Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Concepto de Burla

Concepto de Burla

Se asocia a palabras como la ironía y el sarcasmo, y consiste en una disposición a mirar los actos de otras personas como ridículos o tontos. Burlarse es restregarle al otro esta supuesta acción inadecuada. Incluye en general la conducta de reírse del otro. La risa se vincula con el chiste, que es una disposición humana en general valorizada. Pero el chiste en general contiene el rebajamiento de alguien. Parece haber en el chiste y en la burla una descarga de la agresividad llevada a un grado bajo que produce satisfacción y minimiza la amenaza del desquite, pero que igual tiene un grado de trasgresión, de osadía, que provoca esa excitación agradable que contiene la risa. Es habitual que las personas sujeto de burla sean los poderosos y los pomposos; pero en general aquí la burla se realiza a espaldas de ellos. En cambio otro sujeto de burla son los débiles, y aquí la burla se realiza frente a ellos. Se deja ver que la amenaza es menor o inexistente en este último caso, y alta en el primero.

Acción, ademán o palabras con que se procura poner en ridículo a alguien o algo. Ejemplos: “La maestra, cuando advirtió que Raúl le hacía burla, lo castigó de manera inmediata”, “Supongo que el presidente no hablaba en serio, ya que sus palabras fueron una burla para todos los habitantes de esta ciudad”, “Estoy cansado de recibir burlas por mi apellido”.

Es una concepto ambiguo, abierto a multitud de interpretaciones. En la interacción humana se presentan de dos formas, como algo divertido o como dañino. Cuando las burlas se realizan en un contexto de juego, y sobre todo cuando es algo recíproco, las burlas pueden ser considerados como una forma de coquetear. En este sentido lo expresa la frase «reirse con los demás, y no de los demás». En cambio la burla también puede ser utilizada contra la persona que es objeto de la burla, en asuntos tales como apariencia, peso, comportamiento, habilidades, manera de vestir, y la inteligencia.

burla2Desde el punto de vista de la víctima de la broma, esta forma de ridiculización es a menudo hiriente, irrespetuosa, y desconsiderada. Cuando la broma no es bien encajada por parte de quien la recibe, o cuando interpreta que está siendo víctima de un ataque personal, la broma se puede considera como hostigamiento o mobbing, especialmente en el lugar de trabajo, o como bullying o abuso emocional. Si se realiza en público se considera humillación.

Las burlas pueden tomarse como algo positivo o negativo de acuerdo al contexto. Cuando dos o más personas tienen confianza entre sí y están interactuando de una forma amena, pueden burlarse mutuamente sin que se produzca ningún daño. Por lo general, en estos casos la burla se toma como algo simpático que causa gracia y que resulta divertido. Supongamos que un hombre está conversando con un amigo y se confunde de nombre, llamándolo de otra forma; la persona aludida de manera errónea puede reírse y hacerle burla a su interlocutor por su equivocación, sin que eso ofenda al primero.

En cambio, cuando la burla pretende humillar al otro, se trata de una cuestión condenable y peligrosa. Un individuo puede convertirse en el centro de burlas por su religión, su vestimenta, su aspecto físico o su sexualidad, entre otras posibilidades, y esto no es agradable para nadie. Si las burlas se repiten de manera sostenida, podrá incluso hablarse de acoso. Varios ejemplos de este tipo de burla pueden encontrarse en las escuelas, cuando algunos niños son molestados por sus compañeros constantemente y se convierten en víctimas del fenómeno conocido como bullying.

La burla en el colegio
Miles de niños pasan por esto a diario, y la mayoría no sabe cómo enfrentarlo. Se levantan temprano para ir al colegio, luchando entre la necesidad de no decepcionar a sus mayores y el miedo de acercarse a ese edificio en el que sufrirán un gran número de situaciones desagradables y ofensivas que creen imposibles de evitar. La burla es como un compañero más, como una presencia que los aguarda en el colegio y que no se cansa de actuar.

Lamentablemente, tanto la actitud de los abusadores como la debilidad de los abusados tienen sus raíces en la crianza, en la forma de ser de sus mayores y en sus enseñanzas; esto hace que una situación que debiera ser un mero enfrentamiento entre dos bandos se vuelva muy compleja, como una red de valores distorsionados que se ramifica por varias generaciones y continúa haciendo daño a medida que se desarrolla. Un padre resentido que le transmite su frustración a sus hijos siembra una peligrosa semilla que no sólo no repara su propio sufrimiento sino que pone en riesgo el bienestar de terceros.

burlaEn un mundo ideal no existiría la burla. ¿Por qué reírnos de las diferencias, en lugar de aprender de ellas? ¿Qué resulta gracioso del exceso de peso de un compañero, o del tamaño de su nariz o sus orejas? ¿Realmente nuestro organismo quiere responder con la risa ante una enfermedad como el síndrome de Asperger o el mal de Parkinson? Es inaceptable que nuestra especie sea capaz de causar tanto daño gratuitamente, pero existen razones detrás de dicha maldad.

Detrás de todo abusador suele haber un abuso. Un niño que se burla ha sido víctima de burlas anteriormente, o continúa siéndolo en otro entorno. La violencia engendra violencia, un dicho popular de nuestra lengua, tan cierto como pocos, pero que no se repite lo suficiente. La burla puede parecer inocente, pero es tan grave que puede llevar al suicidio o a la depresión, si es que no se canaliza afectando a más gente.

Qué es, Significado y Concepto http://definicion.de/burla/#ixzz48rcekyZS

Diferencias entre Burla y Bulling
Bromear es una forma de comunicación, Bullying tiene el propósito de humillar.

El bullying verbal es diferente de bromear. No es una forma de relacionarse o hacer amigos sino lo opuesto. El objetivo es ridiculizar a la víctima y hacer sentir mejor y más poderoso al abusador. Puede comenzar como una broma negativa, pero cuando la broma se hace repetidamente con la intención de humillar, intimidar o asustar se transforma en bullying.

El acoso verbal incluye insultar a la víctima, burlarse y el acoso sexual. Puede pasar en persona, a través de un mensaje de texto y en línea, a través de las redes sociales el correo electrónico.

Bullying es un tipo de abuso de poder. La víctima, usualmente, no ha provocado al abusador o bully. Tampoco es capaz de defenderse a sí mismo. Los abusadores no ceden porque su intención es hostil y su meta es mandar y controlar.

Los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención son blanco fácil.

Los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención son más vulnerables de ser abusados que otros chicos. Ellos sobresalen en la escuela debido a los apoyos adicionales que reciben, y pueden manifestar síntomas de baja autoestima. Otros chicos, como los que tienen ADHD, pueden ser el blanco de burlas o acosados por ser inquietos y perturbadores.

Ciertas dificultades de aprendizaje y de atención pueden dificultar que los chicos vean la diferencia entre bromear y bullying e, incluso, que se den cuenta de que les están haciendo una broma. Otros chicos pueden encontrar difícil poder controlarse si la broma les molesta.

Saber la diferencia entre bromear y bullying es clave. Usted puede ayudar a su hijo a entender qué está pasando y cómo responder. Si sospecha que es víctima de acoso, hay maneras de enseñarle a defenderse. También puede trabajar con la escuela para terminar con esta conducta.

Palabras en la familia de la burla: escarnio, ironía, desprecio, bufonada, carnavalada, sarcasmo, engaño, fraude, chunga, mofa, chacota, desaire, chiste, cuchufleta, broma, chirigota, novatada, inocentada, chanza, sátira, rechifla.

Puntos clave
Cuando las bromas se realizan de una manera positiva pueden, de hecho, ser buenas.
Las bromas afectuosas son una manera de comunicarse, mientras que las bromas para influenciar son una forma de modificar una conducta.
Los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención son más vulnerables a ser víctimas de bromas negativas y acoso (bullying).

Autora: https://www.understood.org/es-mx/about/authors/melissa-a-kay
2da Fuente:  Diccionario de Emociones, Actitudes y Conductas de la Universidad Bolivariana.