Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu
Estrabismo

Estrabismo

El estrabismo (ojos bizcos) es la incapacidad de fijar un objeto con tos dos ojos; éstos funcionan de manera independiente y no en coordinación.

La expresión “bizquear sobre algo” significa: Echar miradas llenas de codicia o de envidia. ¿Te corresponde esta definición? ¿En qué área eres dado a envidiar a los demás? También se ha observado que la persona con estrabismo tiene dificultad para hacer funcionar los dos hemisferios del cerebro al mismo tiempo, sea en su nivel emocional o en el racional. Por lo tanto, le cuesta trabajo ver las cosas como son. Quizás las vea de acuerdo con lo que siente, o que incluso las interprete con su intelecto, el cual sólo puede basarse en lo aprendido, en lo que está en la memoria. Estos son los diferentes significados del estrabismo, según el ojo que bizquea y hacia el lado en que lo hace.

EL OJO IZQUIERDO QUE BIZQUEA HACIA ARRIBA: Denota una emotividad sentimental superior al promedio.

EL OJO DERECHO QUE BIZQUEA HACIA ARRIBA: Denota una emotividad intelectual y un sujeto cuyo pensamiento divaga con facilidad.

EL OJO IZQUIERDO QUE BIZQUEA HACIA AFUERA: Denota una actividad instintiva sin relación con la mente. La gran sensibilidad del sujeto es la que ordena la acción en detrimento de su palabra, sin que por esto haya mala voluntad por su parte.

EL OJO DERECHO QUE BIZQUEA HACIA AFUERA: Denota una relación torpe entre la mente y el objeto enfocado. Esto se traduce en un esfuerzo intelectual destinado a compensar el esfuerzo normal del ojo derecho. La mente da vueltas. Puede haber tendencia a la depresión.

EL OJO IZQUIERDO QUE BIZQUEA HACIA ADENTRO: Denota un complejo de inferioridad generado por el temor. Esta persona se basa demasiado en su parte sensible y se olvida de una gran parte de sí misma.

EL OJO DERECHO QUE BIZQUEA HACIA ADENTRO: Denotar una enorme sensibilidad; la mente y la atención del sujeto están demasiado dirigidas a su propia persona. Es un sujeto apto para ser batallador y rencoroso.

EL OJO IZQUIERDO QUE BIZQUEA HACIA ARRIBA Y HACIA AFUERA: Denota un sujeto irracional y soñador que no tiene noción del tiempo.

EL OJO DERECHO QUE BIZQUEA HACIA ARRIBA Y HACIA AFUERA: Denota una mente irracional, indisciplinada e incluso amoral.

Como el estrabismo se desarrolla durante la niñez o la adolescencia, es fácil deducir que el bloqueo parte de ahí. Si se presenta en el lado derecho, es más probable que este problema tenga relación con los estudios y que, por lo tanto, esté influido por tu vida escolar o por la forma en la que quieren que aprendas en casa. Si es del lado izquierdo, el problema se relaciona más con tu vida afectiva: con tus padres o con la familia. Además de hacer ejercicios físicos para enlazar las funciones de los dos hemisferios de tu cerebro (con un kinesiólogo educativo), es importante que revises las decisiones que tomaste durante tu infancia en base a lo escrito acerca de los bloqueos emocionales.

Acepta la idea de que tú fuiste quien no quería ver las cosas o las personas tal como eran. Por otro lado, ahora, que ya no eres como en la época en la que tomaste esa decisión, puedes optar por nuevas alternativas que te ayudarán a ver con más precisión lo que pasa en ti y a tu alrededor. El estrabismo denota contradicciones e incertidumbres frente a mis relaciones con mi entorno, una lucha perpetua entre una necesidad de soledad y la de estar admirada, un deseo de independencia confrontado con el miedo a estar solo. La dulzura del silencio está constantemente en contradicción con esta necesidad de preguntar. Aprendo a discernir mis auténticas necesidades y a sentirme bien en cualquier situación que sea.

Estrabismo Convergente:
El estrabismo convergente (o ser bizco) es una desviación de los ojos hacía la nariz. Implica generalmente que me niego a ver las cosas tales como son en realidad, frecuentemente a causa de la inseguridad que representan para mí. Puede que, de este modo, desee escapar a personas que considero amenazadoras para mí.

Según el ojo que se desvía, puedo descubrir ciertos aspectos de mi personalidad. Si se trata del ojo izquierdo que se gira hacia el interior, soy una persona temerosa padeciendo un fuerte complejo de inferioridad. Si, al contrario, es mi ojo derecho, soy probablemente muy susceptible y rencorosa.

Es un modo de centrar toda mi atención y mi inteligencia sobre mí o sobre una cosa o sobre una persona que he de vigilar constantemente. Un ojo izquierdo bizqueando en sumo grado hacía arriba revela que soy un soñador, irracional y sin noción del tiempo. Si se trata de mi ojo derecho, soy una persona indisciplinada y dotada de una inteligencia irracional.

El estrabismo también tiene por efecto el ver las cosas solamente en dos dimensiones. Para unificar mi percepción, tengo interés en observar las cosas bajo todos los ángulos y aceptar la realidad. Me vuelvo atento a todos los mensajes que me transmite mi cuerpo y vuelvo a descubrir los placeres de una visión de la vida en su globalidad.

Estrabismo Divergente:
Como para el estrabismo convergente, el estrabismo divergente es también una desviación de los ojos pero, esta vez, hacía el exterior. Revela también un miedo a mirar el presente de cara. Cuando es el ojo derecho que está afectado, esto revela un esfuerzo intelectual puesto en acción para facilitar la relación entre la inteligencia y la situación. Tengo la sensación de que mi inteligencia da vueltas, lo cual puede inclinarme a tener tendencia a la depresión. Si se trata más bien de mi ojo izquierdo, soy una persona de una gran sensibilidad. Hago las acciones en función de esta sensibilidad. Acepto vivir el momento presente y mirar cada situación de cara. Mi sensibilidad me permite de ahora en adelante tomar las decisiones inteligentes, sabiendo que estoy constantemente guiado y protegido.