden, una participante del CLCK durante el verano de 1999, estaba interesada en trabajar con comunidades Latinas así como con el envejecimiento. Una de las cosas que ella hizo como parte de su estadía en el Centro de Prevención Regional del Condado de Wyandotte fue crear (incluyendo la redacción y traducción) materiales de capacitación en español para abuelos adoptivos en la comunidad Hispana del Condado de Wyandotte.
  • Christina Harms participó en el verano de 1998. Antes de su servicio en CLCK, ella había realizado voluntariados con varias agencias y organizaciones que ayudan a las personas sin hogar y también había estado involucrada con la promoción de la educación en salud reproductiva. Durante su estadía en el Centro Regional de Prevención del Condado de Wichita/Sedgwick, Christina trabajó con los jóvenes sin hogar en la ciudad de Wichita para promover la concientización del SIDA y reducir el consumo de drogas y alcohol.
  • Ameshia Tubbs, quien participó en el CLCK en el verano de 1999, estaba involucrada en varias organizaciones estudiantiles en la Universidad de Kansas, las cuales se enfocaban en la cultura y asuntos de la comunidad afro-estadounidense; además también participaba activamente en su iglesia. En su estadía con la asociación Hermanos/Hermanas Mayores del Condado de Douglas, ella trabajó reclutando mentores de iglesias locales y también preparó un informe sobre el reclutamiento de gente de diversas etnias y grupos culturales.

Una vez que las conexiones están hechas, una buena manera de ayudar a los miembros del grupo y al anfitrión a crear una experiencia exitosa, es hacerlos trabajar juntos para negociar y crear un acuerdo de aprendizaje en servicio que establezca las responsabilidades de cada uno. De esta manera, cada uno tiene claro qué es lo que se espera de ellos antes de que el trabajo comience. Esta negociación les ayuda a esclarecer sus objetivos, a planificar los pasos para alcanzarlos, a determinar el nivel de apoyo necesario y a describir cómo cada uno de ellos informará si ha tenido éxito. Se puede encontrar un modelo de estos acuerdos en el apartado de Herramientas al final de esta sección.

Monitorear, Apoyar y Supervisar a los Estudiantes durante su Servicio
Aunque se tengan los acuerdos firmados de antemano, es importante monitorear a los participantes del equipo durante sus trabajos en el campo. Todos los voluntarios—y particularmente los estudiantes de secundaria y universitarios, que probablemente no tengan una gran cantidad de trabajo o experiencia de vida – necesitan apoyo y supervisión. Esta idea consiste en tener reuniones regulares (quizá semanal o quincenalmente) individuales o grupales con un supervisor de la institución (generalmente la persona que coordina el programa en cuestión).   En estas sesiones, los estudiantes pueden describir su experiencia, analizar problemas en los cuales trabajar, recibir retroalimentación, felicitaciones y apoyo por sus esfuerzos y por su progreso hacia los objetivos previstos.

Supervisión aquí no significa tener alguien que esté viendo de reojo a los estudiantes esperando a que cometan errores, sino alguien que les haga comentarios y les dé oportunidades para pensar en su trabajo, examinar lo que han hecho y determinar cómo mejorar su manejo de situaciones o personas difíciles. Es un momento para hablar de los problemas tanto del trabajo mismo como  de la gente con la que trabajan. El objetivo es mejorar el rendimiento, no culpar. Si se realiza apropiadamente, la supervisión resulta de una ayuda incalculable para los estudiantes. Debe ser una experiencia lo suficientemente disfrutable y satisfactoria para que la esperen con interés.

El programa de KU examina el progreso a mitad del verano, revisando los acuerdos para ver cuán cabalmente se están cumpliendo los objetivos de los miembros del grupo y de la organización anfitriona y para evaluar la mejor manera de apoyar a ambas partes.También nos mantenemos en contacto regular con los representantes de las organizaciones de acogida para asegurarnos de que estén complacidos con los participantes de sus grupos y su trabajo e intentamos hacer al menos una visita al sitio. Mientras más miembros del grupo sean agrupados en una sola cuidad, más fácil resulta realizar visitas y encuentros regulares con los estudiantes.

6 Permitir a los Estudiantes, Anfitriones y Patrocinadores reflexionar acerca de la experiencia.

Uno de los beneficios de los miembros del grupo es el aprendizaje que ganan de la experiencia. Para que ese aprendizaje tenga lugar debe haber reflexión sobre la experiencia, lo cual sucede en la tranquilidad, no en el calor del momento. Además de las sesiones semanales o quincenales de supervisión descritas anteriormente, se puede apoyar el aprendizaje reflexivo de numerosas maneras:

El correo electrónico, los foros en Internet, las sesiones de chat o de mensajes instantáneos pueden ser maneras fáciles de contactar a supervisores o a otros estudiantes en búsqueda de apoyo, asesoramiento o ayuda para resolver problemas que ocurren antes de la siguiente reunión.

Los diarios proporcionan un registro del trabajo de los estudiantes mientras todavía se encuentra fresco en sus mentes y los ayuda a reconstruir tanto los eventos, como sus reacciones ante ellos y a pensar en cómo podrían haber hecho las cosas de manera diferente. Estos diarios podrían entregarse periódicamente a los supervisores para que den sus comentarios y como un registro de las labores de los estudiantes y podría servir también como base para la supervisión y para aportar temas de discusión.

La información en Internet o impresa, asunto en el cual la Caja de Herramientas Comunitarias es un ejemplo perfecto, también puede ser extremadamente útil cuando se necesita resolver problemas particulares.

7 ¡Celebrar!

Este podría parecer un paso que se podría saltear, pero nosotros sentimos que es vital. Tener algún tipo de celebración les permite a todos los compañeros del  grupo de liderazgo – organizaciones de acogida, estudiantes, líderes comunitarios, educadores y otros – reunirse para reconocer a los estudiantes por su arduo trabajo y a las organizaciones de acogida por brindar a los estudiantes esta oportunidad de aprendizaje.

La celebración podría adoptar la forma de una gran fiesta o de un banquete de premiación (que es lo que el Grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas hace) o se puede proponer una propia y original manera de aplaudir los esfuerzos de todos. Como sea que se decida hacerlo, ésta debe ser una celebración por el esfuerzo de la comunidad. Vea ejemplos de un modelo de celebración más adelante.

Una vez más, este ejemplo debe estar en la parte de Ejemplos de la sección.

Ejemplo: Cena de Reconocimiento del Grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas

El Grupo de Liderazgo Comunitario de Kansas realizó su segunda cena anual de reconocimiento en el otoño de 1999 en el Hotel Eldridge, un histórico y encantador hotel en el centro del pueblo de Lawrence.

La tarde comenzó con una bienvenida e introducción a cargo de Jerry Schultz, el director del grupo y luego todos juntos disfrutaron de la cena.Después de la comida, se realizaron observaciones por parte de Reginald Robinson, el presidente del Servicio de Administración Pública de KU y de Andrew O´Donovan, el comisionado de la Oficina de Prevención de Kansas. Cada representantes de la organización anfitriona se tomó algunos minutos para elogiar a los miembros de su grupo. Esta parte del evento fue la más significativa para los miembros del grupo, ya que los representantes de la organización anfitriona habían desarrollado relaciones estrechas con los participantes.

La tarde concluyó con exposiciones de los miembros del grupo sobre el trabajo que hicieron durante su servicio y lo que aprendieron de esa experiencia.

A continuación hay algunos ejemplos de algunas cosas que los estudiantes hicieron como parte de su servicio:

Emily Williams, quien fue ubicada en la organización Calles Seguras organizó la iniciativa “¿Una salida de noche?”, un amplio evento comunitario que reunió a vecinos, al departamento policiaco y a la cuidad de Topeka.

Erica Swanholm, quien fue ubicada en la Asociación de Desarrollo Rosedale, organizó un proyecto de embellecimiento del vecindario.

Fermín Santos, quien fue ubicado en el Centro Regional de Prevención de los condados de Johnson, Miami y Leavenworth, creó un curso de concientización acerca del alcohol y el tabaco.

Kristen Elliott, quien fue ubicada con la Campaña Publicitaria sobre Normas Sociales, dirigió grupos enfocados en la creación de mensajes en los medios de comunicación para prevenir borracheras.

Los padres también asistieron al evento para ver a sus hijos e hijas recibir sus certificados de logros. Las organizaciones de acogida también recibieron certificados y reconocimientos por su apoyo a los miembros del cuerpo de liderazgo.

El programa de la cena de 1999 puede ser encontrado en el apartado de Ejemplos de esta sección.

Resumiendo

Usar el aprendizaje en servicio es una buena manera de crear un impacto positivo en la comunidad, a la vez que les enseñan a los futuros líderes comunitarios las aptitudes que necesitarán para continuar con los esfuerzos que se requieren para construir comunidades saludables. Las experiencias de aprendizaje más significativas ocurren cuando las ideas son puestas en práctica. Los miembros del cuerpo de liderazgo, después de la experiencia de servicio, regresan maduros y marcados  por dichas vivencias. Si se decide comenzar un grupo de liderazgo comunitario, estamos seguros de que será gratificante para la iniciativa organizadora, la organización anfitriona y los participantes.

Una Contribución de Chris Hampton y Jerry Schultz. Republicado de Caja de Herramientas Comunitarias.
.
Recursos en línea

Manual para Docentes y Estudiantes Comunitarios

Community colleges and service learning. American Association of Community Colleges. (1995).

Encore Leadership Corps: Promising Practices from Year One by the University of Maine Center on Aging.

Teen Leadership Corps, an example syllabus.

Recursos impresos

Crews, R. (1995). The University of Colorado at Boulder service-learning handbook. Boulder, CO: The University of Colorado–Boulder Student Employment and Service -Learning Center.

Whitaker, U. (1989). Assessing learning: Standards, principles and procedures. Philadelphia, PA: Council for Adult and Experiential Learning.

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.