Constructo psicológico que refiere a un conjunto dinámico de características y patrones conductuales derivados del temperamento, carácter y los sistemas de valores internalizados (súper yo).

En esta definición excluímos al conjunto de características físicas o genéticas que determinan a un individuo, es su organización interior la que nos hace actuar de manera diferente ante una o varias circunstancias.

perso
La personalidad ha sido representada a veces con el símbolo de una máscara.  Ver conceptos de C.G. Jung

A la estructura de personalidad de un individuo subyacen dos precondiciones: Estructurales y Dinámicas.

⃞ Precondiciones estructurales: grado en que se hayan integrado e internalizado, a través de las relaciones tempranas, el si mismo y las relaciones objetales; llegando en el caso de la personalidad normal (y neurótica) a la constancia objetal, objetos internalizados totales.

⃞ Precondiciones dinámicas: se refiere a la organización de los impulsos (libido y agresión) que se van activando en las relaciones objetales tempranas. En la estructura de personalidad normal se da una integración de la agresión y la libido bajo la dominancia de los impulsos libidinales.

Patrón característico de pensamientos, sentimientos y conductas de un individuo que persisten a lo largo del tiempo y a lo largo de las situaciones.

perso2
La personalidad produce una coherencia en la conducta en contextos diferentes. Por ejemplo, una mujer puede encontrase en situaciones diferentes: Como médico atendiendo a niños, como esposa al interactuar con su pareja y como madre al criar a sus hijos; en todas ellas se muestra cálida, solícita.

Gordon Allport (1961): La personalidad es la organización dinámica, dentro del individuo, de los sistemas psicofísicos que crean patrones característicos de conductas, pensamientos y sentimientos.

Analicemos la definición:
– No es sólo una acumulación de partes y piezas: tiene una organización.
– No se limita a estar ahí: tiene procesos.
– Es un concepto psicológico, pero está intrincadamente unida al cuerpo físico.
– Es una fuerza causal; ayuda a determinar la forma en la que el individuo se relaciona con el mundo.
– Se muestra en patrones, recurrencias y sentido de coherencia (o continuidad interior).
– No se muestra de una sino de varias maneras, en conductas, pensamientos y sentimientos.

perso3

Eysenck y Eysenck (1987) definen la personalidad como una organización dinámica del carácter, temperamento, intelecto y físico, más o menos estable y organizada, de una persona que determina su adaptación única en el ambiente.

La Definición de la personalidad dada por Eysenck gira alrededor de cuatro patrones de conducta: el cognitivo (Inteligencia), el conativo (carácter), el afectivo (temperamento) y el somático (constitución) de este modo, la personalidad es “la suma total de los patrones conductuales presentes o potenciales del organismo, determinados por la herencia y el ambiente, se origina y desarrolla mediante la interacción funcional de los sectores formativos en que se originan estos patrones conductuales”.

La psicología de la personalidad empieza como una disciplina científica en los años 30 hasta los 40 predominan los grandes teóricos de la psicología de la personalidad en esta etapa se habla del rasgo psicológico. En la década de los 40 a los 50 se caracteriza por el predominio de las grandes teorías factorialistas encontrar los factores relevantes de la personalidad. Dedada de los 60 a los 70 durante este periodo se impuso la perspectiva dimensional de la personalidad y se desarrollan los tests de base psicométrica más reconocidos, también se inicia el movimiento de crítica al concepto de rasgo, se desintegra en la investigación el tópico de la personalidad como algo interno al individuo y como constructo complejo sustituyéndose este estudio de forma compleja por el estudio de aspectos parciales de la personalidad con relación a situaciones concretas. Década de los 80 se desarrollan el paradigma interaccionista como respuesta a las críticas mutuas que se hacían a los modelos de los rasgos y a los situacionistas, se reconoce que hay algo innato y también que hay factores ambientales o externos. Años 90 revitalización del estudio de los rasgos de personalidad pero con la voluntad de asumir las críticas que se habían recibido desde los modelos ambientalistas. En la década de los 90 vuelve a interesar las teorías de los rasgos el modelo de los rasgos de personalidad se confunde en sus orígenes y en sus postulados centrales con la psicología diferencial, estos modelos de los rasgos postulan que son disposiciones latentes, estables y son los principales determinantes de la forma en que actúa un sujeto.

Compilado por Fabián Sorrentino