Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
¿Competencias Conversacionales?

¿Competencias Conversacionales?

Conversar es hablar y escuchar a la vez. Hablar y Escuchar no son lados fijos en la conversación sino que se van intercambiando rápidamente. De este modo es posible hablar escuchando a la vez, qué nos dice la postura corporal, los gestos, las emociones. Cualquier cosa que hacemos, la hacemos conversando: con nosotros mismos o con otros, por correo, redes sociales o e-mail, declara el Dr Fabián Sorrentino en su entrenamiento para Mentores, al referirse a las competencias conversacionales.

De allí la importancia de no “caer dentro” de una conversación, sino “elegir” y “diseñar” qué conversaciones elegimos mantener en los distintos dominios que atravesamos. Esto generará, por ejemplo, en el ámbito laboral, nuevas y más posibilidades de trabajo y de intercambio con los clientes Internos o externos de la Empresa.

impacto Conversaciones
Al existir diferentes tipos de conversaciones podemos entrenarnos en utilizar la más conveniente a los resultados que perseguimos al mantenerla. Las siguientes son sólo algunas de las tipologías que es posible considerar y que resultan sumamente útiles en el diseño conversacional:

A- Teniendo en cuenta con quién:
Las conversaciones pueden ser privadas o públicas.
Las privadas, son las que mantenemos con nosotros mismos y debemos considerar si es oportuno compartirlas, debido a que si nos quedamos conversando con nosotros mismos sobre algo que es necesario compartir, se transforma en una Conversación. Las conversaciones públicas, son las que nos relacionan con el mundo y podemos identificar para su diseño las siguientes cuestiones: ¿Para qué, Con quién, Cómo y Cuándo?

Para que puedas aprender a distinguirlas en la práctica aquí van algunas preguntas:
1 – ¿Qué conversación tienes guardada y te gustaría compartir?

2 – Basándote en la conversación descrita respóndete las siguientes preguntas: ¿Para qué deseas abrir esta conversación?

3 – ¿Con quién o quiénes tienes que compartirla?

4 – ¿Cómo la compartirás y cuándo lo harás?

B- Teniendo en cuenta la apertura de posibilidades:
Toda conversación abre o cierra posibilidades o espacios de acción para quienes intervienen en ella y para otros. Por ello, las conversaciones que mantenemos y no mantenemos con nuestros clientes internos y externos, nos abren o nos cierran posibilidades de acción. Dentro de éstas podemos citar:

⃞ Conversaciones sin posibilidad, también llamadas “no generativas” debido a que suelen cerrarnos posibilidades de coordinar acciones junto a los otros.

Algunos Ejemplos: “No nos gusta el sonido de sus guitarras, no creemos en el futuro de los grupos que las utilicen ” Explicación de la compañía Decca al rechazar a los Beatles. “Mejor que usted aprenda el trabajo de secretaria o se case.” Emmeline Snively, directora de la agencia de modelos Blue Book, hablándole a Marilyn Monroe, 1944. “Creo que existe un mercado mundial para apenas cinco computadoras.”

5 – ¿Qué conversación de no posibilidad percibes que estás teniendo?

⃞ Conversaciones de Posibilidad son aquellas con las que generamos en su gran mayoría los resultados que nos proponemos. Ellas son:

⃞ “Conversaciones para coordinar acciones”, cuyo objetivo es “intervenir en el estado actual de las cosas”, lograr que algo pase,

⃞ “Conversaciones para posibles acciones” sirve cuando no sabemos cuál es el camino a tomar. Es una conversación de repliegue para encontrar maneras de cambiar el curso de los
acontecimientos. Es la conversación de “qué hacer” y por último…

⃞ “Conversaciones para posibles conversaciones” en la misma “tenemos una conversación acerca de la conversación” que necesitamos mantener con él o ella. No conversamos aún acerca del tema puntual, sino acerca de conversar de él en una próxima conversación que juntos planifiquemos.

C- Teniendo en cuenta el Propósito de la misma:
Conversación referida a la tarea es aquella que se refiere por ejemplo al acuerdo y cumplimiento de horarios, funciones asignadas, montos a percibir, acciones que juntos realizaremos, etc. sin Posibilidad. Thomas J. Watson. Presidente de IBM, 1943

Conversación referida a la persona como ejemplos podemos citar a las maneras en las que nos gusta o les gusta ser tratados, reconocimientos en el desempeño , juicios que tenemos sobre él o ella en cuanto al incumplimiento de promesas hechas, etc. Así es que, Diseñar una Conversación es una actividad que se basa en el desarrollo de competencias conversacionales. La competencia en elegir, diseñar y mantener una conversación adecuada al objetivo modifica, a menudo dramáticamente, los resultados que se obtienen.

“Si podemos llevar a cabo Conversaciones Efectivas, entendiendo por tales aquellas que nos permiten lograr
los resultados previstos, los acuerdos realizados con nuestros clientes internos y externos a la Organización, aumentarán en cantidad y calidad.” lingüísticos haciendo pedidos, ofertas, promesas o declaraciones. También seremos capaces de generar nuevas ideas que nos permitan avanzar y generaremos el contexto que sea necesario para abrir conversaciones con otros.

Si en cambio elegimos una conversación de no posibilidad quedaremos sumergidos en nuestros juicios automáticos sin poder detectarlos, no pudiendo
hacernos responsables de lo que nos sucede, teniendo
interpretaciones poco poderosas sobre nosotros mismos.

“No somos responsables de caer en juicios automáticos que sólo explican o justifican, sí somos responsables del tiempo que elegimos permanecer en ellos.”
¿Qué acciones realizarás para salir de la conversación de no posibilidad que te está teniendo?

6 – Dado que el lenguaje genera ser, ¿Cuál es el relato que contás sobre vos mismo?

7 – ¿De qué forma relatas tus conversaciones? ¿Qué competencias de las que figuran a continuación aplicas? En el caso que no uses alguna de ellas, a que eliges comprometerte, cómo y cuando?

Diferentes tipos de conversación que aparecen a partir de un quiebre
– Dominio de responsabilidad
Es la elección de hacerme cargo del quiebre o hacer responsables de este a otras personas o situaciones.

– Dominio de Juicio personal
¿Qué juicio tengo sobre mi propio poder personal?

– Dominio de Temporalidad
¿He podido ya lidiar con algún quiebre similar? Si tengo la creencia de no poder lograrlo un parámetro para observarme es fundar mi juicio a través de los 5 pasos.

– Dominio de Importancia
Démosle al quiebre la importancia que merece, no exageremos su incidencia ni tampoco neguémoslo huyendo del problema.

– Dominio de la Interpretación
Relación entre Conversación y Quiebre Orientemos rápidamente nuestras Frente a un quiebre somos llamados a la acción. Esta es la nos permite volver a restaurar nuevamente la transparencia.
Juntamente con el quiebre nos surge una gran cantidad de conversaciones. Allí nuestro poder personal se pone en juego al debatirnos entre nuestra capacidad de hacernos cargo de conversaciones para hacernos cargo y resolver el quiebre.

Narrativa personal
“Somos el relato que contamos de nosotros mismos. Si modificamos ese relato, modificamos lo que somos.” Rafael Echeverría

Como seres lingüísticos, estamos ligados a nuestra capacidad de generar sentido a nuestra vida a través del lenguaje, a través de las interpretaciones que podamos generar sobre el mundo que nos pertenece y sobre los otros.

¿Hablar o Escuchar?
Las conversaciones son una herramienta que nos permite abrir o cerrar puertas en una relación.

Como conversación entendemos el acto cuando el hablar y el escuchar están interaccionando juntos siendo que cada vez que hay alguien hablando, alguien escucha. El hablar puede provenir tanto de otras personas como de nosotros mismos.

Las conversaciones son los elementos básicos del lenguaje y son las que nos invitan a entender las diferentes maneras de ser humano ya que somos de acuerdo a nuestras conversaciones.
Desarrollamos entonces como competencias el escuchar activamente y el hablar responsablemente.

Podemos diseñar asimismo conversaciones que construyan la relación reflexionando y abriendo la posibilidad de modificar el devenir en interpretación de nuestras inquietudes. Diseñar conversaciones nos lleva entonces a detectar barreras en la relación, observar dificultades e imaginar cual puede ser el mejor camino para producir los resultados más efectivos.

Las conversaciones que tenemos con otras personas no necesariamente tienen que ser positivas, las buenas relaciones pueden incluir conversaciones difíciles y puede haber en ella espacio para los reclamos. En toda relación habrá quiebres y habrá cosas que pueden ser interpretadas como negativas o positivas que los integrantes de la misma tendrán que encarar.

Para evaluar una relación entonces, es necesario examinar las conversaciones que la producen. Una relación es edificante cuando encontramos el equilibrio entre las conversaciones privadas y públicas y cuando nos hacemos responsables de ella.

Esta compilación del Dr Fabián Sorrentino forma parte de una serie de artículos ofrecidos en la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red.

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.