Fabián Sorrentino – viernes, 7 de agosto de 2009, 09:39

Normalmente utilizamos la palabra aprender en contextos educativos, mientras el término aprehender lo utilizamos como sinónimo del término captura. Y no solo tomemos el término captura como figura en estos ejemplos: “Su primera acción como virrey fue la aprehender a una flotilla holandesa que… Al General Fortunato Maycotte , le tocó aprehender al General Lucio Blanco”… sino también como proceso de la percepción humana. Ejemplo: ” El idealismo trascendental de Kant (1724-1804) intentó una primera síntesis de ambos sistemas en la que el espacio y el tiempo absolutos de Newton se convirtieron en condiciones que impone la mente para poder aprehender el mundo externo”.

Rudolf Arnheim psicólogo y filósofo contemporaneo valuarte de la gestalt y la hermenéutica es quien mejor explica a mi criterio el término aprehender como parte del proceso de percepción humana. Aludiendio a que existen otras formas de aprehender el mundo. Así dice “Hay ciertas cualidades y sentimientos que captamos en una obra de arte que no pueden ser expresadas en palabras. Esto se debe a que el lenguaje no provee un medio de contacto directo con la realidad. El lenguaje solamente sirve para nombrar lo que ya ha sido escuchado, visto o pensado. En este sentido el medio del lenguaje puede paralizar la creación intuitiva y diferentes aspectos emocionales”. Y aunque personalmente no acuerdo con esto en su totalidad (ya que considero que el lenguaje no solo sirve para nombrar lo ya escuchado) tengo que admitir de que para abarcar la percepción humana utlizaremos un lenguaje donde el código por momentos será objeto de estudio de la propia hermenéutica.

Por otra parte hay algunos autores significativios para nosotros que lo utilizan como una instancia superior de aprendizaje. Cuando Marcel Mauss escoge aprehender al ser humano en su realidad concreta, lo hace bajo un triple punto de vista: fisiológico, psicológico y sociológico. Esto podría ser un incipiente punto de partida para crear la distinción.

Xavier Zubiri también utiliza el término aprendeher en un contexto diferente cuando cita: “El animal es capaz de sentir pero no de reflexionar sobre los sentidos. Otra de las características del hombre frente al animal (proporcionado por la inteligencia sentiente) es su forma natural de aprehender las cosas: la impresión de la realidad es la habitud. Todos los animales tienen su habitud (o modo de conducirse en el ambiente). La habitud intelectiva se diferencia en su substantividad (unidad de estructuras y funciones)” En este caso volvemos a encontrar la cita del término en un contexto de aprendizaje, pero diferenciándolo del término aprendizaje. En el centro de su creación la palabra aprendizaje toma para Zubiri aún más poder cuando él asume todo su pasado filosófico, rescatando los aciertos de la metafísica, de la teoría del conocimiento y de la fenomenología. Concluyendo con una nueva disciplina: la Noología. Donde la función primaria de la inteligencia es la de “aprehender” la realidad sin juzgarla.

Como podrán ver estamos frente a un interesante punto de partida para construir una nueva distinción… que porsupuesto requierirá de un proceso de investigación interdiciplinario y su posterior publicación para ser considerada como parte de nuestro programa de estudio.