Es un canal anormal entre dos órganos o dos cavidades naturales del organismo y por el cual corre un líquido, ya sea de un órgano a otro, o hacia el exterior del cuerpo.

La fístula se produce cuando la persona mezcla demasiado las cosas. Se deja influenciar fácilmente y le cuesta trabajo separar los hechos. Esto la confunde, la vuelve agresiva e incluso la deprime. Es importante verificar la parte del cuerpo afectada para saber en qué área predomina esta actitud. Además de consultar en este libro dicha parte, lee los párrafos siguientes.

Si sufres esta enfermedad, recibes el mensaje de cerrarte a la influencia de algunas personas que te rodean, a fin de que te des cuenta de las cosas por ti mismo. Esto no quiere decir necesariamente que dichas personas quieran perjudicarte. Muy al contrario, con toda seguridad tienen excelentes motivos, pero por el momento lo mejor para ti es que tomes tus propias decisiones. Comienza a utilizar tu discernimiento y confía en lo que quieres y en lo que sientes.

Crea tus propias experiencias. La fístula es la formación de un canal que conecta directamente y anormalmente dos vísceras (fístula interna) o una víscera con la piel (fístula externa). Para que se forme tal canal, debe haber un bloqueo importante a este nivel que perdura desde hace cierto tiempo. Inconscientemente, estaba tan ansioso, me retuve y bloqueé la vía de evacuación normal. ¿Qué es lo que se esconde detrás de mí ansiedad?

Tengo miedo de estar rechazado o abandonado, de estar ridiculizado o de engañarme. Tengo reticencias a soltarme. Tomo consciencia que, detrás de cualquier emoción, hay orgullo y cuanto más orgullo haya, más es grande mi miedo. Necesito volver a centrarme en el tiempo presente y a estar a la escucha de mi intuición. La vida es una escuela en la cual aprendo. Si bloqueo mi aprendizaje, también bloqueo mi evolución.

Fisura
Es una pequeña hendidura en la piel. Además de la definición siguiente, consulta el lugar del cuerpo afectado. Por ejemplo, si se trata de una fisura en el ano, ver problemas en el ano.

Se produce una fisura cuando la persona se siente “partida” en dos, dividida. Es posible que se sienta atrapada entre dos personas o dos situaciones. Vive en la incertidumbre ante una decisión que debe tomar. Cuanto más le duela la herida, más le dolerá la situación, pudiendo llegar a convertirse en ira.

En lugar de sentirte dividido por esa situación, es importante que averigües lo que quieres realmente y que actúes en consecuencia. Es posible que eso no convenga a todos, pero es preferible que aprendas a vivir tu propia vida en lugar de querer siempre lo que crees que los demás quieren para ti.