Simboliza la espiritualidad y la intuición. Se utiliza en cromoterapia para calmar el sistema nervioso, tratar el insomnio y los trastornos psíquicos como la esquizofrenia; estimula la fabricación de leucocitos, elimina toxinas, cura inflamaciones y la ciática.

Su uso se recomienda para angustias emocionales, celos, envidias, nerviosismo, miedos sin causa, asma, bocio, cataratas, cistitis, estados de cólera, enfermedades del cuero cabelludo, inflamación de los nervios, epilepsia, insomnio, indigestión, irritación de la piel, lumbago, meningitis, neumonía, pérdida de memoria, problemas reumáticos, de la vesícula, del bazo y los riñones, debidos al frío o a la humedad, desintoxicación de la sangre, tumores, cáncer y SIDA.

Es un color de corta vibración y se trata de un color místico, especialmente importante en la meditación, la inspiración y la intuición. Médicamente se utiliza para la linfa (complementario del amarillo.) Es un reconstituyente del bazo, muy importante para las mujeres con menopausia.

Cuando se estimula el bazo, también se estimula la gonadotropina, una hormona de la pituitaria, muy importante en el área genital.

Enfermedades que se pueden tratar mediante el color “violeta”: la epilepsia, la meningitis, la conmoción, retortijones, reumatismo, tumores, debilidad de los riñones y de la vejiga. Purifica la sangre intoxicada. Estimula la intuición y la inspiración.

Trata la conmoción, el insomnio, al locura, la ciática, la meningitis, la caspa, el escorbuto, las cataratas, la diuresis y la leucorrea. Problemas de los ojos; dolencias de los oídos y de la nariz; parálisis facial, dolencias nerviosas como el Parkinson; convulsiones infantiles, y también las dolencias mentales; delirium tremens, obsesión, purifica la corriente sanguínea física y es un agente liberador mental.

Trata las cataratas, la sordera, la pérdida del olfato, la hemorragia nasal, la parálisis progresiva, la obsesión; la dispepsia, la tos irritante, la fiebre mucosa, la neumonía, las alucinaciones, la melancolía, la manía, la hipocondría, la demencia senil, la histeria, la epilepsia, los abusos sexuales, etcétera.

También tiene efecto anestésico. Además es eficaz contra la anemia. El ultra-violeta, de reconocidas propiedades antimicrobianas, es utilizado para la esterilización de algunos alimentos y del agua. Puede ser útil en hiperexcitabilidad nerviosa. El púrpura tiene su principal acción sobre los riñones y pulmones. Otro punto a considerar es el de la intensidad de la fuente luminosa, al mismo tiempo que el color, y esto es particularmente importante en el tratamiento de los tumores.

El color azul es el que posee un mayor poder de inhibición. En la oscuridad, aplicando luz azul, los tejidos normales se desarrollan moderadamente, mientras que los tejidos neoplásicos dejan de desarrollarse.

En el campo de la medicina estética se obtienen efectos óptimos sobre acné, estrías, piel grasa, arrugas, eritrosis, etc. En el caso de la celulitis, el masaje bajo luz azul resulta menos doloroso y se obtienen resultados inmediatos y controlables desde la primera aplicación.