Matías Gutiérrez – miércoles, 10 de agosto de 2011, 18:31

Introducción
El capitalismo surge en el siglo XVIII en países de Europa Occidente, Japón y Estados Unidos; es un sistema político, social y económico en el que grandes empresas y unas pocas personas acaudaladas controlan la propiedad, incluyendo los activos capitales (terrenos, fábricas, dinero, acciones de la bolsa, bonos). El capitalismo se diferencia del sistema económico anterior, el feudalismo, por la compra del trabajo a cambio de un salario, y ya no por la mano de obra directa que se obtenía por concepto de costumbre, tarea u
obligación (cercana a la esclavitud) en el feudalismo. Se diferencia del socialismo mayormente por la predominancia de la propiedad privada, en
contraste con la propiedad social de los elementos de producción.
En el capitalismo el mecanismo de precios se utiliza como supuesta señal que asigna recursos entre usos distintos. Las distintas formas del capitalismo dependen de, entre otros, el grado al cual se utilice el mecanismo de precios, el grado de competitividad de los mercados y el nivel de participación gubernamental en la economía.

Definición de Capitalismo:
Sistema económico caracterizado por la propiedad privada de los medios de producción y por la existencia de un mercado donde se compran y se venden mercancías, sobre todo fuerza de trabajo.(Fuente Diccionario Salvat)

Adam Smith
El filósofo escocés Adam Smith, que fue el primero en describir los principios económicos básicos que definen al capitalismo. En su obra clásica Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (1776), Smith intentó demostrar que era posible buscar la ganancia personal de forma que no sólo se pudiera alcanzar el objetivo individual sino también la mejora de la sociedad.
Los intereses sociales radican en lograr el máximo nivel de producción de los bienes que la gente desea poseer. Con una frase que se ha hecho famosa, Smith decía que la combinación del interés personal, la propiedad y la competencia entre vendedores en el mercado llevaría a los productores, “gracias a una mano invisible”, a alcanzar un objetivo que no habían buscado de manera consciente: el bienestar de la sociedad.

Carl Marx
El término (kapitalism) lo utilizó Carlos Marx por vez primera a mediados del siglo XIX. Éste sostenía que en el sistema capitalista los medios de producción (dinero, tierra, fábricas, máquinas, etc) están en manos de una clase social propietaria (la burguesía), en tanto que los trabajadores (proletarios) están desprovistos de cualquier pertenencia, lo que los obliga para sobrevivir a vender lo único que poseen, su fuerza de trabajo, percibiendo a cambio un salario. Pero Marx sostenía que ese salario que percibe el proletario no se correspondería con el valor del trabajo realizado, por el contrario, una parte del mismo (la plusvalía) se la apropiaría el capitalista, dando lugar a una acumulación de capital. El salario tan sólo permitiría reproducir la fuerza de trabajo (los obreros) y con él únicamente se atenderían las mínimas necesidades de subsistencia (alimento, vestido y poco más).

Max Weber
De acuerdo con Max Weber, se define el capitalismo por la existencia de empresas (Betrieb) cuyo objetivo es obtener el má­ximo de ganancia, y cuyo medio es la organización racional del trabajo y la producción. La conjunción del deseo de la ganancia y de la disciplina racional es históricamente el rasgo singular del capitalismo occidental. En todas las sociedades conocidas hay individuos ávidos de dinero; pero lo que ha sido raro y probable­mente original, es que este deseo tienda a satisfacerse, no mediante la conquista, la especulación o la aventura, sino utilizando la disciplina y la ciencia. Una empresa capitalista persigue la ganancia máxima mediante una organización burocrática. La expresiónganancia máxima” por otra parte no es del todo justa. Lo que constituye el capitalismo, no es tanto la ganancia máxima como la acu­mulación indefinida. Todos los comerciantes han querido siempre, en cualquier negocio, realizar los mayores beneficios posibles. Lo que define al capitalista, es que no limita su apetito de ganancia, y por el contrario está animado del deseo de acumular cada vez más, de modo que la voluntad de producción viene a ser también infinito.

Conclusión del autor:
En mi opinión, el capitalismo hoy es el sistema económico dominante en el mundo que vivimos. Ahora bien el capitalismo hace hincapié en el beneficio de los individuos que han
adquirido capital y que, con el mismo, buscan generar relaciones y negocios
para incrementar su capital.