Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
La Salud Interpretada en el Lenguaje

La Salud Interpretada en el Lenguaje

4 Caminos para Interpretar su Salud desde el Lenguaje
1 – Buscar una interpretación de la región afectada (en una inflamación de amígdalas, el cuello) e informarse sobre el significado simbólico del entorno del problema.
2 – Ir al órgano afectado, a su simbología y función (ejemplo: las amígdalas).
3 – Ir al problema de fondo y a su interpretación (la inflamación y su simbología).
4 – Consultar sobre el nombre de la “enfermedad” (amigdalitis).

La Biodescodificación es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola. Enric Corbera

Y si la enfermedad fuera la solución?
El estudio de la Biodescodificación (Bioneuroemoción) se apoya en la experiencia de numerosos investigadores y practicantes como : Anne Schutzenberger, Marc Fréchet, Groddeck , Hamer, Salomón Sellan y Claude Sabbah entre otros, que han demostrado que las enfermedades no existen como tales sino que se trata de programas biológicos cargados de sentido.

La enfermedad es un programa biológico de supervivencia para suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo.

Para definir lo que significa hemos de partir de la premisa de que en la naturaleza todo está codificado, en el universo todo es información, por lo tanto, en nuestro organismo también tienen que estar esa información.

Sabemos por ejemplo que el ADN contiene información codificada, pero hay más información a la que no hemos podido acceder, como por ejemplo, la que se encuentra en el inconsciente biológico, el cual puede activar una solución biológica de adaptación frente a shocks biológicos o emocionales, como sería el caso del ser humano.

El ser humano puede tener un shock emocional pero para el inconsciente esto equivale a un shock biológico.

La diferencia está en que un shock biológico es real y objetivo, mientras que uno emocional está en la mente de la persona y la mente no puede diferenciar entre una cosa que pasa en realidad y una cosa que creo que está pasando.

La Biodescodificación es una nueva aproximación a la salud desde un punto de vista práctico que se interesa, sin excepción, en todos los síntomas y enfermedades tanto físicas: angina, cáncer, esclerosis en placas, diabetes, alergias, etc como psíquicas: depresión, fobia, obsesiones, etc.

La Biodescodificación es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola.

Sólo sobre la base de los cuatro caminos presentados al principio, es posible apreciar el tema en toda su profundidad. Además, el proceso que va de lo general a lo específico corresponde a un arquetipo que ya ha demostrado su valía.

La mirada de la CMR (cellular memory release), por Luis Díaz
Los seres humanos fuimos entrenados para aliviar o desterrar lo doloroso e incómodo. Combatimos, resistimos, rechazamos, evitamos y negamos el dolor en otros y en nosotros mismos. “Si hay dolor, hay error. Si hay dolor hay un culpable. Si no encuentro al culpable afuera, la culpa es mía”. No nos permitimos el dolor, ni nos hacemos su amigo, y esta es una puerta milagrosa. Y el estado de presencia es el que hace posible ese milagro.

Las capas de carga emocional negativa acumuladas y almacenadas en nosotros causan muchos desequilibrios en el cuerpo y en el alma. Los seres humanos estamos diseñados de tal manera que podemos transformar muchísimo dolor y que acumularlo como lo hacemos normalmente, va en contra de ese diseño original y nos condena a vivir de una manera muy limitada y condicionada. Debajo de esas capas superpuestas de energía compactada y contraída, hay en cada uno de nosotros una fuente de poder vital extraordinaria.

Desafortunadamente, ese centro de bienestar está sofocado por capas y capas de dolor, creadas por contracciones energéticas que nos separan del estado de bienestar, que parafraseando a Jesucristo, “es una paz que va más allá de toda comprensión”.

Los portales hacia ese lugar interior se abren cuando uno permite que emerjan las sensaciones y emociones que aparecen en cada momento, observando que “lo que es, tal como es”. Permitir y aceptar lo que nos sucede no significa que nos guste o que estemos de acuerdo con ello. Aliarnos a “lo que es”, por otro lado, estimula el estar presente en nuestra vida. Ese estado de Ser trasciende lo que está sucediendo en el momento y es lo que nos conecta con la matriz que sustenta todo lo existente. Cuando estamos reaccionando ante lo que nos pasa y resistiéndolo, no estamos presentes. Estamos filtrándolo todo a través de la imagen artificial que nos han inculcado a cerca de la vida y de cómo deberían ser las cosas.

cmr

Luis Díaz, creador del método CMR, ve al ser humano como “una madeja de info-energía que es una parte indisoluble de un campo electromagnético que puede saturarse de carga emocional negativa”. A través de los años el almacenamiento reiterado de esta clase de carga hace que se estanque el flujo de energía vital, dando lugar así a una suerte de compactación de capas superpuestas. La represión de una emoción impide el movimiento natural de la energía vital. La represión conduce a un estancamiento y a una parálisis en alguna parte del campo energético y, como resultado, en los sistemas orgánicos que se alimentan de él. Cuando no son procesadas, las experiencias negativas sofocan y reducen la carga emocional positiva, lo que lleva a una disfunción en el sistema cuerpo-mente. A lo largo de nuestra vida, usamos una enorme cantidad de energía vital con el objetivo de reprimir emociones y mantener a raya la carga emocional negativa. ¿Qué pasaría si tuviéramos disponible toda la energía vital empleada en reprimir emociones negativas? ¿Qué sucedería si pudiéramos liberar toda la carga estancada en nuestras células?

Liberar la carga no es lo mismo que borrar el recuerdo de los hechos; implica liberar la energía vital atrapada, con el fin de usarla para el crecimiento y la auto-sanación.

Si todo es energía y esta energía tiene diferentes cualidades de densidad que dependen de las frecuencias en que esté vibrando, entonces nuestros pensamientos, que son una forma de energía relativamente liviana y sutil, pueden cambiar muy rápida y muy fácilmente. Una piedra, en cambio, está conformada por una energía relativamente mucho más densa y, por lo tanto, es menos proclive a cambiar.

¿Quieres Ver la interpretación Psicológica de todas las afecciones?
Consulta en el buscador general por la disfunción en la que estés interesado consultar o Descubre aquí el Glosario Completo de Afecciones.

Esta nota de Fernando Gasparoni y Fabián Sorrentino forma parte de una serie de artículos ofrecidos en la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red. Y que forman parte del Manual del Mentor.

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.