Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Amígdalas

Amígdalas

La amígdala es un órgano de defensa para el organismo y una barrera antimicrobiana, que está situada como centinela en la entrada de las vías aerodigestivas. La amigdalitis se manifiesta cuando las amígdalas se convierten en un foco de infección, creando problemas, especialmente al tragar los alimentos.

Esta enfermedad manifiesta la ira causada por algo que no puedes tragar. ¿Qué situación o qué persona no “tragas” en ese momento? ¿Qué píldora te parece demasiado grande para tragarla?

Si hay algo que no puedes tragar en este momento, es porque una parte de ti está demasiado involucrada en el juicio (una parte de tu ego). Alimentas pensamientos de rebelión que pueden estar dirigidos hacia ti o hacia alguien más. Estás seguro de tener la razón. Te beneficiaría vivir esta situación con más amor y aceptación. Las amígdalas, que significan “almendras” forman parte del sistema inmunitario y de la linfa (líquido que limpia el cuerpo humano), y son definidas como filtros que controlan todo lo que circula al nivel de la garganta (lo cual corresponde a la creatividad, a la comunicación).

Cuando están inflamadas, tengo dificultad en tragar y corro el riesgo de ahogarme. Inhibo mis emociones y “ahogo” mi creatividad. Hay una situación que me ahoga a través la cual inhibo mis sentimientos de cólera y de frustración. Una amigdalitis (itis=cólera) se manifiesta generalmente cuando mi realidad que trago me trae una intensa irritación a tal punto que mis filtros (las amígdalas) no pueden cogerlo todo y se vuelven rojas de cólera por no poder alcanzar un objetivo interior que estoy viviendo. Puede ser el miedo de no poder alcanzar un objetivo en perspectiva o de no ser capaz de realizar algo importante para mí, por falta de tiempo o de oportunidad.

Tengo la sensación que estoy a punto de lograr algo que me es caro (un trabajo, un cónyuge, un coche, etc.) pero temo que se me escape y que deba hacer sin ello, o que sólo pueda disfrutar de ello en parte o no totalmente, lo cual para mí “es duro de tragar”. Un conflicto interior muy intenso está “ahogado” y no expresado. Es un bloqueo, el cierre de esta vía de comunicación. ¿Tengo yo la sensación de que hay una situación que “trago equivocadamente”? Vivo en rebelión con una persona cercana a mí (familia, escuela, trabajo) incluso en revuelta.

Si soy un niño, frecuentemente tengo amigdalitis porque aún no estoy bastante consciente de lo que sucede y no tengo control sobre los acontecimientos. Vivo frustración vinculada a lo que debo “tragar” en la vida. Si quiero resolver la amigdalitis, acepto las cosas tales como son alrededor mío, tomo el tiempo de aceptar las situaciones que trastornan mi vida, con calma y serenidad.

Es posible y fácil enseñar esta actitud a los niños que están preparados para ello. Observemos que la ablación de las amígdalas significa la aceptación de tragar la realidad sin que esté filtrada o censurada (protegida) previamente. Es una carencia de protección. Debo tratar esta situación de un modo diferente que sería más armoniosa para mí.

⃞ Amígdala faríngea, también se llama amígdala de Luschka y está situada en el techo o bóveda de la faringe. En los niños suelen estar hipertrofiadas. Cuando provocan insuficiencia respiratoria nasal y deformación facial (vegetaciones) suelen extirparse.
⃞ Amígdala tubárica: también se llama amígdala de Gerlach y se encuentra rodeando el extremo faríngeo de la Trompa de Eustaquio.
⃞ Amígdala palatina: también se llama tonsila. Está situada a ambos lados del istmo de las fauces, en la entrada de la orofaringe, entre los pilares del velo del paladar. Son las conocidas en lenguaje coloquial como anginas, aunque este nombre corresponde propiamente a su estado de infección e inflamación en forma de amigdalitis.
⃞ Amígdala lingual: es el conjunto de tejido linfoide más voluminoso de la faringe y está situado en la base de la lengua.