Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Liberando las Cargas en tu Vida!

Liberando las Cargas en tu Vida!

El paradigma que te propongo limpiar en este artículo, responde a una concepción del mundo como mochila. Invitándote a una reflexión acerca de las cargas que sentimos día a día y la oportunidad de pasar de una posición de víctima a la concepción de protagonista.

Cuatro consignas breves del Dr Fabián Sorrentino para los estudiantes de la carrera de Coaching y Mentoring.

“A lo largo de nuestras vidas vamos acumulando muchas cosas: penas, alegrías, tristezas, nostalgias y amores que un día fueron todo en nuestra vida y hoy por las razones que sean han quedado en sólo eso: recuerdos”. Shoshan

Esa mochila que cargamos todos los días hace que todo pese más de lo debido, por lo que la propuesta es descargarla de esas frustraciones y desamores para comenzar a caminar por la vida sin tanto peso.

¿Por qué nos cuesta tanto desprendernos de esos sentimientos que nos hacen daño? ¿Por qué no tiramos de golpe esas cosas que no nos sirven por mucho que las añoremos?¿Por qué vivimos la vida mirando hacia atrás, pensando en lo que pudimos hacer y no hicimos, en sueños abando-nados, ilusiones, trabajos y amores que quedaron atrás?… Simplemente porque no aprendimos a hacer otra cosa.

Por mucho que duela, lo que quedó atrás están en el lugar correcto: el pasado. Hay que dejar esas cosas ahí. No es saludable vivir con tantos recuerdos, con tantas amarguras.

Si alguna vez amaste y te amaron pero la relación sólo quedó en un hermoso o triste recuerdo, elige seguir, volver a reinventarte de nuevo, volver a tener sueños y esperanzas. La propuesta de este capítulo tiene que ver con soltar, aprender a no cargar tristezas sobre los hombros por las que al final te queda el cuerpo cansado, sin fuerzas.

La vida siempre nos traerá muchas cosas con las que iremos llenando la mochila a lo largo de nuestras vidas. Pero esa mochila es tuya, es tu vida, y de ti depende el peso de tu carga. Tú eres quien decide qué se mete, qué permanece dentro, y qué cosas , recuerdos y que sentimientos ya no tienen lugar en tu mochila. No es bueno ir llorando la tristeza de sueños rotos, de metas no logradas; al contrario saca y deja que el viento se lleve los dolores que nos hace pedazos el corazón.

Algunas pertenencias son muy pesadas y no debieras seguir manteniéndolas en la mochila de tu vida. Tal vez un día te diste cuenta de que todo cuanto tenías no era verdad, que el amor que soñaste no era tal, o has tenido sueños que se han visto truncados por situaciones que no has podido solucionar…

Consigna 1: Ahora describe en los comentarios un hecho del pasado, que consideras que te marcó y aún no te has desprendido de él… ¿Para qué crees que lo sigues manteniendo vivo y cuál es el beneficio secundario de sostenerlo?

Ten valentía, levántate y planta cara a la vida, despréndete de todo lo que está allí, de esas cosas que verdaderamente pesan, cosas que pesan porque cuando las miras te hacen mal. Lanza al aire esos sentimientos atrapados en tu mochila.

Deja de sufrir por quién no supo amarte, no des más de ti de lo que ya diste en esa relación. Si acabaste sintiendo un vacío, siempre habrá posibilidades de volver a empezar una mejor vida.

Deja en la oscuridad todo aquello que no te deja ver el sol, respira y suelta esos malos recuerdos, libera tu alma, deja que tú corazón vuelva a estar contento, dale una oportunidad a la vida de volver a conocer el amor, de volver a ver el mundo con buenos ojos. No importa por lo que has pasado, siempre hay razones para volver a sonreír, siempre habrá un mañana para volver a recomenzar.

Un amor no te puede disminuir, el amor fortalece.

Libérate de esa mochila que te pesa tanto y no te deja caminar. Pues ser feliz y en completitud comienza desde nuestra actitud.

Consigna 2: Escucha este tema y sintetiza lo que para ti significa “el fuego” al que el autor hace referencia.

El inventario de nuestra Mochila
La vida ha sido generosa contigo, pues una buena parte de lo que hay en ella, te lo han regalado. Seguro que también hay cosas que te han costado. Y por algunas quizás has tenido que pagar un buen precio. Pero a pesar de esto, el balance es positivo. Reflexiona lo que eres y lo que podrías ser. ¿Te satisface? ¿O bien te molesta lo que llevas dentro? ¿Tienes conocimiento de todo su contenido?

Todos llevamos en la mochila algo que nos disgusta, que nos pesa. A cada uno de nosotros nos parece que nuestro propio peso es mayor que el de los otros. Pero sólo es una percepción. ¿Qué pesa más, un kilo de hierro o un kilo de paja?

A continuación te propongo un ejercicio de auto-liberación.

Consigna 3: Toma papel y lápiz y haz un inventario de todas las cosas que llevas a diario en tu billetera, monedero, maletín, mochila, bolsillos y todo lo que lleves contigo… una sola cosa por renglón. Si hay más de una clasifícalas y pone la cantidad delante del objeto. Ahora agrega esta lista a la consigna.

¿Qué es lo que más has encontrado en ella?
Ahora te pido que anotes a la derecha de cada cosa un significado que tiene eso para ti. Si no lo conoces, anota acorde a tu intuición lo que consideras.

Ejemplo:
450 pesos = Mi cuota de Seguridad para afrontar el día.
Un Alicate = Prolijidad y Pulcritud para mis uñas.
2 Facturas de Servicios = Compromiso Cumplido o por Cumplir, acorde a si están pagas o no.

Consigna 4: Acto seguido tira todo lo que consideras que no te servirá y luego haz una marquita de color en tu lista delante de los objetos que has decidido conservar… y reponde a la pregunta: ¿Qué has aprendido de esta experiencia?

Responde las 4 consignas al pié de esta nota donde dice: Comentarios.
Nota Relacionada: La Mochila de mi vida. Un cuento de Micaela.

 

Anímate a Preguntar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.