Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Viaje hacia las Relaciones de Posibilidad

Viaje hacia las Relaciones de Posibilidad

Para disfrutar el viaje de la vida, creamos relaciones basadas en el amor, independientes, libres y abiertas respetando la legitimidad tanto del otro como de uno mismo declara Melina Venturini en su entrenamiento para futuros Mentor Coaches en la escuela Ser.Red.

Los seres humanos somos  por esencia seres sociales y las relaciones que creamos en el mundo son  según el espejo con el cual lo observamos y de cómo estamos siendo en ese determinado momento.

Aprendemos a relacionarnos desde nuestro nacimiento y nos formamos con los modelos mentales que se encuentran a nuestro alrededor, en nuestra sociedad, nuestra cultura. Como seres relacionales no solo creamos vínculos con otros seres humanos, lo hacemos también con nuestra espiritualidad, con las circunstancias y/o situaciones, con los objetos y con nosotros mismos como muestra este gráfico del Dr Fabián Sorrentino.

trebol

1 – En el plano espiritual
Con la fuente de significación o creadora. Refiere a cuando nos conectamos con algo más grande que nosotros mismos. Los seres humanos creamos nuestro mundo de acuerdo a nuestro sistema de creencias y utilizamos el lenguaje desde las  declaraciones, conversaciones, etc. para crear nuestra realidad. Al conectarnos con algo más grande nuestros resultados cambian. El poder de estas relaciones están basadas en la fe y la confianza.

2 – Con las circunstancias, objetos o bienes materiales
Refiere a la relación que una persona tiene con las situaciones que lo van a llevar a lograr o no mayores resultados y es la interpretación que le damos a dichas situaciones lo que nos abre o cierra posibilidades.  Esta relación se vincula con lo que culturalmente afecta a los individuos.

“Lo que resistes persiste, lo que aceptas se transforma”.- Principio Budista.

Para  relacionarnos desde la posibilidad, necesitamos hacer un cambio de observador sin importar que lugar ocupemos en el mundo, estamos para cambiar la realidad y para transformarla relacionándonos desde un lugar más poderoso.

Cuando la relación con los objetos o bienes personales viene del ego, nos limita. Como contrapartida, explorar su potencialidad nos potencia. Esto está de acuerdo al grado de conciencia que experimentamos. Cuando un individuo está apegado a una cosa, corre el riesgo de una frustración que puede ser a causa tanto de la pérdida como de la modificación inesperada de ésta. Una relación con los objetos que potencia al individuo es una relación de inteligencia e independencia de los mismos.

3 – La relación con otros
Relación interpersonales. Se basan en la capacidad que el individuo tiene para crear relaciones, y ese crear relaciones se realiza a través de sus acciones formando parte de la construcción de la identidad del mismo y, aunque  este esté condicio-

nado de acuerdo con el sistema social en que se encuentra, mediante acciones puede cambiar tales sistemas sociales. La relación creada con otros seres humanos está basada en determinadas capacidades lingüísticas, siendo esto una manifestación de la capacidad generativa del lenguaje.

4 – Con nosotros mismos
Relación intrapersonal. Nos traza el camino hacia la transformación personal. El relacionarnos desde un lugar amoroso y observarnos de una manera diferente nos lleva a una metamorfosis que no solo tiene que ver con esa relación con nosotros mismos, sino con la que generamos con los demás.

Nos relacionamos con nosotros mismos a través de conversaciones, y esas conversaciones pueden ser tanto de posibilidad como de no posibilidad. Para relacionarnos desde el espacio de la posibilidad debemos hacerlo desde el compromiso, desde nuestro propósito y desde el darnos cuenta de que todo lo que aprendimos se puede reaprender de una manera diferente, modificando la manera en que observamos las cosas, desde un lugar distinto al que nos enseñaron, aprovechando las experiencias para lograr mediante el arte de crear y crearnos a nosotros mismos, el paso hacia nuestra felicidad.

4Relaciones

Así, nuestras relaciones se forman a partir de las conversaciones que tenemos con otros, siendo que esas conversaciones que sostenemos como así también las que no sostenemos son las que generan la relación y nosotros mismos creamos relaciones a cada instante debiendo tener plena conciencia de ello. Al tener conciencia somos responsables de las posibilidades o no de esa relación.

Los seres humanos no poseemos asimismo la total libertad de tener las conversaciones que deseamos y la mayoría de las opiniones o juicios que emitimos generalmente tienen su punto de partida en la sociedad en que vivimos y con la cultura en la que nos encontramos.

El vínculo entre las relaciones personales y las conversaciones que generamos se caracteriza por tener varias consecuencias ya que nuestras conversaciones generan el sentido de nuestras relaciones, transformándolas en posibles o no.

Relaciones Interpersonales Sanas
Una de las principales características para lograr una relación sana es ser legítimos y dejar que el otro sea “legítimamente otro”. Las relaciones humanas basadas en la esperanza de que el otro cumpla con mis deseos y aspiraciones  tarde o temprano se irán destruyendo y generará angustia y tristeza para cualquiera de los individuos que integran el vínculo, incluso a los dos como así también al entorno.

Para crear una relación plena y genuina deberá haber respeto y tener como una de las competencias fundamentales la escucha, logrando reconocer las diferencias existentes en la relación y aceptando la diversidad de la otra persona. Para esto el individuo debe tomar conciencia de quien está siendo en la relación y de la  apertura que crea en la misma siendo esto no solo de la persona que uno escucha, sino de toda persona que escucha entendiendo por escucha todo lo que percibimos e interpretamos del otro en todos los dominios del SER. Esta apertura es una herramienta para crear una relación de posibilidad, libre y pura.

Para reflexionar Responde a las siguientes preguntas:
1 –  ¿Cómo son las relaciones que hoy estás generando en tu vida? ¿Son relaciones para la posibilidad?

2 –  ¿Son relaciones libres, de legitimidad o relaciones que luchan por hacer que el otro cambie y quedan varadas en un pasado eterno desgastándose y consumiéndose hasta desvanecer?

Si nos aferramos a las relaciones desde el pasado (esto es observando únicamente al otro como lo que fue y no como lo que está siendo) y únicamente a nuestros deseos, nuestras relaciones quedan varadas y sufrimos constantemente no pudiendo salir a nuevo puerto.

3 – ¿En qué relación estás varado en tu vida? ¿En qué contexto (familia, trabajo, amigos)? ¿Por qué piensas que sucede esto?

4 – ¿Para qué sigues sosteniendo conversaciones que te llevan a más de lo mismo?

5 – ¿Cómo es tu escucha, tienes apertura hacia la posibilidad?

6 – ¿Qué conversación cambiarías? ¿Te animas a hacer una declaración de posibilidad para esa relación?

Dime como te relacionas y te diré quien eres.
En nuestro camino por la vida aprendemos a ejercer roles que nos determinan nuestro carácter e identidad. Estos roles están determinados principalmente por los modelos mentales que vamos adquiriendo con la cultura y en el tiempo. Asimismo no tomamos conciencia de que la mayoría de las personas atendemos nuestras propias opiniones, caracterizándonos como algo inamovible (quien soy) en vez de vivenciar la vida, en vez de estar presentes. Esto lo hacemos cuando estamos frente a alguien con quien ya tenemos un juicio predeterminado y cerramos posibilidades en vez de tener la experiencia de vivenciar a esa persona como tal, como está siendo en este determinado instante.

melinaPara realmente vivir una relación sana propongo crear a cada instante, desde la aceptación de la conversación existente de los juicios y conversaciones que estamos teniendo para la apertura a nuevas posibilidades de acción en la relación las cuales nos harán tener un nuevo compromiso dándonos la oportunidad de  manifestarnos y dejar que el otro se manifieste desde el SER que estamos siendo.

Para distinguir las conversaciones es necesario ser rigurosos en nuestra escucha para lograr mayor poder para luego tomar acciones.

Esta escucha tendrá que ser libre de juicios, o por lo menos juicios limitantes, ya que hacer juicios todo el tiempo limita acciones y posibilidades en la relación.

Las conversaciones que el individuo se hace sobre si mismo y las relaciones son el contexto de las mismas. Estas conversaciones tienen que ser competentes y tienen que tener un nivel compromiso acorde a la transformación que deseamos generar.

¿Se puede desarrollar una relación naturalmente sin perjuicios a las partes?
Las relaciones pueden funcionar o no, en este último caso las partes se echarán la culpa o lo tomaran como un espacio de aprendizaje.

Una de las maneras de aprender de las relaciones es haciendo pedidos, ofertas o promesas, y observar los resultados de la misma comprometidos a la escucha y no a enfocarse a tener razón. Pero esto ya es tema de otro artículo.

Esta compilación de Melina Venturini, con fuente narrativa en las clases del Dr Fabián Sorrentino forma parte de una serie de artículos ofrecidos en la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red.

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.