Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Elemento Éter

Elemento Éter

Eter es la condición del espacio y del tiempo para que algo pueda existir. Es el inicio del proceso de manifestación. Si piensas en la secuencia de los elementos hasta ahora descriptos, el éter es el más sutil de ellos. El éter es el “guiño de ojo” entre el padre y la madre cuando se ven por primera vez, ese momento misterioso que les permitirá llegar hasta el momento de la concepción.

Ocurre mucho antes de que haya algo preciso, mucho antes de que aparezcan el resto de los elementos.

La energía del éter es la fuerza que fluye constantemente desde las profundidades del Universo, uniendo al hombre con la Creación.

Aparece en los espacios huecos del cuerpo humano, incluido el centro de la columna espinal, las venas, las arterias, los nervios, los órganos internos y las distintas cavidades corporales, representan el elemento éter. Los tres polos eléctricos del cuerpo asociados al éter son: la cabeza (+), el sacro(neutro) y el arco plantar de los pies (-).

El éter es una substancia extremadamente ligera que ocupa todos los espacios vacíos como un fluido. En las Ciencias Ocultas, el éter atrae y favorece el pensamiento mágico y todo lo relacionado con la espiritualidad y el misticismo.

Para algunos alquimistas

Era la quinta esencia o quinto nivel de vibración, el más sutil de los cinco elementos – tierra, aire, fuego, agua y éter. Empíricamente, el espacio sutil o etérico, plasma fluido que llena el universo, interno y externo. Esotéricamente, la mente, el estrato superconsciente que sostiene todo lo que existe potencialmente o realmente, donde todas las transacciones son grabadas. (AKASHA)

Según Aristóteles es una substancia divina e indestructible, su espacio natural son los cielos, donde se forman las estrellas y otros cuerpos celestiales. Era el alma del mundo y toda la vida emanaba de él. Éter es la energía de la que somos hechos con la que estamos conectados.

Chamanes, indios, brujos antiguos (mediante rituales se conectaban a esta energía y podían pedir pequeños favores como curar a alguien de alguna enfermedad no muy grave), quien recuerda a los indios con sus danzas de la lluvia para atraer el agua, algo que sonaba bastante loco ahora no lo suena tanto, mediums conectados a esta esencia pueden hablar con gente en otro lado o incluso gente muerta.

La energía cósmica EL ORGON (antiguamente conocido como el éter) fue descubierta científicamente por Wilhelm Reich, lean toda su obra, fue asesinado justamente porque descubrió como se manipula al ser humano desde que nace, al contrario con la energía cósmica se demuestra que NO HAY ESPÍRITUS NI FANTASMAS, todos los seres vivos tenemos la energía vital el ORGON

El concepto de éter se encuentra relacionado con el concepto de la mecánica cuántica,ámbito a partir del cual se crea toda la materia, y en el que toda la materia se resuelve.

El akash, akasha, éter es paradójico: existe y sin embargo no existe. Es la fuente de todos los demás elementos, el depósito de la energía creativa del universo, pero no interactúa con los demás elementos.

La principal cualidad del éter

Es el sonido, término que aquí implica los ultrasonidos, los audibles, los rayos UV, X, Gamma, las microondas y la radiación cósmica. Sólo las vibraciones más lentas y de frecuencia más baja pueden pasar por las substancias más densas, como la tierra, pero todas las mencionadas vibraciones lo pueden hacer a través de akash.

Antes de Einstein, los físicos pensaba que las ondas de luz, como las ondas en el agua, eran ondulaciones en un medio: en lugar del océanos, propusieron la existencia del éter luminífero, alguna forma de sustancia que soportaba la propagación de las ondas electromagnéticas. Si la idea hubiese sido cierta, podría imaginarse que hubiese un único marco de referencia en el cual el éter está en reposo, mientras que se mueve en el resto de marcos; por consiguiente, la velocidad de la luz dependería del movimiento a través de ese éter.

En la mitología griega, el Aether (en griego antiguo , ‘quemar’) era uno de los Protógonos, la personificación del ‘cielo superior’, el espacio y el paraíso. Es el aire alto, puro y brillante que respiran los dioses, en contraposición al oscuro (‘aire’) de la Tierra que respiraban los mortales.

Compilado por Fabián Sorrentino