Sin duda contar historias funciona para conectar con el público y “generar engagement”, por eso, la práctica del Storytelling es una estrategia que la gente de Marketing emplea con frecuencia.

Pero obviamente esta herramienta no es propia de una disciplina, sino que puedes usarla en el ámbito que quieras, cuando elijas una historia como medio para comunicarte.

Cuando hablamos de StoryTelling nos referimos a la narración de historias, al acto de transmitir relatos valiéndonos del uso de palabras y/o imágenes, normalmente utilizando la improvisación y distintos adornos estilísticos.

Las historias o narraciones se han compartido en todas las culturas como medio para entretener, educar, mantener la cultura o inculcar un sistema de valores morales. Los elementos esenciales en el acto de contar historias son: argumento, personajes y punto de vista narrativo, los personajes. En este artículo te mostramos algunos ejemplos de storytelling que te servirán de inspiración:

Storytelling basado en la historia y orígenes de la marca como leyenda

Johnie Walker: “The man who walked around the world”
Un estupendo narrador, que si te fijas no deja ni un momento de caminar, nos relata la historia del caminante que se convirtió en el icono de la marca: Johnnie Walker, un gran hombre que fue ejemplo de ambición, constancia y superación en la vida. Como ocurre en las grandes leyendas, se trata de un caso de éxito no exento de esfuerzo. Esa dificultad superada es lo que emociona, conecta y empatiza con el público: una persona como cualquier otra, que sin recursos y con muchas dificultades logra salir adelante a base de esfuerzo hasta crear su propia empresa de éxito. El narrador se centra en el personaje, observarás que en ningún momento se nos recomienda o sugiere que compremos esta marca de whisky. No obstante, al resaltar constantemente los valores que tenía el protagonista de esta historia, lo que hace indirectamente es aplicar y hacer extensibles esos atributos a la marca.

En el storytelling es fundamental cuidar el contexto de la marca. En este caso, dado que el whisky es escocés, ¿qué mejor entorno para desarrollar este storytelling que la misma Escocia y contar el relato a través de un actor escocés como Robert Carlyle que además muestra claramente su acento escocés en la pronunciación?

Para incentivar la interacción con el público, este vídeo se asoció a un concurso en el que los participantes podían ganar un viaje a Escocia y conocer en primera persona la historia de esta familia. Con el mismoclaim “Keep Walking” la marca ha seguido recurriendo al storytelling a través de historias de otros personajes que continuaron “caminando” sin detenerse hasta lograr sus sueños y metas.

Johnie Walker: “The Walkers”

Lego: “The Lego Story”
Otro buen ejemplo de Storytelling basado en la historia de la propia marca y empresa es este corto de animación de Lego:

Storytelling a través de sentimientos universales

Nike: “I would run to you”
Al estilo de una comedia romántica musical, dos enamorados que se echan de menos deciden proponerse el reto de cruzar el país corriendo para encontrarse en un punto medio. No obstante, sólo consigue cumplir el reto uno de los dos personajes en escena: casualmente la persona que lleva puestas las zapatillas Nike, que además si te fijas, va tan cómoda que se permite el lujo de ir cantando plácidamente mientras que al otro personaje, que no lleva unas Nike, le resulta imposible completar la hazaña y acaba agotado en el hospital. Este es un ejemplo de storytelling donde se muestra claramente las tres fases que toda buena historia debe tener: planteamiento, nudo y desenlace. Tal como explico en mi post “Claves para hacer un buen storytelling“, ni la marca ni el producto son los protagonistas sino “actores” secundarios que sin embargo son piezas fundamentales para que el nudo de la historia se resuelva favorablemente. Lo que se pretende transmitir es la idea de que con Nike no hay reto inalcanzable.

Storytelling a través de héroes que encarnan los valores de la marca

Historias protagonizadas, no por las marcas ni por los productos sino por personas comunes como nosotros mismos o como las que podamos toparnos con suerte a nuestro alrededor. Personas que encarnan la actitud de la marca y que por eso mismo, merecen ser destacadas. No obstante, hay que tener ojo en tampoco obviar la marca o hacerla pasar inadvertida. La marca en estos casos debe formar parte de la historia a través de un papel secundario como contexto de la historia. Si la gente recuerda la historia pero no la marca a la que pertenece dicho storytelling, entonces no lo habremos sabido hacerlo bien desde el punto de vista del marketing.

Coca Cola: “Volvámonos locos

 

Lotería de Navidad: “El mayor premio es compartir” (historia completa)

 

Storytelling a través de Territorios de Marca

Son historias que tienen lugar en contextos, situaciones y momentos a los que interesa que la marca sea asociada. El objetivo es que cuando nuestro público se vea en determinadas situaciones, les venga a la mente nuestra marca.

Estrella Damm: “Vale”

 

Kas: “El último deseo de marcos”

 

Martini: “Begin Desire”

Espero que estos ejemplos te inspiren para poner en marcha tu estrategia de Storytelling, pero antes de ponerte manos a la obra, ten claro:

1 – ¿Cuál es el mensaje que vas a transmitir?

2 – Sé coherente con la personalidad y actitud que tiene definida tu organización.

3 – Piensa a quienes te diriges y pretendes conectar a través de tu storytelling porque no se trata de que la historia te resulte a ti bonita, graciosa o interesante, sino de que encaje con el perfil de público al que te diriges y buscas conmover.

Finalmente, si deseas aprender más sobre esta técnica te recomiendo esta Publicación del ITSM Storytelling.

Compilado por el Dr Fabián Sorrentino, creador del Modelo MƐT® Para su lectura en la Certificación de Mentoring de Ser.Red. Extensión bibliográfica del Manual del Mentor. Fuentes: Wikipedia, Making LoveMarks e Instituto Superior Tecnológico de Monterrey.