El mundo como máquina.
Una cosmovisión de la eco-filósofa Joanna Macy
(planteado en Whath the bleep II)

También conocido como la modernidad, el mundo es mirado como una colección de objetos inanimados que interactúan en las formas previsibles, mecanicistas basadas en las leyes matemáticas (desarrolladas principalmente por Isaac Newton y así conocidos como Newtonianianos, o física clásica). Introducido en el siglo diecisiete por Descartes, Newton, Bacon, y otros, la modernidad estableció una discontinuidad entre la mente y la materia, lo subjetivo y lo objetivo, y finalmente entre la ciencia y la religión. A través de siglos de lucha entre un creciente ola de empíricos que batallaron en contra de una teología arraigada, una tregua inquieta fue desarrollada. La ciencia afirmó el dominio del mundo físico, la religión reclamó el dominio del mundo mental.

Compilado por Fabián Sorrentino – domingo, 21 de febrero de 2010, 21:14